viernes, 16 de febrero de 2018

¿Querés Ser Famoso o Referente?






Primero nos vendieron el éxito, luego la riqueza y ahora la supuesta fama, como si cualquiera de las tres, fuera igual para todos y cada uno de los seres humanos que habitamos este planeta, o como si obtener alguna de las anteriores, nos permitiera tomar el sol a dos manos. Por eso el día de hoy, quiero mostrarte cómo desde la perspectiva de la marca personal, la visión está bastante distante de estas nocivas creencias.


Una marca personal no debe buscar ser exitosa, porque el éxito es tan subjetivo como la belleza. Realmente lo que debe buscar, es encontrar el sentido de su vida y entregarse a ello al 200%, con pasión, convicción y una total coherencia, dejando de lado querer vivir la vida de otros, encajar en patrones de imposición social o cualquier cosa que se le parezca. Entonces te reitero no seas exitoso, mejor haz la construcción estructura de tus metas y objetivos, que por ahí, si es el camino.


Para una marca personal, la riqueza no es el fin, simplemente es un medio o un resultado de sus actos. Aunque es claro que las cuentas, las tarjetas, los proveedores, los compromisos no se pagan con buenos deseos, sino con dinero, también es bueno saber desde el primer día, hasta donde llegaríamos por obtener dichos recursos y cuanto poder tendrá sobre nuestra vida. Rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita; simplemente es un concepto de valoración de cada cosa que nos da la vida. Entonces no seas ratoncito de laboratorio, corriendo en el aro queriendo alcanzar el queso, ya que nunca llegaras al mismo. Una marca personal estructurada, sabe que la mejor manera de ganar dinero, es iniciar dejando de perderlo, teniendo unas finanzas organizadas, gastando lo necesario, definiendo prioridades, invirtiendo más en nuestro bienestar que gastando en las bebidas alcohólicas, creando un hábito de ahorro y previsión, no simplemente comprando un libro de Kiyosaki. Finalmente, en este ítem, también tenemos que tener la claridad que producir dinero, no nos convierte en marca personal, de ser así, entonces Pablo Escobar podría erradamente ser acreedor de esta distinción tan maravillosa.


Vos y yo, como marcas personales buscamos obtener el reconocimiento más no la fama, que es de lo más efímero y engañoso que he conocido, saca los sentimientos más oscuros de nosotros y nos lleva a vivir una vida de banalidad y sinsabores. Para que captes en realidad lo que te quiero expresar, usare un paralelo de la manera más respetuosa por la fe que tengo en Dios, entre lo que acontece hoy en día, en un mundo de social media y el paso de Jesucristo por nuestro mundo… imagínense lo que la gente le hubiesen escrito en el muro de Facebook a la virgen por esperar un hijo que no era de José, todos dueños de la verdad, todos con delirio de Dios, con poder supremo, queriendo hacer juicios de valor; seguramente en menos de una hora ya hubiese sido tendencia en Twitter con el hashtag #LaVirgenNosFalló. También a Jesucristo, reclamando a sus 12 apóstoles por no darle “Me Gusta” a sus fotos; preocupado de hacer una historia para Instagram, en la multiplicación de los panes y los peces; sufriendo por no tener un buen editor de vídeos para mostrar en YouTube, cómo le había devuelto la vida a Lázaro. Mejor aún, encontrarse con un vídeo viralizado, pagado en Facebook Ads, de parte de Poncio Pilatos, donde está el instante preciso, en que Pedro corta la oreja del soldado que iba a aprender al mesías, por favor; dejémonos de embromar y no seamos participes de una manipulación y de los deseos de vivir una vida que no existe. El problema no son las redes sociales, que en realidad son maravillosas, somos nosotros que nos les sabemos aprovechar. Entonces dejemos de ser “likeadictos”, no cubramos inseguridades con seguidores comprados en redes sociales y asignemos tiempos de interacción para pasar de una vida virtual a una vida real, porque nunca un emoticon, reemplazará un mágico abrazo con mis padres, una vivencia con mis amigos, una recargante lamida de mí perra, y menos aún, un beso apasionado de mí esposa. Por todo eso tengo claro que “Las redes sociales cuentan una parte de mi vida, pero no hacen parte de mi razón para vivirla”.


Con base en lo anterior no busco tener millones de seguidores de manera desprolija y a toda costa, menos aún ser famoso, en realidad lo que me mueve es ser referente, convertirme en canal y servir para transmitir un mensaje de Dios, lleno de fe y esperanza. Simplificando, lo que realmente espero, es que la gente me permita tocar sus vidas en silencio, sembrar la semilla de la esperanza en ellas y, si consideran que lo que he hecho, vale la pena, entonces que me concedan el honor de dejar un legado que, nos dé la oportunidad de volver a vivir en el mundo que soñamos.


Para despedirme, quiero invitarte de manera cariñosa, a hacer un ejercicio, donde vas a tomar una pequeña libreta de apuntes y un esfero o birome, allí vas a ir escribiendo cada vez que te conectes a cualquier red social, los minutos que dedicaste a dicha actividad. Hazlo por favor por una semana, al final de la misma suma ese tiempo y verás la sorpresa tan grande que te vas a llevar. Es hora de levantar los ojos de la pantalla y ver a los ojos a la vida, a las personas que amamos, para recordarles lo que sentimos por ellas; en realidad hacer esto, nos dará la libertad.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia




viernes, 2 de febrero de 2018

La Pobreza Del Dinero





Uno de los grandes problemas que ha tenido nuestra humanidad ha sido el de la manipulación, para bien y para mal, que se le ha dado al dinero. Por eso el día de hoy, quiero expresar lo que pienso del mismo y donde creo que están los frentes a analizar, y por qué no, cambiar. Este blog quiero confesar que, nació en un almuerzo de trabajo donde mi esposa me acompañaba, y donde empezamos inicialmente por recordar anécdotas de nuestro curso prematrimonial. En algún momento, ella trae a la conversación uno de los consejos de los padres que nos acompañaron en dicho proceso y dice “Recuerdo que nos mostraban la importancia del amor, la comprensión y la compañía en los momentos donde hubiera problemas graves de salud o dificultades económicas”. En la primera es decir la salud, la esposa de quien nos acompañaba, ni se inmuto, cosa muy distinta paso con la segunda, si, la de los problemas de dinero, ahí casi se sale de la mesa y con una actitud de rechazo absoluto, asintió, eso sí que sería desastroso. Tengo que confesarles que no sé qué me dio más tristeza, si la frivolidad de ella, o lo mal casado que estaba mi muy querido amigo.


No voy a ser deshonesto al escribir estas líneas, diciendo que nunca el dinero fue el centro de mi vida, o que muchas cosas de las que hice, no las hice impulsado por el mismo, lo que pasó, es que Dios me regalo muchas enseñanzas y sabiduría de la mano de una mujer, que a esta altura y después de haberme dado el honor de tu compañía en este camino de la construcción de mi carrera de consultor de marca personal, sabrás que no es alguien distinto que mi esposa. En realidad, lo mejor de todo, esto es que pude comprobar que el dinero debe ser un medio y no un fin, adicional comprobar que el sexo, el amor, el empleo y el dinero, se parecen absolutamente en la perspectiva que, no los encuentras, cuando los sales a buscar de una manera desesperada.


Lo anterior no permite para nada que, me vuelva mediocre, conformista, o que no disfrute y anhele viajar siempre en ejecutiva, que me encante vestir distinguidamente, disfrutar de la mejor gastronomía, el turismo, un buen auto, las comodidades y una cierta tranquilidad financiera, entre muchas otras cosas. Por el contrario, me hace que comprenda el espectro que existe entre lo que deseo y lo que realmente merezco; que podría ser un beneficio o un capricho, que puede ser un sueño y que, una excusa para disimular una frustración, dolor del pasado por alguna humillación o injusticia. Esto podría explicarse fácilmente con una situación de mi trabajo, donde siempre exijo viajar aéreo, un día antes del evento, y partir un día después del mismo; de igual forma estar hospedado en un hotel 4 o 5 estrellas. Esto para muchos podría ser una arrogancia, pero no es así, simplemente lo hago para evitar problemas de conexiones en vuelos que retrasen mi llegada al evento por respeto a los asistentes, por dormir de la mejor manera y recargarme a full para estar 100%, para brindar mi presentación con toda la pasión y así, si el público considera que lo hice bien, poder quedarme lo que ellos quieran, sin el afán de salir volando a un aeropuerto, por el simple hecho de perder una nueva conexión a otro destino de trabajo. Haz siempre este ejercicio de balanza en tu vida y veras que la situación es más fácil de entender, de lo que te imaginas.


Otra de las cosas que he aprendido en este proceso, es el de comprobar que los problemas siempre vendrán cuando buscas más de lo que necesitas, sin un control y un dimensionamiento claro. Está bien no ser conformistas, como ya lo había dicho antes, pero tampoco desagradecidos, y esto aplica no solo en el dinero, sino en todos los aspectos de nuestra vida, porque de ser así, aparece nuestra enemiga pública llamada – envidia -, perjudicial y corrosiva, que hace que nos volvamos ciegos y no miremos que tenemos, sino que nos falta; que comparemos lo bueno de la vida de los demás, versus lo aparentemente malo de la vida propia. resultado de esto hará que ambiciones el auto, la pareja, los hijos, la vida de los que te rodean, despreciando la que Dios te regalo. Recuerda no hay vida perfecta, solo perspectivas de visión de la misma.


Para cerrar deseo recordarte que las cosas tienen precio, pero las personas tienen valor, o me podrías decir cuánto cuesta, el saber que ibas a tener un hijo, que ellos te digan a los ojos te amo mamita o papito, que tu pareja te toque y te lleve al infinito y más allá, que sientas la ayuda de ese amigo que daría la vida por vos. Cuánto cuesta el que puedas ver, oír, hablar, tocar y ser tocado, con las manos o con el alma. definitivamente, todo eso no tiene precio, para todo lo demás existe Master Card.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia

viernes, 26 de enero de 2018

¿Multinivel o Network Marketing? Dilo Como Quieras Pero Que Tenga Marca Personal





No hay necesidad de ser un estudioso en economía, para entender que cuando se siente todo un florecimiento de la actividad de los multinivel o network marketing, es que estamos viviendo una recesión local o global. De igual forma, no hay que ser un “experto” en branding para saber que, en la media de las personas, la actividad genera cierto recelo o pereza; tampoco hay que ser ilustrado en publicidad para saber que el discurso cada vez tiene menor impacto. Con lo anterior no quiero desvirtuar el trabajo que realizan, desconocer las fortunas de dinero que mueven, la formación interesante que en algunos casos imparten a sus miembros y las posibilidades de crecimiento que han brindado a millones de personas por el mundo, porque sería de un necio e iría en contravía a mi propósito de vida, en cual brindo soluciones antes que críticas o problemas. Con base en lo anterior, mi interés estará en proponer nuevas alternativas que hagan el negocio más interesante, real, formador del ser y más valorado.


Donde creo que radica la pérdida de confianza en la actividad, es en la manera muchas veces engañosa como terminan convocando a sus prospectos, o quien no fue víctima de un amigo que le invito a una reunión de negocios supuestamente privada, y cuando uno se da cuenta, la verdad es que el negocio era invertir en el negocio de terceros y tenía que quedarse un largo rato, viendo un espectáculo no del todo agradable por la forma como fuiste convocado o por un griterío aturdidor. La otra podría ser el centro que le dan al dinero, a la propuesta de valor de: “Vamos a hacerte millonario”, que muchas veces viene de uno que, está más complicado financieramente que vos. De igual forma esta la mentira que te dicen siempre, del supuesto: “Hacerlo en tus ratos libres te hará exitoso”, cuando ni en esta actividad, el deporte y menos la vida, se consiguen las cosas de esta forma. Finalmente, y no como un dato menor, desaprovechan el centro del negocio que son las personas que comercializan sus bienes o servicios, usándolos simplemente para contar que hicieron plata allí dentro, como alguna vez pude ver en Cali, donde una señora mostraba dos fotos de dos carros… una era de un carrito de venta de café (o tinto como le dicen en Colombia), y otra de un BMW, cero kilómetros; dejando de lado miles de anécdotas llenas de valores sociales y familiares, que darían mucha mayor recordación e inspiración, por la inmediatez del dinero.


Ya pasando esta página necesaria, para contextualizar la situación, quiero plantear tan solo tres consejos básicos que pueden cambiar el futuro de todos y que a mi modesto entender, tendrán que hacer estas grandes organizaciones en el corto plazo para seguir siendo tan rentables y exitosas como hasta el día de hoy:


-          Cambio en las políticas de influenciadores: el centro de la publicidad para este tipo de compañías, no puede seguir siendo modelos famosos o grandes figuras públicas, y debe ser reemplazada por personas dentro de la organización. Para fundamentar este cambio sugerido, voy a partir desde una reconocida marca que, en su discurso recita algo sobre el amor de la mujer, a ella misma, pero nunca en sus campañas veo alguien de la organización siendo la imagen, ni la misma hija del dueño de este gigante empresarial… entonces ¿Dónde está la coherencia del discurso? Te digo que te quieras y creas en ti mujer, pero en mi interior organizacional, no creo en ese potencial… bastante loco y mucho más aún, cuando podés conocerles más y sabes que hay un sinnúmero de ejecutivas, consultoras y funcionarías; hermosas, sexys, apasionadas, admirables, guerreras, tiernas, inteligentes, autosuficientes, haciendo parte del equipo de trabajo y que son desaprovechadas. La solución innovadora, sería construir una política de marca personal corporativa y armar un plan de entrenamiento y comunicaciones bastante agresivo, apoyados por una App que permita que todos los días le llegue mensajes, entrenamientos, contenidos que aporten a su vida y no solo a sus ventas. Esto sería como tener reunida a toda la organización a diario enseñándole el idioma del amor corporativo. Imagínate toda esa estructura de comunicación tan brutal en la palma de la mano de tus marcas personales internas. De saberlo coordinar correctamente podrían obtener como valor agregado la construcción del innovador – Employee Branding – éxito asegurado para tu estrategia de marketing digital.


-      Adiós a los centros de medios y buenos días los departamentos de investigación del talento: ¿Quieren saber y comunicar lo mejor de sus organizaciones? Bueno, pues entonces usen un equipo de trabajo que este dentro de la misma, que entienda a qué huele y a qué sabe la organización, el idioma en el que dialoga, que comparta el día a día, te lo encuentres en las reuniones de expansión y búsqueda nuevos talentos o socios del networking. Recuerda que escribir bonito es fácil, generan emociones auténticas ¡No!


-      Entierro a las propuestas baratas de valor: frasecitas sin fondo es otra acción que la marca personal entrara a reemplazar, debido a que ira mucho más allá de palabras que suenan lindo y enseñara con el ejemplo. Por tal motivo, slogan como “Sea su propio jefe”, “Negocio fácil” “Millonario al instante” o “Saludable por productos mágicos”, estarán fuera de contexto y en una sola explicación dejo sin fundamento a estás cuatro que menciono, …entonces; mi marca personal es mi propio jefe y es mi jefe de verdad porque puedo tomar decisiones que impactan mi vida y los que me rodean, pero eso implica que trabaje el triple, que me esfuerce, que siempre de una milla más, que me nutra mejor, que haga un ejercicio constante y que tenga una disciplina de acero. Eso es enseñar con el ejemplo y como lo hago yo, lo hacen millones de marcas personales en diversos rubros que van por el mundo dejando legado. En la vida nada es gratis, así que es hora de dejar de ser ingenuos y que jueguen con nuestras necesidades o anhelos.


Para cerrar creo que este tipo de organizaciones están como Polaroid en su momento, donde se sentía el rey, era supuestamente intocable y solo creía en lo que ellos decían y que costoso que les salió ese pensamiento.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia




jueves, 18 de enero de 2018

Más Marca Personal y Menos Filósofos o Caudillos De Redes Sociales





Hoy más que dedicarme a hacer una crítica insulsa, quiero invitarte a hacer una reflexión, al uso que le estamos dando a las nuestras redes sociales. Primero quiero empezar por decir que la culpa no es de las mencionadas redes, sino de nosotros los seres humanos que nos sabemos darle el uso adecuado, y segundo, que mientras sigamos teniendo voluntad de dueños de la verdad, pues va a ser muy difícil que la situación mejore. De igual forma quiero decirte que requerimos mucho más que, colocar tu foto de perfil con los colores de un país, o la bandera multicolor para que de una vez por todas, decidamos empezar a cambiar el mundo en el que vivimos.


En realidad, es muy agobiante entrar a las redes sociales y encontrarse con las disputas políticas y las agresiones constantes, por un lado, están los que tildan a los de la vereda del frente de paramilitares, y por el por el otro lado, los que les responden “cállate guerrillero”, en el caso de Colombia. Para nombrar el caso de la Argentina con los K y los anti K, Venezuela con los escuálidos, y así infinidad de lugares de confrontación antes que de consenso. Lo mejor de todo, es que nuestros hermosos políticos siguen comiendo todos del mismo plato y viéndonos la cara de tontos a los que nos matamos por redes sociales o peor aún, en la vida real. Adicionalmente recuerda que, no es culpa de nuestros políticos de lo que sucede, lo es de nosotros que no sabemos votar, lo hacemos por una moda, en contra de, o sin tomarnos el tiempo de leer un plan de gobierno, y lo más siniestro, a cambio de un tamal o un choripán. Esto conlleva a que nuestros dirigentes sigan haciendo lo que desean con nosotros, como lo han hecho por décadas.


Existen millones de numerales como por ejemplo, #NiUnaMenos #JeSuisCharlie #PrayForLondon, por mencionar solo tres de tantos que he conocido, y que con base en ellos, debo decir de manera respetuosa y sin generalizar que, en realidad son más moda, que una postura de acción; o cuantos conocían de Charlie Hebdo antes del atentado y de la generación de la tendencia, cuantos seguían sus contenidos de manera fiel y recuerdan hoy, que fue lo que hizo despertar la furia y la estupidez de los grupos extremistas musulmanes… ¿Pocos cierto? Te invito a no confundirte y pensar que no estoy de acuerdo con protestar en contra de la violencia y mucho menos que la apruebo, jamás en la vida, solo digo que, son tan importantes esos muertos, como los que a diario caen en Latinoamérica, en Siria, Afganistan, o los argentinos asesinados vilmente en el atentado de los Estados Unidos. Entonces, nos duelen todos por igual y actuamos más allá de las redes sociales, o seguimos haciendo el papelón de nuestras vidas.


En los temas de equidad de género y protección a nuestras valiosas y amadas mujeres, te invito también a pasar de la publicación o el compartir la publicación de alguien más, a las acciones, empieza por proteger, mimar, consentir, cuidar, valorar; a tu madre, esposa, hija, sobrina, amigas, etc. Ojo, esto aplica a hombres y mujeres, sin importar afinidad sexual, porque los únicos que generan violencia contra ellas no son los caballeros.


Como el objetivo no es ver el problema, sino la posible situación, te invito a entender que, la marca personal, no es exclusiva de “gente famosa” o adinerada, ya que el concepto de personal branding, aplica para todos y cada uno de los enamorados de la vida, que tienen sus valores bien definidos y que quieren hacer algo para mejorar el mundo en el que vivimos, como actividad principal o como resultado de su trabajo ejecutado. Con base en lo anterior, te quiero brindar algunos consejos para pasar de ser caudillo o filosofo de las redes sociales a convertirte en un héroe de carne y hueso, con la envestidura de tu marca personal:


-      Antes de pretender cambiar el mundo, empieza por cambiar las cosas que no te gustan de vos mismo. Una vez alcanzada esta gran meta, vas a poder cambiar comportamiento que afectan a las personas que te rodean. Un plus en este ítem podrías conseguirlo al colocarte siempre en los zapatos de los demás, y antes de hacer algo a alguien, pensar que sentirías, si eso te lo hicieran a vos. Lo anterior activará tu sentido común, te hará tener una mejor convivencia y una maravillosa coherencia.

-      Pasa de compartir frases motivadoras de “mentes millonarias”, que de millonarias solo tienen el nombre, mejor empieza a darle valor a cada bendición que Dios te ha regalado, eso sí que en verdad no tiene precio. Valora el poder hablar, comer, reír, soñar, compartir, sentir dolor, llorar; todos y cada uno de ellos, ya que esto te demuestra que aún estas vivo, por si algún momento no te sientes así.

-      No pases horas y horas buscando historias asombrosas para compartir en tus perfiles, mejor sal a la calle y construye tu propia historia, lleva un mensaje a quien lo necesite, un abrazo a quien lo requiera, una palabra a quien te pida orientación o una guía a quien no encuentre su camino.

-      Deja de creerte el dueño de la verdad y permite el debate respetuoso, exponiendo y no imponiendo tu posición, escuchando para entender y no para responder, opinando para construir y nunca para destruir.

-      Cuando encuentres denuncias de alguna índole, contra una entidad o una persona, por favor tomate el tiempo de comprobar la veracidad de la misma, antes de llegar a publicar, compartir o comentar. Ten presente que son muchas las ocasiones que se han causado tragedias, por el simple hecho de una manipulación de la información o por la calumnia miserable. Siempre ten presente que un texto, fuera de contexto, es un maravilloso pretexto.


Por hoy me despido, no sin antes invitarte de nuevo a la reflexión y mejor aún al cambio, a permitirte sacar lo mejor de vos para construir tu marca personal y con base en la misma, te animes a salir del mundo digital y compartas también en la vida real. Permite finalmente que los ojos de tu marca personal, miren menos a la pantalla y más a los ojos de quienes amas y te aman, Cuando lo vuelvas a hacer, no podrás creer la cantidad de colores y planes que te estabas perdiendo.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.

De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,

Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia



viernes, 22 de diciembre de 2017

Manual Para Nunca Dejar de Sufrir





Después de muchos años de investigar, analizar, cuestionar e intentar comprender el día a día de la media de los seres humanos, con gran asombro y algo de pesar, puedo decir que, me sorprende enormemente lo que nos hemos acostumbrado al dolor y como lo hemos invitado a ser huésped de honor de nuestra pasar por este mundo. Quiero empezar por remontarme hace muchos años atrás, cuando al estar compartiendo un momento demasiado agradable, alguien salió con la frase “estamos riendo tanto que, fijo es que algo malo nos va a pasar”. Afortunadamente, siempre me ha gustado dudar de todo este tipo de creencias populares, y fue así, como decidí nunca creer en aquella afirmación.


Hay muchas fuerzas interesadas en hacernos pensar que necesitamos sustancias para estar estables, tener amuletos para tener suerte, lociones para atraer a tu pareja, o tener cosas para ser felices; ser dioses de barro, para ser exitosos; tener miles de parejas, para ser unos “machos”; mantener unos cuerpos de Photoshop, para sentirnos deseados; utilizar algunas marcas de ropa específicas, para estar a la moda; o poseer accesorios sobrevalorados, para tener un supuesto estatus, entre muchas más. Lo malo de lo anterior es que, no estamos comiendo el cuento, e intuyo que nos quieren hacer creer, que nuestra vida es como un noticiero de media hora, donde 22 de estos minutos, son de tragedias, homicidios, robos, corrupción, abusos de autoridad; 3 están dedicados al deporte para vislumbrar una luz al final del túnel; ahí mismo y para no perder la emoción te dan un minuto para una nota patrocinada, con el objetivo de intentar darnos un placebo que indique que no todo está perdido. Finalmente, y para ir cerrando, dejan 4 minutos para chismes, que no aportan nada a la vida, pero llenan nuestros ánimos de envidia e intromisión.


Con base en lo anterior he sacado algunos ítems que le servirán a las personas que quieran vivir una vida de sobresaltos y frustraciones constantes:


-      Intenta darle gusto a todo el mundo, y con base en lo anterior, trata de quedar bien con Dios y con el diablo de manera improductiva.


-      Sigue creyendo en un Dios vengativo, y al que hay que tenerle miedo, porque al menor error te va a mandar castigos, enfermedades, represión o lo que se le parezca. Yo siempre he dicho que nunca he tenido problemas con Dios, pero si algunas veces con su club de fans.


-      Mantente creyendo en la malicia indígena y en ser supuestamente muy “vivo” burlando las leyes, normas y cualquier regulación que te coloquen en la vida, pasando por arriba de los demás, abusando de la confianza o el buen corazón de los mismos, en algún momento la vida te pasará la cuenta con intereses.


-      Piensa que el ser impuntual, es sinónimo de una persona importante y que esto te lleva a un nivel superior.


-      Busca cuanta discusión te encuentres en redes sociales, pelea por política, fútbol, religión, televisión, música, etc. gasta el mayor tiempo productivo y de descanso en esta actividad.


-      Miente en el amor de pareja; promete matrimonios, idilios, hijos y todo lo que se te ocurra, simplemente por obtener un poco de intimidad o beneficios económicos.


-      Sigue pensando que tus amigos son Google y que solo les buscaras cuando necesites algo de ellos y en algún momento de tu vida veras como te quedas muy, pero muy solo.


-      Piensa que la felicidad está en el dinero y que harás lo que sea para obtenerlo, sin importar valores, principios, normas o cualquier cosa que se le parezca. El resultado de este ejercicio te convertirá en un ser humano tan pobre que, lo único que tendrás es dinero.


-      Centra tu felicidad en la infelicidad de los demás y con base en lo anterior le darás un toque de conformismo y mediocridad a tu vida.


-      Tomate todas las cosas de la vida como asuntos personales, es decir, piensa que la humanidad está contra vos, nunca separes lo laboral de lo personal, lo deportivo del día a día, siéntete perseguido y nunca entendido. Para que me entiendas más fácil, coloca en tu cabeza que le caes muy mal a tu jefe y por eso te hizo un llamado de atención y no es porque tenés 20 llegadas tarde a tu lugar de trabajo.


-      Encuentra una excusa para todo y justifica tus actos en los errores de los demás, aprende a decir siempre “Sí otros lo hacen por qué yo no podría”, y caerás tan bajo, como nunca imaginaste poderlo hacer.


-      Convierte la procastinación como el conductor para tu vida, y deja siempre para mañana lo que puedes hacer hoy.


-      Nunca aprendas a decir ¡NO! y comprométete con todo, a sabiendas que vas a fallar de corazón o que lo que estás haciendo no te gusta en lo más mínimo. El valor agregado de este ítem, te permitirá dejar que cualquiera pase por encima tuyo, sin el menor reparo o detención de tu parte.


-      Convierte el dolor y la lastima, en tu proyecto de vida, recuerda que las redes sociales son un excelente canal para ampliar el público espectador. No olvides publicar las 234 promesas que haces en dichas redes y donde le decís a tu pareja que, esta es la última vez que juegas conmigo… esto te permitirá ser un corazón roto eterno.


Creo haber enunciado las principales acciones que te llevarán a vivir una vida de lamentos y de dolor, no como critica insustancial, sino por el contrario, buscando que las personas le den un giro a su vida de acuerdo a sus necesidades. Ahora, si sos de los míos, de los que nos gusta luchar y dar la cara a las cosas buenas o no tan buenas de la vida, si a todo le colocamos resiliencia e inteligencia, aprendemos y crecemos, entonces harás exactamente todo lo contrario, te permitirás escuchar tu voz interior, le darás gusto a ese niño interno que Dios te regalo, vivirás una fe con coherencia, caminaras por la vida siendo una persona equitativa y respetuosa de todo lo que te rodea, aprenderás a ser leal. Cómo valor agregado entenderás que hay que probar de todos los sabores de la vida, para elegir cuáles son los de tu predilección, con base en lo anterior estarás más cerca de la felicidad real que tanto anhelamos y que tanto necesita el mundo en el que vivimos.


Te invito de manera cariñosa a guardar este blog y hacerlo compañero en este 2018 que está por llegar, que, de una buena vez por todas, le des una transformación a tu paso por esta vida y que lo recuerdes por siempre, como el año del inicio de una nueva existencia.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,

Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia



viernes, 15 de diciembre de 2017

¡Sácalos De Las Aulas! Marca Personal Para Académicos





Este año, tuve el honor de recibir una invitación, a ser ponente en el XII congreso Latinoamericano de Diseño, y al VIII Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño que, se dio lugar en la Universidad de Palermo, en el mes de julio en la Argentina. Aparte de haber sido una inolvidable experiencia por las personas que conocí, por cómo se comportaron los organizadores conmigo, las vivencias que tuve, los momentos que reviví, quedo el deseo y la propuesta de intentar desarrollar un proyecto especializado para la academia. Debo hacer honor a la verdad y decir que, aunque yo tenía en mente el desarrollar un producto que impulsará mi sueño de la - Democratización del Conocimiento – quien le puso la frutilla que le faltaba al postre, fue Jorge Ramos de la Universidad de Corrientes (Argentina), quien había quedado muy impactado, con mi manera revolucionaría de ver la educación para estas nuevas generaciones, y me retó a hacer un proyecto en conjunto para presentar al gobierno de dicha nación. La investigación y prototipado del producto ha evolucionado de manera exitosa y con base en este aspecto, hoy quiero compartir un poco del mismo, esperando que más universidades y entidades educativas, se sumen a nuestra idea y por fin llevemos equidad, conocimiento y desarrollo a todos sin colocar fronteras o exclusión alguna.


Pensando en innovación, partimos desde el problema, que he mencionado en numerosas ocasiones en escritos, conferencias, entrevistas en medios y debates en general, donde comento que la academia no puede ir en contravía al mundo real, donde cada vez más las personas compran el conocimiento de los referentes de un área y no sus títulos universitarios, planos e inertes. Adicionalmente que, el mundo no puede darse el lujo de desperdiciar tanto talento, investigaciones, recursos, para almacenarlos en extensas tesis a las que pocas personas se animen a consultar. De poco sirve un Google Académico, que no es el más amigable para entender o plataformas costosísimas como “Web Of Science” sino están al servicio de simples mortales.


Bueno, pero como el fundamento de la innovación no es ver problemas, sino formular soluciones, entonces te voy a contar a grandes rasgos, de que se trata “¡Sácalos De Las Aulas!”. Empiezo por decir que, es un programa diseñado para entidades educativas y referentes académicos; que pretende ser el puente entre ellos y los entes públicos o privados, para desarrollar en conjunto proyectos que promuevan la investigación y con base en la misma, la solución a necesidades de la sociedad en general. De igual forma es buscar que los docentes, decanos, directores, etc., de las universidades, se sienten y trabajen de la mano con el mundo empresarial y gubernamental, con el fin de demostrar que lo ellos enseñan dentro de las aulas, han salido y que con su dirección, lo han probado de manera efectiva en el día a día. Con base en lo anterior, te voy a describir algunas acciones y beneficios que pretendemos poder conseguir con este nuevo producto:


-      Buscamos que aquellas personas que toman el camino de la marca personal académica, estudien por aprender, crecer y ayudar a crecer a los demás, por difundir conocimiento que es el único recurso que crece cuando se comparte, y lo más importante, que quieren dejar un legado y no simplemente ser llamados “doctores”.


-      Que las entidades de educación, les den el reconocimiento, recursos, trato y retribución económica, a aquellos genios que tienen dentro de sus instalaciones. El reto será convertirles en rock star, pero con unas habilidades blandas de primer nivel, ética sin mancha, imagen exterior distinguida, autentica, y con la consigna de enseñarles a trabajar en equipo y no solo en grupo. Esto les permitirá pasar de las acreditaciones de “alta calidad” que le brindan sus amigos; al reconocimiento, posicionamiento de marca y diferenciación de su competencia que, les llevará muchos más estudiantes con deseos de inscribirse, y personal docente mucho más calificado, por el honor de ser parte de algo grande, convirtiéndolos como valor agregado en marca empleador. piénsalo realmente, los chicos de hoy, quieren estudiar con personas que admiren y no con acreditaciones de papel.


-      Es indudable que las normas APA, hacen que, los escritos tengan un orden, se hagan más entendibles y hasta científicos, pero no dejemos desaprovechar millones de contenidos de altísima calidad, simplemente porque no cumplen dicha norma o cualquiera que se le parezca, y que sería más inteligente integrar equipos interdisciplinarios que adecuen el material a la norma, y así, poder potenciar al máximo sus resultados.


-      Con base en lo anterior, las redes sociales corporativas de los entes académicos, deben pasar de ser canales básicos de promoción de llamativas piezas de diseño, que invitan simplemente a pagar para entrar al claustro, o respuestas automáticas para que cuando las personas se quejen por algo, sepan que, deben llamar a un conmutador x; sino que por el contrario, deben ser el escenario de difusión del día a día de esos rock star que hablamos dos párrafos atrás, contar de sus escritos, o lo de sus pupilos estudiantes, las actividades que desarrollan tanto académicas, como lúdicas, deportivas y por qué no, algunas personales.


-      Que aquellos profesionales que, toman la decisión de estudiar doctorados, los enfoquen en proyectos que impacten a nuestro mundo, en el campo que sea, pero que en realidad dejen huella. No podemos seguir dándonos el lujo de seguir haciendo investigaciones estériles, como por ejemplo, para analizar - ¿Por qué no llueve para arriba? – simplemente para agregar una nueva distinción a la hoja de vida o curriculum vitae.  


-      En los planes de internacionalización y de ayudan interna con otras entidades, se brinden más presupuestos para investigar y trasmitir conocimientos, pero siendo incluyentes y dejando de lado la sectorización que ahora se hace, muy similar a los estratos sociales. ¿Quieren enseñar? Entonces háganlo desde el ejemplo, lleguen a poblaciones donde no esté su mercado objetivo, hagan alianzas con otros entes académicos que no tengan la infraestructura que ellos si pueden tener, den una mano y ayúdeles a crecer. Eso será estratégico, impactante, innovador, competitivo y forjador de un nuevo mundo.


Para cerrar quiero dedicar este blog y nuevo proyecto, a la inspiradora del mismo, decana de psicología de una universidad en Colombia, con quien hemos tenido intensos debates, defendiendo cada uno su postura y pensamientos, con quien pudimos construir un consenso para integral la academia con el mundo empresarial, mi primer marca personal académica, y lo más importante, quien se adueñó de mi corazón hace poco más de cuatro años atrás, y que es mi esposa, para vos Carolina Victoria está dedicado este nuevo sueño de transformación.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez

@sowhatcolombia

jueves, 30 de noviembre de 2017

¿Cuánto Cuesta Tu Trabajo?





Determinar el precio de un producto va más allá de aplicar una fórmula matemática. Recuerdo hace varios años atrás, cuando en la universidad me enseñaban que, para definir dicho valor, simplemente tenía que saber el costo del producto, y definir la rentabilidad. Para el tema de la medición de los costos, también me enseñaron un gran sinnúmero de ecuaciones, que, si se las quiero repetir, tanto usted como yo, nos vamos a dormir el día de hoy.  No con esto, estoy insinuando que no sea vital conocer tus costos, inventarios, rentabilidad, en realidad todas y cada una de las variables que intervienen en la ejecución de un bien o servicio; lo que quiero hacer realmente el día de hoy, es darte reglas y parámetros adicionales, con el fin de generar un giro, no solo a tus negocios, sino a tú vida en general.


Volviendo a mis tiempos de la universidad, puedo decirte que, lo que no recuerdo en ningún instante, fue la enseñanza, para aprender a valorar mi trabajo, y mucho menos el de los demás. Por eso me he tomado el tiempo de investigar, probar, desarrollar y con base en esto, poder escribir el blog del día de hoy. Vamos a empezar conociendo una formulación adicional, la cual es:  VTP = VTA; donde VTP es, Valoración Del Trabajo Propio, es igual a, Valoración Del Trabajo Ajeno. Es absolutamente oportuno decirte que la fórmula aplica para los negocios con pagos económicos, como para los canjes en trabajos colaborativos, cada vez más frecuentes en este mundo maravilloso del emprendimiento.


Como mi precepto de vida, es el de enseñar con el ejemplo, te quiero invitar para que por favor hagas lo mismo, y que el primer ejercicio que hagamos sea, el de empezar por valorar el trabajo de los demás. Entonces te invito a conocerlo más a profundidad, a entender cómo ha llegado hasta donde esta y cuanto le ha costado; sin importar si tiene mucha o poca experiencia, sin aprovechar tu posible mejor posición de negociación, y lo más importante, sin creerte muy vivo, pensando que las cosas tienen un valor en tus manos, y uno mucho menor en las manos de los demás. De igual forma deja de pedir consejitos, diseñitos, consulticas, pinturitas, favorcitos; porque, de entrada, ya estas menospreciando el trabajo de tu interlocutor. Entonces paga lo justo y en los tiempos acordados, por el diseño para tu marca personal o corporativa, la consulta con el abogado, el diagnóstico del médico, la revisión del odontólogo, el ojo mágico del fotógrafo, el asesoramiento del consultor, la terapia del psicólogo, el outfit del personal shopper, la revisión del mecánico automotriz, el desarrollo web, etc. Como plus te voy a aconsejar, nunca responder a una propuesta con un < No, pero eso me lo hacen a mí por mucho menos…> si vez que da para negociar éticamente, hazlo; de no ser así, agradece el tiempo, e indica directamente que no va a haber negociación, evitando crear falsas expectativas, ya que, a la mayoría de las personas, no les molesta, no ser contratados, sino que no les den la cara para decírselo.   


Ahora bien, hablando de nuestro propio trabajo y partiendo que ya aprendimos a respetar y valorar el de los demás, será fundamental darle el precio y el valor correcto, analizar los costos que este ha conllevado a través del tiempo y la rentabilidad que esperas. Piensa en todo, y no cometas el error que alguna vez hice ver a un desarrollador web, quien me contaba muy feliz del cierre de un negocio, cobrando algo cercano a los U$250 dólares estadounidenses y que, según él, eran utilidad neta, porque lo haría desde su casa y supuestamente no incurriría en costos. Lo primero que le pregunte fue ¿Cuántas horas te vas a tardar haciendo este desarrollo web? Su respuesta inmediata vino así ¡Tan solo 40 horas! La situación se complicó cuando le preguntaba por el valor de cada una de esas horas… ahí la respuesta tardo mucho en llegar, y entre dientes después de unos minutos fue, creo que U$25, por lo que me dicen unos compañeros de la universidad. En ese preciso instante, le hice la multiplicación y le demostré que el valor de producción era U$1.000; entonces de entrada, no se estaba ganando lo que había dicho, sino que estaba perdiendo U$750. Cuando le hice sumar los servicios públicos, la depreciación del equipo y otros ítems, se dio cuenta de la magnitud de su error.


Adicional a lo antes expuesto, no permitas que el mercado abuse de tu necesidad, yo sé que las facturas, arriendo, alimentación y compromisos no se pagan solos, pero en ocasiones es bueno esperar un poco, para recibir lo que te mereces; que adicionalmente, te dejará posicionado en ese valor, impidiendo que el irrespeto y el abuso se haga un compañero de trabajo. Ten presente que, no solo trabajamos por dinero, lo hacemos también por el reconocimiento, y ese no se paga con monedas. Deja que otros se equivoquen, que no le den el valor real a lo que hacen, que permitan que abusen de ellos; hoy, yo te invito a ser distinto y, a trabajar de manera diferente. Algún día, no tengo la menor duda que, me lo vas a agradecer y en ese preciso instante, tu compromiso será el de transmitir este mensaje, a quien lo necesite, para que cada vez seamos más los que trabajemos por la equidad y el trabajo digno.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez

@sowhatcolombia