martes, 30 de octubre de 2018

¿Qué Estamos Haciendo Con Linkedin?






Recuerdo cuando a finales del 2016, se hacía publica la compra de Linkedin por parte de Microsoft, en unos U$26.200 millones de dólares, como resultado del plan de diversificación de negocios de dicha organización. En aquel momento Satya Nadella, consejero delegado de la compañía, anunciaba que la prioridad principal sería la de acelerar el crecimiento de la red social y creo que lo han conseguido a un precio muy alto para los usuarios que vemos el potencial que tiene Linkedin, que le valoramos como un gran canal de conexión entre marcas personales, emprendedores, grandes ejecutivos, por mencionar algunos frentes de interés.


Con base en lo anterior y para no quedarnos en el problema, sino por contrario, brindar soluciones basadas en oportunidades que se pueden dar, espero el día de hoy poder ofrecerte, algunos tips que aporten a tu gestión y con base en la misma, al posicionamiento de tu marca personal.


Primero que todo y lo más importante que debes saber es que, Linkedin no es Facebook, así que deja de publicar fotos de viajes de turismo, celebraciones sociales; de no ser porque estás hablando de algún evento empresarial de alto nivel o de la realización de la firma de alguna alianza estratégica.  De igual forma se debe dejar de creer que esta red social, podría servir de plataforma de búsqueda sentimental o de aventuras.


Es bueno denotar que, tampoco están bien vistas las opiniones políticas, menos los debates y disputas de esta índole, por eso te sugiero de manera respetuosa nunca publicar temas en esta línea o sumarte a los comentarios, si alguna persona ha cometido el error de hacerlo. En redes sociales es muy bueno saber dónde y cuándo debemos hacer presencia, que sería en un 20% de las ocasiones, en el otro 80%, es mejor hacerse el de la vista gorda y pasar de largo.


Si tu actividad económica se desarrolla en los multinivel o networking, para nada, es estratégico estar en esta red social y menos spamear con mensajes de manera indiscriminada, con la típica… hola ¿te puedo hacer una pregunta? No tengo nada en contra de las personas que se dedican a esta actividad, es más alguna vez dediqué un blog para darles consejos que les aportará a su actividad, que se llamó: - ¿Multinivel o Network Marketing? Dilo Cómo Quieras Pero Que Tenga Marca Personal, solo que no parece el lugar indicado para que hagan su gestión.


Para modelos de protocolo, artistas musicales, actores de cine, teatro y televisión, tampoco es el canal más indicado. Para ellos la optimización de su inversión de tiempos, dinero y contenido, tendría un mayor redito en redes como Instagram, Pinterest o YouTube. En este ítem me refiero al general de las situaciones sin pretender generalizar y mucho menos excluir a un tipo de persona o actividad profesional, simplemente es solo aconsejando donde ser más asertivos con el trabajo que cada quien emprende, en la búsqueda de sus sueños y anhelos.


Otro error frecuente que se está presentado es, el de las personas que buscan recomendaciones para alguna actividad o atracción del talento, en el cual piden escribir, mandar portafolios o lo que se le parezca, y no tienen la cortesía de agradecer, responder a las preguntas o cerrar las convocatorias hechas para evitar que alguna persona pueda perder su tiempo, con alguna actividad que ya no está vigente. Recordemos que los tiempos del pasado donde se decía que – El cliente siempre tiene la razón – cada día que pasa tiene menos vigencia y cobra el error de pensar de esta manera de una forma cada vez más crítica y perjudicial para tu marca personal o empresarial. Mi consejo en este tipo de ocasiones es que, si se trata de una búsqueda de sugerencias para una actividad empresarial (llámese consultor, capacitador, speaker, tallerista, etc.) se hagan de manera detallada, indicando un correo dónde enviar la propuesta y las fechas en las cuales estará siendo realizada la búsqueda. Después de realizada esta etapa, responder a todos y cada uno de los convocantes, agradeciendo hacerlo y dando la retroalimentación necesaria de la decisión que hay tomado la organización que ellos representan. Como en todo debe haber equidad, también los que aplican a estas ofertas comerciales, deberían leer muy bien la publicación, como los comentarios, con el fin de no duplicar las preguntas y optimizar los tiempos de quien genera la publicación, cómo el propio. Para los profesionales que se dedican a la búsqueda de talento el consejo sería a no escribir publicaciones planas de texto, sino desarrollar piezas de diseño dónde inviten a ser parte de tu organización, con la información oportuna de tipo de contrato, horario, salario, actividades a desarrollar y finalmente, al cerrar la búsqueda, informar a la comunidad que aplicó a dicho cargo. Como plus podrías tener una historia para contar en redes, con esa persona que recién llega a tu compañía.


Piensa que esta red social es un club selecto donde tu imagen, contenidos, relaciones públicas deben ser de un nivel diferente a la media que encuentras en la calle. Para que puedas obtener mayores detalles que te puedan servir, podrías pasarte por un blog que escribí años atrás y que se llama: - Linkedin: La red social de una Marca Personal -.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia

viernes, 12 de octubre de 2018

Empresas Con Valores ¿Obligación o Lujo?






Esta semana debo agradecer el concepto de este blog, a los señores de Avianca en Colombia, por su desprolijidad, falta de ética, poca visión de negocio y desconocimiento absoluto del concepto innovación. Dicho lo anterior y como el fundamento de este blog no es quejarse sino plantear soluciones y mejor aún, basados en resiliencia, obtener enseñanzas; vamos el día de hoy, a intentar transmitir un mensaje a las organizaciones para que se a actualicen a la época que vivimos y dejen de vivir en una era arcaica.


Lo primero que deben entender las organizaciones es que las falsas avivadas, como por ejemplo, lo que ahora hace dicha aerolínea con el rotulado del equipaje, aun cuando llegas al aeropuerto con el check in on line realizado, que ha generado grandes réditos económicos por las penalidades que han empezado a pagar los pasajeros, es retrogrado y poco visionario a la hora de fidelizar clientes, inventarse cierres de aeropuertos, fallas técnicas en sus aviones, o problemas de salud de algún funcionarios es perverso y que aunque el ente de control sirva menos que bocina de avión como lo es la Aerocivil, capaz que algún día llega una aerolínea de verdad al país, y les va a pasar por arriba, como lo hizo Virgin Mobile con Claro en México. ¿Cómo le puede una empresa exigir a sus empleados ser honestos, si en su actuar, ella no lo es? Bastante difícil no te parece.


Los valores corporativos el día de hoy deben ser coherentes, ya que no basta con generan hermosas frases que sirvan de copy, cuando dentro de la organización eso no se respira por ninguna parte. Deben dejar de pensar que, por pagar costosas campañas de publicidad en medios de comunicación, nadie va a hablar de lo que hacen mal, como sucedía en el pasado; ahora están las redes sociales, lugar en que las personas del común, cuentan sus experiencias positivas o negativas a su entorno, por eso mismo, es el momento justo para que empiecen a pensar de manera muy diferente.


Otro aspecto muy importante debe ser que, el cuidado del medio ambiente va más allá de tener una certificación 14001, de gestión ambiental. Que en realidad, es mucho más efectivo, de impacto y posicionamiento de marca, el construirla junto con sus clientes internos y externos, y dejar que ellos mismos, sean los que se lo cuenten al mundo. Eso valdrá millones de veces más que un papelito generado por una empresa cuadriculada y poco ortodoxa.


Estos valores deben pasar también por la equidad de los salarios, independientemente que la persona que cumpla su labor sea hombre o mujer, o miembro de alguna minoría. Dicha equidad debe estar también ligada a pagar con justicia el trabajo desarrollado, a cambiar el chip que nos hacía creer que, si alguien se va de la compañía, hay 1000 que desean su cargo y por menos dinero, ya que hoy no funciona así, y ya no podemos manipular a las personas como en el pasado se hacía, ya que por suerte el emprendimiento, la innovación, la competitividad y los Millennials han hecho que las reglas del juego cambiaran y se volviera barajar las cartas.


En temas de servicio al cliente debe haber un gran impacto en este enfoque moderno y de innovación, ya que esos protocolos de atención rígidos, burocráticos y basados en el engaño, la manipulación o el cansancio por parte de los clientes, esta de igual manera, también absolutamente en el pasado. Hoy deben estar liderados por personas con una gran capacidad de negociación, vocación de servicio, una destacado poder de escucha, para que cuando sus clientes le hablen, ellos gestionen dicha acción para entender y no simplemente para responder, es por esto que, se debe revaluar la tercerización de servicio con personas que no tienen el empoderamiento y la pasión por su organización. Como consejo final te sugiero de manera respetuosa que trabajes enormemente en programas que les permitan desarrollarse como grandes personas, articulen sus sueños en tu organización, crezcan en la misma y sean inspiración.


Para que todo lo anterior sea viable, tienes que ir al área que debe comandar la innovación dentro de tu organización, y créeme que si tomaste el rumbo del departamento de tecnología, estarás en el lugar equivocado, porque el sitio indicado estará en la sección de – Atracción del Talento – donde se debe ser totalmente revolucionario a la hora de hacer dicha gestión, y para que esto se dé, deberías contratar a todo un Mourinho o un Pep Guardiola y pagarle como tal, aceptar sus necesidades y exigencias, al igual que la inversión económica y de tiempo, para gestionar procesos que lleven a tu equipo de trabajo al clímax. Deja de pensar que, por contratar una psicóloga organizacional y pedirle que tenga pregrado, especialización, maestría y pagarle menos de U$500 por mes, estás haciendo lo correcto; al cumplir los estándares de la supuesta calidad y por la aparente reducción de costos. Nunca olvides que solo los mejores, con herramientas, pagos justos y valoración por lo que hacen, llegan a ganar los títulos que anhelan. ¡Pasa en la vida y pasa en TNT! como diría el comercial de televisión.


Para cerrar la reflexión será a decidirnos por seguir vendiendo humo o por crear organizaciones que impacten el mundo en el que vivimos, generando cambios, valor agregado, crecimiento y prosperidad. ¿Te animas a cambiar y ayudarme a construir un mundo de empresas con valores? Hoy es el día para empezar.



Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia



viernes, 14 de septiembre de 2018

Dinero: El Último Valor De Tu Vida






No podemos darnos el lujo de pasar por necios, al negarnos que, a la media de las personas, nos encanta vivir cómodamente, viajar a lindos y paradisiacos lugares, comer en exclusivos restaurantes, vestir de manera distinguida, ojalá volar en una clase preferencial, en fin, muchas cosas, y que aquello aparentemente solo se obtiene teniendo dinero para pagarlo. Por eso el día de hoy quiero escribir acerca de este tema y mostrarte varias aristas que te permitan ver lo mismo, pero desde distintos enfoques, ya que, como todo en tu paso por este mundo, no es totalmente bueno o totalmente malo, todo depende de la prioridad que le des en tu vida.


Ampliando un poco el cierre del párrafo anterior, puedo decirte que, el dinero es simplemente papel, que los gobiernos le han brindado una valoración. Cuando podés entender eso, ya habrás dado un paso importante, en tu relación con dicho elemento. Acto seguido vendría bien conocer, cuanto requerimos para cubrir necesidades, tener previsiones para improvistos y tener calidad de vida; en este último ítem, tenés que tener un cuidado especial para que ese presupuesto este dado por tu percepción y no por lo que te impone una sociedad de consumismo, por dolores o frustraciones del pasado, que te impulsan a ir detrás de una búsqueda frenética de algo que han llamado “estatus”, y que simplemente es comprar lo que no necesitas, con el dinero que no tenés, para impresionar a quien no le importa. Cuando yo aprendo a regularme y no desear más de lo que necesito, voy a poder tener un equilibrio de vida y una satisfacción, un llegar a la meta y no seguir en una carrera interminable y con una velocidad en aceleración constante, es decir, empezar a recorrer los caminos que me conducen a la felicidad.


Como valor agregado, estaría genial que comprendieras la distancia que existe entre la realidad vivencial y la expectativa de vida, que conocieras que, si hay una distancia muy grande entre una y otra, vas a tener desasosiego y frustración, pero si reorientas mejor esos horizontes, el resultado será todo lo opuesto y allí podrás hablar de calidad de vida. Créeme que esto va más allá de la venta de humo o de alguna muestra de conformismo, es tan así, que uno de los médicos clínicos más destacados de la Argentina, el doctor Daniel López Rosetti, realiza en su clínica un test de 50 variables, con las que se mide la felicidad.  Este ítem es muy importante para entender que no somos seres racionales, sino emocionales que razonamos y esto te conducirá a diferenciar lo que tiene precio de lo que tiene valor. Con base en lo anterior quiero ratificar y comprobarte que, el dinero es simplemente papel, con una de las tantas historias que dejó un personaje como Pablo Escobar, y la resumo en uno de sus días finales, donde escondido, temeroso, con un frio atroz y un hambre que lo mataba; decide al menos suplir una de sus necesidades, hacienda una fogata con bultos de dólares que tenía en su poder. Ponete a pensar por un momento ¿Para qué tanto dinero sino lo podía disfrutar? Si con el mismo no podía comprar tranquilidad, amistad, lealtad y lo peor de todo, alimentos, ¿Comprobaste que tenía razón en lo del papel, no es cierto?


Es muy curioso ver, como un mundo que se le está saliendo de las manos a grandes grupos de poder, política y economía, hacen sus jugadas más desesperadas creando personajes como las Kardashian, por mencionar solo uno, intentando hacer creer que tienen vidas perfectas, que el dinero y la fama lo vale todo, que hay que vivir con soberbia y prepotencia, y mil cosas más. Pobres de los títeres que se prestan para esta función y pobres de los que disfrutan de este paupérrimo espectáculo. Por eso quiero recomendarte, alejarte de redes sociales que te hablan de “mentes millonarias”, donde te muestran que la vida se centra en autos de lujo, mansiones, aviones y cosas por el estilo, como también de los coach que te llevaran a la riqueza financiera, te invito a investigarlos y seguro que deben tener más deudas que vos.


Atrévete mejor, a darle un precio a la felicidad de ver nacer a ese hijo deseado, al abrazo de ese amigo que sentiste en el alma cuando tuviste un problema que pensabas que iba a acabar con vos, el primer beso de ese amor de tu vida, un logro deportivo, cuando te demuestran el amor de mil maneras diferentes, o lo que se le parezca, y no lo vas a poder hacer porque no tienen precio, sino valor y son incomparables con los papelitos con números, estos últimos son lo que te van a dar calidad de vida, satisfacción y por ende felicidad.


Para ir cerrando, quiero decirte que rico no es el más tiene, sino el que menos necesita. De igual forma disfruta y valora desde un vaso con agua hasta la posesión más lujosa que pudieses tener. Con base en lo anterior, deja de correr detrás del dinero como ratoncito de laboratorio, mejor aprovecha ese tiempo para crecer como persona, para dejar un legado, que eso te hará eterno y para irte tranquilo de este mundo, en el momento justo que te toque hacerlo. Finalmente, piensa al levantarte ¿Sí hoy fuera mi último día de vida qué me gustaría hacer? Y verás que lo último que vendrá a tu mente será el ser más adinerado, eso te permitirá disfrutar más lo que haces, definir prioridades, consentirte y recordarle a quienes amas lo que sientes por ellos y lo valiosos que son en tu vida.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia



viernes, 24 de agosto de 2018

Felicidad Laboral ¿Cómo Llevarlos Al Clímax?






El concepto de felicidad cada vez más, se labra un camino con identidad propia, debido a la necesidad del mundo en general por vivir una vida de manera diferente. Se han hecho muchos estudios desde diversos enfoques, de los cuales, el más destacado podría ser el realizado por la Universidad de Harvard, con una inversión de más de U$20 millones de dólares, por un espacio de 75 años, y cuyos resultados fueron publicados en el 2012, por parte del psiquiatra George Vaillant, quien había dirigido dicha investigación entre 1972 hasta 2004.


Resumiendo enormemente, los resultados del estudio antes mencionado puedo decirte que, está bastante alejado de lo que a veces nos quieren hacer creer en algunos ámbitos sociales, al ligarlo al poder, riqueza, excesos, o vidas perfectas, las cuales aprovecho para decirte que no existen. Lo que si demostró el informe de Vaillant, es que la felicidad está ligada al amor, ya que recomienda que se coloque por encima de todo, para permitir su preservación y valoración. Con base en lo anterior, se podría decir que se desprende una nueva arista y está enfocada en la familia y la amistad, demostrando que son mucho más valiosas que el dinero, logrando un equilibrio y permitiendo ser más optimistas, resilientes y abiertos a aprender con todo lo que nos pasa. Lo anterior permitirá que nos alejemos de cualquier adicción que nos pueda afectar y que es absolutamente nociva para nuestro objetivo de vida.


Visualizando lo anterior, pero dentro de las organizaciones, es la oportunidad más enorme e innovadora de llevar a dicho ente a otro nivel, de la mano de sus miembros, con coherencia, branding, cultura corporativa, inspiración, lealtad, admiración interna y externa, que redundará en mejores resultados desde la parte económica, ventas, confianza del consumidor y fidelización de los clientes internos y externos. Es así como te voy a dar 5 puntos de atención, para que tu área de un vuelco a la realidad y comprendas, de una buena vez por todas que, no estamos en una era de cambios, sino en un cambio de era:


  1. Desarrolla una gerencia de la felicidad:

Pero real, no solo de palabras, liderada por una marca personal corporativa, llena de empatía, carisma, pasión por su trabajo, que inspire, que aleje a los motivadores a 500 kilómetros de distancia, que dejen de hacer acciones para convertirlas en proyectos, que dejen de hacer reclutamiento, para empezar a invitar a amigos que tienen un pensamiento afín, a ayudar a crecer la organización, tocar la vida de otras personas y a crear impacto social. En este sentido las compañías deben empezar a variar sus actividades de final de año o convenciones, hacer algo de mayor impacto, que de verdad deje marcas, y que cambie el concepto que, la felicidad es directamente proporcional a las cajas de alcohol que hayan comprado.


  1. Crea tu equipo de investigación:

Pero no para cosas banales, por el contrario, para saber que les gusta a tus funcionarios, que los apasiona, que soñaron ser cuando niños, que los transporta a otra galaxia, y lo más importante, toma acciones que se alineen entre el objetivo de la compañía y lo antes mencionado; los resultados, no los vas a poder creer. Es la mejor manera de lograr que tus empleados vean el trabajo como una gloriosa oportunidad y no un castigo divino.


  1. Olvídate de los horarios:

Estar más horas en la organización no es sinónimo de mayor competitividad o mayor compromiso, por el contrario, puede ser algo totalmente contraproducente, generador de accidentes laborales, como efecto del cada vez más habitual Burnout. Así mismo, bajos rendimientos por problemas en la familia, debido al alejamiento del ejecutivo de sus prioridades verdaderas, por mencionar tan solo un par. Mejor haz planes que permitan el descanso, la interacción para desarrollo de mejores ideas de producción, logística, comercialización, felicidad laboral, clubes familiares etc. Básate en indicadores y no en máquinas de registro, notaras el cambio y veras, como menos es mucho más.


  1. Ten la puerta siempre abierta:

Los ejecutivos de puerta cerrada son tan eficientes, como sus computadoras apagadas; entonces abre las puertas de tu oficina, liquida de una vez por todas al prefijo “doctor”; nocivo, enfermizo y con sentido de inferioridad, que no le aporta nada a tu vida y por ende a la organización. Hazte un genio de la administración del tiempo, en la transmisión de conocimiento, sentido de ayuda a los demás, inspira a tu equipo y ellos ayudaran a replicar lo bello que haces, y así, no tendrás que cargarte a caballito a toda la organización.


  1. Invita a la familia a ser tu aliada estratégica:

No existe aliado estratégico, más grande en el 95% de los casos que la familia. Por eso invítalos a ser parte de esta gerencia de la felicidad, que se inscriban en programas de integración, celebraciones, trabajo colaborativo externo, etc. Construye actividades que permitan el conocimiento de la actividad tan importante y valorada que desarrollan sus padres o parejas en la organización. Complementa un poco este consejo con el numeral 3 y permite alguna salida más temprana para que puedan ir a una cena, un cine, un cumpleaños o grado educativo. Porque no hacerles seguimiento a estas maravillosas celebraciones y armar impactantes e inspiradoras historias que, pueden ser contadas en tus redes sociales.


Finalmente quiero que entiendas que, si deseas los mejores clientes del mundo, deberás primero tener los mejores empleados de dicho planeta, valorar y pagar lo que realmente se merecen, darles el trato que ellos desean tener, de esta forma tendrás un marketing social empresarial autentico y arrasador, y como resultado final, les habrás llevado al clímax de la mano de la felicidad laboral.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia

viernes, 10 de agosto de 2018

Millennials En Las Organizaciones ¿Un Problema?






Me resulta bastante particular y paradójico ver, como algunas organizaciones están tomando la llegada de los Millennials. Los reciben como toda una amenaza o una suerte de tragedia. Capaz que esto está sucediendo porque, generaciones anteriores, no estaban preparadas para un cambio tan radical de ver la vida y el trabajo, de entender que los dos deben ir en sinergia y ser aporte, no castigo.


Lo primero que deben entender las personas de otras generaciones que están dentro de dichas organizaciones, es que, los Millennials no son una generación de tontos con Smartphone, insatisfechos, de baja autoestima o poca tolerancia a la frustración, tampoco un grupo de vagos, como alguna vez me escribió un decano de universidad en Colombia, cuando abordé el tema por primera vez, un par de años atrás. Mucho menos creer que son unas personas irresponsables que a la primera dificultad salen corriendo por inconstantes. Paso siguiente, debería radicar en tener muy en claro que, cuando empiezas una relación basada en los prejuicios, la misma está condenada al fracaso. De igual forma no podemos pensar basados en lo anterior que, las personas que ya están en la organización de la generación X o Baby Boomers, son obsoletas y que deberían ser retiradas, simplemente es ver esta situación, como toda una oportunidad de crecimiento y aprendizaje. Para poder interiorizar mejor la situación podemos pensar en los hijos; por ejemplo, yo recuerdo que cuando les decía a mis padres ¿Por qué no puedo salir? Bastaba simplemente que me dijeran ¡Porque no! Para que el tema estuviese claudurado; ahora hay que hacer toda una exposición de razones para que ellos sepan la sustentación de la determinación. ¿Son malos los niños de hoy? ¡No! Simplemente vienen con otra connotación de la vida, y eso mismo es lo que pasa dentro de las compañías. Finalmente, no pretendas atarlos únicamente con el dinero o con el sueño de la pensión; trampa con la que fueron abusadas las otras generaciones, porque no te van a seguir y los vas a perder, ve más allá, toca sus vidas y deja que, al hacerlo, ellos también puedan dejar su impronta para todas las personas que están y las que van a llegar, eso es trascender, generar valor y por ende, esto es innovación real.


En otro momento había escrito acerca de un tema similar, le llamé “Hagas LoQue Hagas, Igual se Van a Ir”, y con base en esto y la experiencia del día a día, quiero dejarte algunos consejos básicos que te servirán para proyectar mejor todo el proceso de entendimiento e interacción con los Millennials, que para el 2021, se calcula que serán el 75% de la población laboral en el mundo:


Empieza por cambiar el concepto de cubrir vacantes, por el de atraer talento, y al tenerlo, cuídalo, inspíralo, escúchalo y empodéralo, en el día a día, no de la noche a la mañana. Al haberlo conseguido, evoluciona atrayendo este talento de una manera diferente, por intermedio de tus redes sociales (Linkedin la mejor opción), con juegos on line, cenas de conocimiento mutuo, vídeos donde muestren que les inspira en la vida y cómo eso podría impactar positivamente al mundo en el que vivimos, por mencionar unos pocos, de la gran inmensa posibilidad de opciones que puedes generar. Deja en el baúl de los recuerdos, la contratación basadas en los diplomas universitarios, el promedio de notas, que esto no te asegura nada; deja de excusarte en cumplir normas de calidad, que de eso, el 90% del mundo ya no le cree o no lo usa, o es que vos miras que norma de calidad tiene Uber, Booking, Airbnb, Amazon, Best Buy, ¡No! Simplemente crees en el comentario que hacen millones de usuarios imparciales que cuentan con honestidad lo que ha sido su experiencia. Recuerda una vez más, vivimos en un mundo que ya piensa distinto, ¿mejor o peor? No lo sé, simplemente se hacen las cosas de manera bastante diferente. De igual forma clausura los Wartegg, IPV, visitas domiciliarias y polígrafos, porque si querés personas de este siglo, no pedís seguir haciendo cosas del siglo pasado.


Al haber atraído el talento correcto, habré tu mente para escuchar a todos en la organización, la única premisa que les vas a colocar es que no te traigan problemas, que te traigan soluciones, mejoras, crecimientos. Hacerlo de esta manera hará que tus ejecutivos se sientan escuchados, sean más participativos y se alejen del mundo de los lamentos. Haz trabajo que implique la conexión y conocimiento de diversas áreas, buscando siempre armar parejas de trabajo de edades totalmente opuestas, vas a ver que las cosas que al principio pintan como un estrés y un descontrol, al final terminarán siendo grandes anécdotas por historias de vida y el crecimiento de los seres humanos. Con base en lo anterior, cumplirás la premisa fundamental de “Mejores Personas, Son Mejores Ejecutivos”; eso te dará un impacto laboral, social, nacional y en el futuro hasta mundial.


Olvídate de la obsoleta “motivación”, ya que con esta generación va a ser menos efectiva que nada, porque de seguir haciéndolo como se gestionaba en el pasado, les invitaras a gritar una tarde, pero a estar callados el resto del año, a lo mejor para lo único que vuelven a abrir la boca, sea para decirte: me aburrí de estar acá, y me voy para otra compañía. Céntrate mejor, en crear planes estructurados que sean medibles, que liguen los sueños de las personas, con los objetivos estratégicos de la organización, siempre con la constante visión de tener el equilibrio entre la vida y el trabajo, esto nos permitirá mitigar el daño psicosocial que se ha generado para muchas personas y que es el caldo de cultivo de la depresión, las enfermedades físicas y las terribles tasas crecientes de violencia o suicidio.


Para cerrar, quiero que pienses por favor que, manejar un auto básico puede ser muy fácil, pero hacerlo con un Ferrari, no lo será tan así. Entonces date la posibilidad de abrir la mente, desaprender para volver a aprender, eso mantiene sano y activo el cerebro; es un valor agregado y de prevención a enfermedades degenerativas, engrandece el alma y construye tejido social, semilla de la equidad social y la paz que tan de moda esta. Con base en lo anterior ¿Seguimos viendo a la Ferrari desde afuera y haciéndole críticas o nos animamos a subirnos y disfrutar de toda su potencia?


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia



viernes, 27 de julio de 2018

Lo Que No Dicen Tus Palabras






Si los seres humanos pudiéramos entender que, abrir la boca y emitir sonidos no es comunicarnos, mejoraríamos enormemente el intercambio de ideas e información con los demás, haríamos énfasis para hacerlo de manera adecuada y en el momento oportuno, pero adicionalmente a esto, sumaríamos otros elementos fundamentales para transmitir lo que realmente deseamos comunicar. Para hacerlo más fácil de entender, te lo explicaré con el ejemplo de mi perrita llamada Mía, y que es una bella Bullterrier de 4 años, que por obvias razones no puede hablar, pero se comunica conmigo al menar la cola para demostrarme que está feliz, me mueve las manos con su trompita para que la consienta, me manifiesta su amor con sus besos inacabables o me demuestra la ternura cuando me mira fijamente.


Con base en lo anterior, recuerda que no solo te comunicas con lenguaje verbal, y que dicha comunicación no es unidireccional, por eso aprende el primero de los parámetros para saber hablar, y es el saber escuchar. Entonces necesitas entender que, para hacerlo de la manera adecuada, su lineamiento debería estar trazado en entender y no solo para responder, que hay una diferencia gigante entre el debate y la pelea, que pensar distinto no te hace ni más listo o más tonto, que tu interlocutor, simplemente porque vos u otra persona lo dice.


Después de interiorizar completamente el anterior mandamiento a tu día a día, el paso estratégico, maravilloso e infaltable a seguir, será el de la incorporación de la coherencia, con eso podrás entre muchas cosas, enseñar con el ejemplo, tener una equidad y tranquilidad en tu vida, sumar liderazgo a la percepción que tiene el entorno de vos, así mismo, anexar credibilidad y autenticidad a todo lo que hagas.


Bien manejados los dos ítems anteriores, podrás empezar a desarrollar las bases sólidas para tener una comunicación no verbal, es decir la que brindas con tus gestos, posturas, tics nerviosos, miradas, movimiento de las manos, entre muchos otros. ¿Cuántas veces no te pasó que llegas a un sitio y te dicen buenos días con una cara de amargura absoluta? Te hablan si mirarte a los ojos, o peor aún, las personas que hablan con los demás, pero no despegan su mirada de la pantalla de su teléfono móvil, ¿Bastantes cierto? Bueno, afortunadamente este lenguaje no verbal es en la mayoría de los casos es positivo, por eso nos seduce una mirada tierna o la extensión de una mano en referencia a poder contar con la ayuda de alguien, la postura del cuerpo indicando que estamos contando con la total atención, un abrazo de verdad, de esos que sentimos que nos recargan hasta el alma o un saludo fraterno que nos hace sentir demasiado confortables y seguros. No podríamos por nada del mundo dejar por fuera la sonrisa, esa que es pilar fundamental de la empatía de los seres humanos y que es la llave maestra para ingresar en la mayoría de los sitios que anhelamos acceder. Debes tener claro que dicha sonrisa no nace en los 12 músculos faciales que permiten su operatividad, sino que debe tener su origen en el alma, debe ser noble, pura, integra, honesta y en conexión con el brillo de tus ojos.


Dale buen uso a tus manos al hablar, ellas son aliadas estratégicas para enfatizar en el momento justo cuando querés darle más relevancia a los que comunicas en ese preciso instante, no importa si tenés un solo interlocutor al frente, o estas arriba de un escenario con ciento de miles de espectadores aprendiendo de vos.


Para ir cerrando, recuerda hablar de manera positiva, no por el cosmos, los chacras, las declaraciones de poder, ni nada que se le parezca, sino porque esto aporta también a la empatía. Las únicas personas que les gustan las personas negativas o corrosivas, son las que se asemejan a ellas y por suerte son muy pocos. Eso no quiere decir que no seas crítico, lo que te invito a hacer es que afrontes situaciones de la vida, de una manera respetuosa y diferente, a veces no es lo que se dice, sino como se dice. Entonces habla de ¿Y si lo intentamos de otra manera? En lugar decir, eso no sirve; ¡podría ser más lindo! En lugar de usar una expresión que suene peyorativa, por solo mencionar dos ejemplos. Recuerda que para ser crítico, debes ser proveedor de soluciones, sino no sirve para nada, y terminarías en el grupo que mencioné en el inicio de este párrafo y que adicional a lo antes expresado, se caracterizan por tener un problema a cada solución.


Finalmente, habla con el corazón y partiendo desde el amor, tomándote ese espacio o ese aire en momentos de furia o descontrol. Recuerda que ser perfectos, no depende de nosotros, lo que si depende, es poder ir día a día encontrando nuestra mejor versión, en el bien propio y el de las personas que nos rodean. De hacerlo así, terminaras siendo un referente, una persona que inspira y una marca personal que habla con sus palabras, sus actos y dejando ese legado soñado.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia



viernes, 13 de julio de 2018

Employee Advocacy: Los Rockstar De La Organización





Si te hablo de Employee Advocacy, capaz que te va a sonar medio enredado y siempre he sido muy amigo de ser claro y fácil de entender. Por tal motivo, quiero contarte eso mismo, pero en palabras más simples, y te lo resumiría como la posibilidad que tiene tu organización de convertir a tus funcionarios en estrellas y contarle a todo el mundo del maravilloso momento que están viviendo, con el fin de generar branding, contenidos, coherencia con las políticas corporativas, pero lo más importante, para atraer talento y empoderar al que ya tienes dentro de tu organización, gracias a las redes sociales. Esto te permitirá ser innovador realmente, estar en conexión con las nuevas generaciones y lo más importante, alejarte del pasado y ser diferente a la competencia, humanizando tu marca.


Es bueno entender que cuando un miembro de tu organización genera contenido, tiene una interacción mayor del 800% y un 600% más del alcance con respecto a contenido que pudiesen generar terceros, como la agencia de medios que pudieras contratar. Entender esta situación en realidad es algo muy fácil de hacer, y radica principalmente en dos aspectos. El primero, es que no existe mejor general que el que está en el campo de batalla y sabe cómo se mueve su tropa y los adversarios. Segundo, debido al deseo de reconocimiento que tenemos todos los seres humanos, es lógico que vamos publicarlo y republicarlo en nuestros medios sociales, obteniendo la interacción de nuestros familiares y amigos que, hará que se llegué a más personas, mismas que de no saber que este tema lo desarrolló dicha persona, no se tomarían ni un minuto para conocer de qué se trataba. Como valor agregado a este ejercicio, tendremos recordación y valoración de marca.


Según Nielsen, la gigante en medición y estudio de mercados a nivel mundial, el 90% de las personas confía más en recomendaciones de gente que ellos conocen. De hecho, los leads que se generan a través de las redes sociales tienen una conversión mayor de siete veces versus otros leads generados.


Esta comunicación de primer nivel, también debe aportar para el interior de la organización, la cual debe evolucionar de simples comunicados planos en carteleras o mailing que nadie lee, a una estrategia de involucramiento y empoderamiento real. Quiero decirte que eso del empleado del mes ¡Ya no funciona! Bueno, no al menos como se ha hecho hasta este momento, donde no pasa del título y la foto del acreedor a esta mención, en una de las paredes frías de la compañía.  Cómo crees que le aportaría hacer lo mismo a tu organización, si a lo antes mencionado, le sumas una estrategia de marketing interno con vídeos de reconocimiento de compañeros de trabajo, de su propia familia, de amigos, en fin, de muchos más actores de esa película del día a día de ese funcionario. Te lo aseguro que el producto final, tendrá más impacto y una mayor recordación, y en pocas palabras, esta persona y su entorno se convertirán en embajadores de tu marca.


Para poder desarrollar una estrategia de Employee Advocacy, te sugiero seguir estos pasos básicos, dejándote en claro que deben ser el complemento a toda una política de construcción de marca personal corporativa:


Primero, crea un ambiente confianza y libertad: recuerda que las certificaciones hoy sirven para poco o nada, un sello “Better Place To Work”, no será diferencial, si tus miembros dicen en redes o en la comunicación verbal, que trabajar allí es un desastre, si las personas del entorno perciben tu estrés o sienten que ir a trabajar para ti, no es la mayor fuente de inspiración, sino un castigo atroz. Con base en lo anterior, no prohíbas el uso de las redes sociales en tu organización, ya que por ahí y de manera atrevida, podrías hacerlo en su PC de escritorio, pero no en su Smartphone personal. Mejor incentiva su uso correcto, en los espacios correctos y en los tiempos indicados, eso sí, aportando en la mayoría de los casos a la construcción del objetivo de la organización.


Segundo, establece objetivos claros: mismos que deben estar alineados a los planes de marketing personal corporativos, desarrollados en etapas previas. Adicionalmente deben tenerse muy presente cuáles serán los objetivos a conseguir y como se hará la medición de la mano de KPI’s concretos.


Tercero, define las reglas del juego: por más que esto debe ser un concepto de confianza y libertad como lo hablaba en el primer paso, es bueno definir el idioma de comunicación, para tener claro el manejo de crisis, la respuesta a acciones que se puedan suscitar o cualquier variable que el camino nos presente. Muy importante que acá debes orientarles y acompañarles, no imponerles, ya que así no funciona, porque debe escribir el corazón y no la presión del “jefe”.


Cuarto, invierte en herramientas que te ayuden a la gestión: Hootsuite, que es la herramienta que nosotros manejamos es una muy buena opción, pero también te podrían servir otras cómo, por ejemplo: Social Chorus, Smarp, Net&Market y Socialreacher que tiene su versión en español.


Quinto, Crea programas de incentivos: que no siempre deben estar ligadas al dinero, y que mejor aún podrían estar dirigidas a bancos de horas para poder hacer actividades que apasionan, deportes, construcción de relaciones sociales, entre muchas otras posibilidades.


Desarrollar copy que suenen lindo cómo, por ejemplo, que hablan mirándote a los ojos, somos su amigo, creemos en ti, usted y nosotros del mismo lado, la nueva raza o decir que le están poniendo el alma, es muy fácil, lo realmente interesante y el reto a conseguir será, hacer que tus funcionarios vibren y se identifiquen con ellos, permitiendo que extiendan esta emocionalidad y profesionalismo a tus clientes en el diario vivir.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar. 


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia