viernes, 23 de enero de 2015

2do. pecado capital: en área financiera y tributaria






El tema de  tributario  es  otro  gran problema  que se  convierte en pecado debido a que  cuando  usted  apertura  su empresa, estudia en su universidad, o va a entidades de fomento empresarial, no son tan claros profundos  y críticos, como deberían serlo.


Sean  que los impuestos en su país se inviertan  bien o se inviertan mal, usted  debe saber que es su obligación pagarlos, pues no hacerlo le  traerá graves problemas, que en pueden terminar  con su empresa  en la quiebra o con sus bienes embargados.


Por eso, cuando escuche proyectos del  gobierno de  reformas  tributarias,  de  supuestos  beneficios   que  le quieren  brindar,  desconfíe el triple, porque es  real,  en la mayoría de países  del mundo  nunca  se hará una medida para proteger o incentivar al  empresario; y muy por el contrario, se le gravarán más impuestos, para hacer que usted  tenga  que trabajar el triple para poder cumplir con las nuevas medidas, mientras que otros grupos de real poder de presión sobre el Gobierno, salen beneficiados.


Desconfíe  algunas personas u organizaciones que le ofrecen los servicios  contables porque  como hay muchos muy  buenos, también hay un grueso  grupo de “profesionales” que  solo les interesa el fee mensual que usted paga por contabilizar sus movimientos  y  presentar sus pagos tributarios, que  al  final de  cuentas lo dejarán  con problemas ante las entidades  reguladoras, y que se desaparecerán en el momento que  usted  y su empresa  sean requeridos.


En Colombia país  en el que me  encuentro ahora, y desde  donde  escribo este artículo es  curioso ver  como  tienen  más  persecución las personas  que no están al día  con la DIAN (Departamento de Impuestos y Aduanas Nacionales)  que con  cualquier político  corrupto, que  se  robó el patrimonio nacional, la  guerrilla, los paramilitares o los narcotraficantes. ¡Para los  que  delinquen hay indultos, para los empresarios, no!


No deje  nada  sin  pagar, no deje  nada  sin  guardar, porque en el momento de  un requerimiento, no tener un soporte es  igual a  no haber pagado, desconfié de las  entidades oficiales porque nunca le  van a  ayudar,  a ellos les pagan por sacarle la  mayor  parte del  dinero posible  y por castigar al que ose tratar de  no hacerlo. Entonces no se  crea  muy vivo al tratar de  tener  dobles  contabilidades o hacer  arreglos  ilegales, al final todo se  sabrá, y la  cura  será peor  que la enfermedad.


Nos interesa mucho su opinión y brindar temas de interés, por lo que lo invitamos a escribirnos y a darnos  su opinión y a proponernos temas, para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme sus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR
@sowhatcolombia
Corrección de estilo: Mario Leonardo Murcia Pabón

No hay comentarios:

Publicar un comentario