miércoles, 28 de enero de 2015

3er. Pecado capital: en delegación de funciones






Muchos  empresarios, al  crecer,  quieren  seguir  manejando  su empresa  con los  mismos  conocimientos  básicos  y  el mismo personal sumiso  con el que arrancaron, lo cual  no está  del  todo mal, porque  allí está la  esencia del negocio, pero  en cierto momento, hay que tecnificar la  operación,ceder  su  trono a personas  que puedan  no solo seguir  vendiendo  bien, sino  que ayuden al empresario a acabar de  fundamentar las  bases de un negocio sano, próspero y con proyección: No es igual la  base para una  casa  de dos plantas, que para un edificio de  diez.


Muchos de los  empresarios  comúnmente lo que  le dicen a uno, es que ellos no crearon  todo eso para cederle  el manejo a un completo desconocido que viene  con palabras  raras, a poner  en riesgo  todo lo que han construido durante años, y el sudor de su frente”.  


Quizás no recuerden que cuando  nacieron, y medianamente crecieron, podían  hacer  muchas  cosas  al tiempo porque  la  magnitud de las  mismas  e importancia, no era  tan  grande, pero  cuando este  compromiso  crece,  así  quieran,  no lo van a poder hacer: No se puede  silbar  y cantar al tiempo, eso es  100% real.


Otra  situación que normalmente  se da y que es nociva para  la organización, es que muchos  vicios  que se  dieron en la  creación y crecimiento  de  esta PYME, se pueden mantener en el tiempo, y el empresario llegue a verlos como “normales” y crea que lo que dio resultado antes, sigue dando resultado ahora: Pero lo cierto es que si la organización ha crecido, habrá más ojos encima, estrés laboral, y de seguro, competencia también, dispuesta a aprovechar cualquier error en los procesos, cualquier retaso y cualquier problema de imagen, para captar a los clientes que descuidamos.    


Por eso es que el consejo que les  doy a los creadores de los conceptos es que sepan cuándo dar un paso al costado, y por ahora, que deleguen y que se acostumbren a manejar indicadores de gestión; y una vez sientan que el negocio creció, conformen una junta directiva formada por profesionales y especialistas, que no solo le den palmadas en la espalda, sino que le ayuden en realidad a dirigir su empresa: ¡Así se  crece de verdad!


Nos interesa mucho su opinión y brindar temas de interés, por lo que lo invitamos a escribirnos y a darnos  su opinión y a proponernos temas, para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme sus opiniones. Se despide tu amigo,

Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR
@sowhatcolombia
Corrección de estilo: Mario Leonardo Murcia Pabón

No hay comentarios:

Publicar un comentario