viernes, 30 de enero de 2015

6to. pecado capital: en logística y manejo de dinero






Otro  de los  pecados  habituales  del  empresario Pyme  es  el tema  de  la  logística y cumplimiento a la  hora  de  la  entrega  de los productos  vendidos.


Si nosotros   le  preguntamos a  un  empresario: ¿Qué  es lo  que más  quiere   que  pase  en su empresa? El 99.9% le  responderá  que  lo que más desea es  que  venda  demasiado  y se llene de  dinero. No está  mal  la idea  pero  vayamos a la primera  expresión  de esa  respuesta  y analicémosla:


Supongamos  que  está  vendiendo demasiado ,  pero  ¿cómo  hace para  producir  demasiado y como  hace para  entregar  demasiado?


Por eso  es tan importante el tener  un crecimiento  coherente y estructurado, teniendo  siempre  una planta  física  acorde, y  en  casos de las  entregas, una  solución  propia de  buen nivel,  o si para  cumplir con esta, usted requiere de una  muy alta la  inversión económica, la  cual no tiene o no desea invertir en ella, existen muchas  empresas  de logística, delivery, paqueteo y mensajería, que le pueden  ayudar.


Voy a  explicar lo último con  un ejemplo, para  que me  entienda  mejor:


Usted  tiene  una  pizzería, la  cual  ya   tiene  cuatro puntos de  atención al  público, sus  ventas  van en  crecimiento acelerado. Es   ahí   donde mi  consejo a cobrar  valor.  Quizás ya  necesita  de un centro de  producción para  no seguir  haciéndola punto por  punto, lo que  aumenta  costos por temas  de  pérdidas en inventarios,  o falta de estandarización,  otro pecado  capital, que en su momento  tocaremos. 


De igual  forma, si antes  tenía en cada  cocina a cinco personas  con las   que  podía  soportar la  operación, a la  hora de  crecer, va  a  requerir  de más   personal, ¿los  costos adicionales se  justifican?: vender más,  no  quiere  decir,  ser más  rentable, ¡Ojo con eso!,  ¿tiene el espacio   físico  para que  esas personas puedan trabajar de manera  cómoda y segura?,  ¿tiene espacio para  que más  hornos de cocción sean  comprados e instalados?,  ¿cómo estará  su capacidad de almacenaje y de cumplimiento de normas?  Esos son temas que debe solucionar al pensar  solo la  producción del producto, pero…¿cómo hará para  tomar  el pedido, ordenarlo  y  entregarlo a tiempo, ahora que no vende 100 domicilios diarios, sino  1000?. Por lo general eso  lo hace un encargado, pero  si  esta  persona,  toma  las  llamadas,  ¿Como  controla  la operación y el servicio al cliente?


Con el  tema  del  manejo del  dinero  también hay un cuello de   botella porque    ya no es  lo mismo  vender  U$1.000 dólares  diarios  que  U$10.000. No es lo mismo  que  un empleado  suyo haga la recolección de las  cifras  antes  mencionadas y las  transporte, acuérdese que la  ocasión hace al ladrón y siempre  es  mejor  ser   de la  escuela de: “piense mal para que le  vaya  bien”.


Muchos optan por   dejar un carro  propio para  hacer  este  trabajo, sin pensar los  riesgos  que  se  corren, tanto  en lo monetario, como  en la  vida  e integridad del mismo  dueño o de sus  empleados. Si  suma   todos los  riesgos, molestias, desgaste  y  demás  cosas  que  afectan  en la  operación lo antes  expuesto,  verá  que podría salir más  económico contratar una  empresa  especializada en el transporte de  valores.


Me interesa mucho tu opinión y brindar temas de interés, por lo que te invito a escribirnos y a darnos  tu opinión y a proponernos temas, para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme sus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR
@sowhatcolombia
Corrección de estilo: Mario Leonardo Murcia Pabón
mario@murciapabon.info

No hay comentarios:

Publicar un comentario