martes, 13 de enero de 2015

La suerte no existe, los proyectos sí






Sin querer pretender ser un necio o arrogante, que se cree el dueño de la verdad absoluta, pero si en aras de transmitir un mensaje y proteger una profesión altamente efectiva de personas que son más verso que realidad, he tomado la decisión de escribir este blog, que espero que le haga tomar conciencia y centre sus esfuerzos en lo que en realidad debe hacer para convertirlos en realidad.

Con un preocupante crecimiento me tropiezo día a día con personajes que hablan de crecimiento personal, motivación, Constelaciones, positivismo, o como quieran llamarle; lo ligan a amuletos, talismanes, ritos y cuanta tontería se les pueda ocurrir. Lastimosamente en una sociedad en franca decadencia, estos personajes funestos hacen de las suyas por los deseos de encontrar respuestas de las personas, en algunas ocasiones por temas culturales sin fundamentación o simplemente porque creemos en tantas cosas, que una más, no hará gran diferencia.

Excúsenme por lo duro que estoy siendo, pero creo necesario serlo, obviamente sin irrespetar o sin pasar por encima de nadie; pero si usted no hace nada por su vida, nadie lo va a hacer; ni un brujo, ni un talismán, ni un riego, ni nada de nada. Así que en lugar de estar pendiente de gente que dice cosas inverosímiles como: “Que una planta no sirve en su casa porque las hojas caen hacia abajo (valga la redundancia)”; “Que la curvatura de su oído, indicara lo prospero o no de su futuro”, entre muchas otras cosas; mejor salga a dar la pelea y cómase el mundo, crezca y ayude a crecer a los demás.

Las cosas en la vida no ocurren por azar, ocurren porque en el 99% de los casos, nosotros hacemos que acontezcan, tenemos sueños, ilusiones y fantasías, a las cuales les asignamos unas acciones determinadas en nuestro plan de vida y por eso la obtenemos. Sencillamente es hora de cambiar y por eso le voy a dar diez tips que le ayudaran a encontrar en realidad lo que se ha propuesto en la vida; sin fórmulas mágicas, talismanes, energías del más allá o menos acá.

1.   Ten una espiritualidad inquebrantable, deja tu vida en manos de Dios y sigue las enseñanzas en tu corazón, no en una religión de vitrina y pronto experimentaras cambios en diversos aspectos.

2.   Ten coherencia en lo que dices, sientes, piensas y haces. Esto te ayudara a abrir puertas y mantenerlas abiertas por siempre para el emprendimiento o proyecto que gestiones.

3.   Ámate como paso previo antes de amar a los demás, eso te hará valorarte y entregar un amor más integro a los que te rodean.

4.   Cree en vos antes que en formulas secretas, pócimas mágicas, gurús de barro, brujos y cuanto personaje se le parezca.

5.   Da valor a la familia, pero no solo valor económico, porque podrías caer en el error de muchos padres que intentan darles a sus hijos todo aquello que no tuvieron y por pensar así, dejan de darle aquello que sí tuvieron. El escuchar, negociar y compartir en la mesa son tres pasos básicos para mejores familias.

6.   Ten un plan de vida, revísalo, corrígelo y actualízalo, ya que si no sabemos para donde vamos ¿Cómo sabremos sí vamos por el camino indicado?

7.   Ten buenos hábitos y costumbres, de ahí depende mucho de tu actuar (Puntualidad, presentación personal, hablar bien, saber reír, cumplir compromisos, disciplina, constancia etc.) Nada es gratis en esta vida y menos se consigue de la noche a la mañana.

8.   Colócale amor y pasión a todo lo que realices. Este par de ingredientes son los mejores condimentos en la elaboración de la receta de la vida.

9.   Nunca creas en la humildad, ni la arrogancia, las dos posturas son extremas y no te van a servir; quédate en un punto medio, donde tendrá seguridad por lo que hace, pero sin subirse en orgullos sin fundamentos que solo nos hacen equivocar.

10.               Como diría el más grande Steve Jobs “Vive cada día de su vida como si fuera el último, que algún día tendrá razón”. De mi parte le agregaría: No dejes para mañana lo que puedes hacer, decir, demostrar, disfrutar, crear, hoy.

Me interesa mucho tu opinión y que me brindes ideas para generar temas de tu interés, por lo que te invito a escribirme, a darme tu punto de vista y a proponerme nuevos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.

De esta manera concluye un nuevo editorial, el cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y acompañarme en este crecimiento mutuo. Se despide tu amigo,

Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR

@sowhatcolombia

1 comentario:

  1. Inspirador como siempre Hector. Felices fiestas y mejor 2016

    ResponderEliminar