jueves, 12 de marzo de 2015

La Marca Personal y sus Relaciones Públicas






En los tiempos que vivimos, donde el desarrollo de una marca personal pasó de ser un lujo a ser necesidad, sus relaciones públicas también deberían tomar dicha importancia y realce.


Al igual que las relaciones públicas de una empresa, deberá tener unas políticas corporativas (Misión, Visión, entre otros), que le ayuden a saber, conocer y trazar el cronograma de actividades a ejecutar. En el caso de una marca personal, dichas políticas corporativas deberían estar ligadas a su plan de vida o marketing personal (hábitos, comportamientos, ética, valores, metas objetivos); usted debería conocerlos desde el paso número uno de la construcción de una marca personal, y que es el armado de la estructura de la misma. Yo siempre recomiendo, con base en lo anteriormente expuesto, sumarle y no solo de palabras, sino más de actitud, valores como: coherencia, amistad, lealtad, agradecimiento, servicio al cliente y retribución a la vida. 


Le invito a retirar dos mitos de su cabeza: que las relaciones públicas solo son para las grandes personalidades, el primero; y que las mismas solo son necesarias para altos cargos ejecutivos de personas mayores, el segundo. Las dos son una falacia; ya que no importa en qué etapa de su vida esté, siempre serán un engranaje clave en la construcción de las metas y objetivos que se trace en su vida.


Con base en lo anterior quiero brindarle algunos tips que pueden serle útiles a la hora de manejarse con su entorno en temas de relaciones públicas:


-      Sea buena persona porque le nace y no porque le toca; ayude a cuanta persona pueda, ya que usted no sabe en el futuro y con los cambios de la vida quién le pueda devolver la mano. No discrimine por raza, credo, físico, ideología, ni por nada que se le parezca; por el contrario valore porque somos seres humanos y eso es más importante que nada.

-      Aprenda a escuchar antes que a hablar; por algo la vida nos dio dos orejas y tan solo una boca.

-      Que su palabra sea una marca registrada, mucho más sí está sacando adelante su emprendimiento, ya que esta será su norma de calidad y valor agregado.

-      Responda cada correo, mensaje de red social, llamada telefónica, intento de contacto o cualquier acercamiento que la gente de manera respetuosa haga hacia usted. Lo anterior implica también las criticas y la aceptación de errores que deben tener un protocolo de manejo y respuesta; nunca responda irrespetos o diferencias de opinión con agresividad, tómese su tiempo para respirar profundo, calmarse, tener cabeza fría y ahí sí hágalo.

-      Que la puntualidad y el respeto por los tiempos de los demás siempre estén en el orden del día, no caiga en el error de los tontos que piensan que hacer esperar es hacerse el importante o el interesante.

-      Las relaciones públicas siempre deben ser comerciales o de alianzas estratégicas reales, que proporcionen crecimiento equitativo para las partes que intervienen.

-      El buen humor y el carisma son llaves que abren puertas, aprovéchelos si son naturales en su personalidad, sino, no lo haga; de igual forma no abuse de ellos porque es muy delgado el hilo que separa el ser atento a pasar a ser insoportable.

-      Si maneja el protocolo o la logística de un evento empresarial, no deje nada al azar. Tenga una hoja de ruta con la descripción detallada de confirmación de vuelos, transportes, hoteles, seguridad, comidas, bebidas,  salidas turísticas,  horarios, números de contacto tanto suyos para los visitantes como de estos para poder hacer su propio seguimiento a ellos, correos informativos antes del evento y de agradecimiento post evento, entre muchas otras cosas.

-      Lo último y más importante: “Cuando estás en relaciones públicas no te pagan por ser bonito físicamente, por tener los sitios de moda, por hablar mucho; te pagan y valoran tu gestión profesional, por ir un paso delante de todo (problemas, competencia, improvistos)”.


Me interesa mucho su punto de vista y brindar temas de interés, por lo que le invito a escribirnos y a darnos  su opinión y a proponernos temas, para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR
@sowhatcolombia

Fuentes:
Diario PR Comunicaciones: http://ow.ly/JVh6D

Fotografía blog: www.dreamstime.com  

No hay comentarios:

Publicar un comentario