miércoles, 1 de abril de 2015

Marca Personal: más que una moda o una oportunidad de negocio fácil





Según diferentes estudios, se puede suponer que el concepto de marca personal se empezó a desarrollar por el padre del management -Peter Drucker- cuando por los años 70 empezó a hablar del “trabajador del conocimiento”. Luego en 1997 Tom Peters, a quienes la mayoría de las personas le adjudican ser el padre del concepto del personal branding por su artículo “The brand called you”, desarrolla con mayor profundidad la idea y plantea básicamente diez aspectos para tener en cuenta a la hora de desarrollar su marca propia.


Desde hace unos cinco años para acá, y principalmente en este último año, se ha dado un boom de estudios, proponentes, asesores e infinidad de “expertos” que hablan, explican asesoran y brindan conferencias acerca del tema. Por un lado esta situación es favorable porque va a existir una mayor oferta de productos, conocimientos, voz a voz para expansión del mercado objetivo; pero de igual forma también tiene su lado negativo porque muchas personas que realizan medianamente algo que se asemeje, se están auto-denominando gurúes en el tema y son una amenaza para las personas asesoradas, los profesionales honestos que sí saben de verdad, y la reputación de una técnica de profesionalización de los ejecutivos y los seres humanos.


Como apasionado en la materia he investigado en profundidad, no me he centrado en una sola línea o concepto, lo he dejado muy abierto para hacerlo lo más holístico posible y, con base en lo anterior, me atrevo a escribir el blog de hoy para evitar que las personas sean asaltadas en su buena fe. Así es como desarrollé toda una técnica de entrenamiento personal llamada MarketCoach, de la que hablaré en el blog de la próxima semana, y que se centra en los fundamentos de la psicología humanista, para hacerlo apegado a una ciencia. A lo anteriormente expuesto le adiciono temas de espiritualidad, formación del ser, liderazgo, PNL –real, no el de la palabrería-, asesoramiento de imagen, marketing digital (Web, blogs, redes sociales), sexología, relaciones públicas, publicidad, ética y valores. Sí algo falta, la situación no va a ser del todo provechosa y no obtendrá la persona y organización los mejores resultados después de haber hecho el proceso de creación, estructura, desarrollo y posicionamiento de la marca personal. Es así de fácil de entender: usted va a hacer un plato maravilloso en su cocina para un invitado especial, pero de los 10 ingredientes que le indica la receta, usted solo compra la mitad… no tendrá que ser un genio para saber que el producto final dejara mucho que desear y su invitado se irá disconforme de lo que usted le ofreció.


Por eso, no son asesores integrales de marca personal personas como:


-      Personas dedicadas al Coaching sea cual sea su línea y que piensan que el ser es lo único importante.


-      Relacionistas públicos que piensan que se puede hacer dicho trabajo sin tener previamente una estrategia encaminada a conseguir las metas y objetivos de la persona.


-      Los personal Shopper, que solo se fijan en la imagen exterior sin dar importancia a la imagen interior. Si lo de adentro no está bien, no importa lo que te coloques, siempre lo de afuera se vera mal.


-      Las universidades que promocionan conferencias, diplomados, seminarios del tema, sin tener capacitado a su equipo interno en la materia, sin darle la importancia por el futuro que representan y solo con fines de lucro. Muchos de estos programas han sido plagiados de personas que pasaron ingenuamente sus propuestas y que nunca recibieron ni buen trato ni respuestas. Parte de esto, comienza con el error de pensar que las marcas personales solo son un cúmulo de diplomas.


-      Las personas de marketing y publicidad que creen que pueden crear una estrategia de un producto que no existe, ya que primero se crea el mismo y después sí se genera la estrategia y la comercialización.


-      Quienes piensan que por manejar redes sociales ya está todo hecho para gestionar marcas personales, también tendrán el mismo problema del ítem anterior.


-      De igual forma quien se dedica al free press y cree que crear una marca personal es llevarla a medios de difusión a decir cualquier cosa, en programas de cualquier cosa y que terminen siendo tratados como cualquier cosa.


-      Para cerrar y los mejores… los que venden marca personal y no tienen su propia marca personal desarrollada. Es como ir a tu esteticista oral y que al personaje le falten varias piezas dentales.


Ofrezco excusas si al defender de manera tan vehemente mi profesión puedo ser muy duro con algunas personas o si hiero susceptibilidades, pero uno de los valores del personal branding radica en el carácter para llamar a las cosas por su nombre y no solo para que suenen lindo. Para quienes trabajan integralmente, aparte de felicitarlos, los invito a hacerme o hacerse parte de proyectos en común. A quienes no lo hacen aún, a cambiar y darle la importancia, el respeto que se merece esta profesión y las personas. A quienes quieren seguir haciendo lo mismo, solo me resta decirles que en algún momento los potenciales clientes van a darse cuenta y quedarán al descubierto.


Me interesa mucho su opinión y brindar temas de interés, por lo que le invito a escribirnos, a darnos  su opinión y a proponernos temas, para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR

@sowhatcolombia

2 comentarios: