miércoles, 13 de mayo de 2015

Matriz de seis campos de una Marca Personal: Relación Consigo Mismo






Es la matriz de la confrontación, el autoconocimiento, la autoaceptación y el amor propio, entre otras grandes variables. Brinda un alto porcentaje de aporte en la búsqueda de la esencia de la marca personal; de igual forma aporta la estructura y proyección de la misma, basada en las metas a corto, mediano y largo plazo que generarán los objetivos anhelados.


Preguntas tan básicas y aparentemente ingenuas como: ¿Quién soy? ¿Cómo soy? ¿A qué vine a la vida? ¿Cuáles son mis fortalezas y mis debilidades? O, ¿Cuál es mi pasión? Por solo mencionar cinco de ellas; al hacer el ejercicio de sentarse a escribirlas, nos demuestra que son tan fáciles de responder y menos aún de estructurar simplemente en nuestra cabeza.


En este indagar como objetivos alternos a la de encontrar elementos a la esencia de la marca personal, también podemos adicionar el conocer de manera clara y -lo más importante- hacer uso de las cosas que hace mejor, sus mayores cualidades, los valores y hábitos, entre muchos otros aspectos para potencializarlos cada vez más. De igual forma conocer el polo opuesto a lo expresado anteriormente, como podrían ser las cosas que no hace tan bien; pero no para cambiarlo, sino simplemente para conocerlo y saber que está ahí; ya que la estructura del MarketCoach se centra en las fortalezas y no en las debilidades.

La espiritualidad y las creencias son otro ítem que analizamos en este campo, ya que acá debe estar fundamentado el precepto principal del MarketCoach que es la coherencia (sinergia en lo que pienso, siento, digo y hago).


Cabe la pena anotar que también se deben brindar herramientas de control, balance, análisis y cambio de ahí en adelante, para poder tener una medición real de resultados y poder entender el por qué de los mismos, ya sean positivos o negativos.


Para ir cerrando, quiero hacer una recomendación especial al trabajar esta área, y que tiene que ver tanto con la honestidad de la persona en entrenamiento al responder o creer las cosas, ya que podemos caer en especulaciones que pueden afectar el normal desarrollo de nuestro proceso de crecimiento; así como también la sumatoria de amor propio al proceso. Para que el ejercicio sea más productivo, siempre tenga en cuenta los tres mandamientos de dicho concepto y que son:


  1. Me quiero para que me quieran
  2. Me respeto para que me respeten
  3. Me valoro para que me valoren


Una cortesía más: Sí como consumidor… usted no compraría su marca personal, ¡créame que nadie más tampoco lo va a hacer!

   
Me interesa mucho su punto de vista y brindar tópicos de su interés, por lo que le invito a escribirnos, a darnos  su opinión y a proponernos temas, para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme sus opiniones. Se despide su amigo,



Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR

@sowhatcolombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario