martes, 9 de junio de 2015

Matriz de seis campos de una Marca Personal: Relación con el Trabajo






¡Qué lindo que nos paguen por hacer lo que nos gusta! Es una frase que habitualmente nos encontramos y que debería ser el pilar de todos los que nos desarrollemos en cualquier actividad económica, indiferente si soy emprendedor, empleado o trabajador informal. Tener gusto, amor y pasión por lo que hacemos, siempre va a generar el poder dar un valor agregado a lo que gestionamos en diversos aspectos como podrían ser: económicos, de ascenso en la organización, generación de empleo para terceros y muchos otros factores que en el desarrollo de este campo trabajamos en los entrenamientos de marca personal en la etapa uno (La de encontrar la esencia), y que en esta ocasión nos atañe al área del trabajo.


Analizándolo desde el punto de vista como empleado es bueno poder conocer en qué áreas  de la organización puedo dar lo mejor de mí, de igual forma saber si prefiero las actividades semi independientes o me inclino más por la interacción y el trabajo en equipo con mis compañeros de trabajo para encaminar mi estrategia de crecimiento laboral. Saber cuál es mi resistencia a la presión o exigencia de mi cargo es otro aspecto a tener en cuenta en el entrenamiento.


Esta matriz suele tener una relación marcada con la de relación con la familia, debido a que muchos recuerdos de niñez, juventud o estudios se pueden hacer presentes en este momento y terminan siendo detonantes de resentimientos o malos tratos hacia un equipo de trabajo.


A la hora de ser emprendedor esta matriz también es de gran ayuda a la persona en entrenamiento, ya que mucho de su esencia de marca personal se termina transmitiendo a la esencia de la marca empresarial y que es una ganancia enorme a la hora del posicionamiento de las dos.


En ese estudio del recorrido del ejecutivo, el responsable del entrenamiento se adentra mucho en su pasado y experiencia laboral con el fin de conocer sus mejores y peores experiencias, de igual forma los mayores logros o fracasos, esos referentes de mercado que le hicieron seguir esa línea profesional, como de igual forma esas personas que fueron sus superiores en jerarquía y de los que aprendió o tomo el mayor cariño, ya que de todas estas experiencias vividas se van a construir las bases de las realidades futuras.


Me interesa mucho su punto de vista y brindar tópicos de su interés, por lo que le invito a escribirnos, a darnos  su opinión y a proponernos temas, para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme sus opiniones. Se despide su amigo,



Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR
@sowhatcolombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario