miércoles, 2 de marzo de 2016

¿Caudillo, gerente o líder? Una Nueva Oportunidad de la Marca Personal






¿Se ha puesto a pensar que tipo de dirección es la que aplica a su emprendimiento o la que comanda la organización donde usted se desarrolla? Bueno, hoy es una oportunidad para que comprenda un poco de tres modalidades, encuentre las ventajas o desventajas que pudiesen tener y que haga los ajustes que permitan optimizar el potencial humano.


Caudillo:

Este modelo de dirección se encuentra principalmente en emprendimientos que han evolucionado y han llegado a tener posicionamiento o están en camino de tenerlo. Es dueñocentrico, si se me permite la expresión; ya que él no permite que se mueva, ni un papel sin su autorización, el perfil indicado para los miembros de estas organizaciones, son aquellos trabajadores que les pagan por cumplir órdenes y no para tener iniciativas propias, saben llevar la idea así estén en total desacuerdo con la misma, son maravillosos para hacer venias, boicotear el trabajo de algún otro miembro de la organización, que se esté destacando más que él mismo, y saben que el cargo que tienen en este tipo de organizaciones, difícilmente lo podrían tener en otra que tuviera unas condiciones más adecuadas para laborar. El clima organizacional en este tipo de dirección siempre es tenso, lleno de conflictos, habladurías y envidias, no se cree mucho en mejoramiento y por tal motivo poco se invierte en capacitaciones o planes de bienestar del cliente interno. Una característica adicional de este tipo de manejo, lo destaca el vivir en un constante solucionar de conflictos y apagar incendios, por la poca planificación que tienen, la baja credibilidad en las capacidades de las demás personas del grupo de trabajo o un el egocentrismo extremo. Aunque este tipo de dirección no es exclusiva de emprendimientos o pymes, si vale la pena resaltar que se encuentra en un altísimo porcentaje en este tipo de organizaciones.


Gerente:



Aunque este tipo de dirección es un poco más abierta, de igual manera presenta varias falencias y posibilidades de mejoramiento. Se destaca por ejemplo que en el global de las situaciones los gerentes tienden a pensar más en soluciones a corto plazo, ya que les interesan los resultados inmediatos, controlan y se mantienen dentro de sus propias creencias, tienen empleados o personas a su cargo, por lo que se lo hacen saber y sentir; cumplen indicadores de gestión, ya que con eso basta y sobra. En algunos casos y esto se da principalmente el Latinoamérica, su fascinación es ser llamados “doctores”. A diferencia del caudillo, el gerente con un buen trabajo de entrenamiento en coaching, PNL o marca personal podrían tener la posibilidad de llegar a ser unos buenos líderes.


Líder:



No existe un patrón de personalidad exacto para definir a un líder como muchos creen, y que les supone como seres humanos espontáneos, carismáticos, seguros o extrovertidos. Ya que usted podría encontrarse con grande líderes del mundo muy diferentes a este patrón, como lo es el creador de Facebook, Mark Zukerberg; que es un tipo tímido e introvertido, o un Steve Jobs, que aunque no era el más carismático, si contagiaba con su pasión. De igual forma también cabe la pena agregar que el líder no está obligado a ser el más capacitado o conocedor de un arte, trabajo o profesión. Un ejemplo de ello lo podría encontrar en la selección argentina de fútbol, donde la mayoría de personas pensarían que Lionel Messi, considerado por muchos, como el mejor jugador de todos los tiempos, tendría que estar llamado a cumplir esta función, pero que en la realidad del momento, el llamado a ser líder y referente es Javier Mascherano.



Los líderes piensan en resultados a mediano y largo plazo; no dan ordenes, simplemente indicaciones; transforman las creencias, saben delegar y no tienen adicción al poder o al control absoluto, saben estar en el escenario o detrás de el, son innovadores, se anticipan al cambio y lo más importante: enseñan con su ejemplo y por tal motivo no tienen empleados sino seguidores.



Pero entonces valdría la pena preguntarse, ¿El líder nace o se hace?, y las respuesta es que el líder nace y se hace. Simplemente es tener el momento indicado, con la inspiración correcta y con la asesoría adecuada. Por tal motivo la marca personal toma total relevancia en este campo, y las pequeñas, medianas o grandes organizaciones, tendrán que buscar dentro de sus ejecutivos o fuera de sus oficinas, personas que quieran ser diferentes, hacer las cosas de manera diferente y vivir la vida de manera diferente. De la mano de unas políticas corporativas renovadas, planes de mejoramiento en clima organizacional y la consultoría adecuada, dichas organizaciones tendrán mejores personas, que se convertirán en mejores ejecutivos, miembros de familia y por ende mejores miembros de sociedad; lo que redundará en el reconocimiento del mercado, tanto para el cliente interno, como para el externo; que es el sueño de todas las grandes, innovadores y posicionadas empresas del futuro.




Me interesa mucho su opinión y brindar temas de su interés, por lo que le invito a escribirnos, a darnos  su punto de vista y a proponernos contenidos, para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia

1 comentario:

  1. Gracias por el post me ha parecido muy bueno, lo compartiré.
    http://primerotusmetas.com

    ResponderEliminar