viernes, 2 de septiembre de 2016

Employer Branding y Marca Personal






Hacer que una empresa u organización se posicionen como employer branding (marca empleador). Puede traer más beneficios de los que usted se imagina. Para explicar fácilmente el concepto, le podría decir que no es más que la creación de la estrategia de fidelización del capital humano y que tiene como objetivo la construcción de la buena imagen de la marca como empleador, tanto para los funcionarios actuales como los que están por venir.


Este concepto no es de nuestros días, y en realidad, de las primeras veces que se habló del mismo fue allá por los años sesenta en el Reino Unido y los Estados Unidos, pero hacia los años noventa fue que logró su posicionamiento y universalidad.


Hoy en día, las empresas innovadoras buscan no solo posicionar su marca hacia el exterior, es decir hacia sus clientes; sino que pretenden hacerlo en su interior para que, como resultado, las dos terminen trabajando de la mano, atraigan un mejor talento a la organización, mantengan comprometido y empoderado al que ya hace parte del equipo de trabajo y terminen siendo un referente del mercado, no solo con los bienes o servicios que oferta, sino en su labor de marketing social empresarial.


Una empresa que logra un destacado nivel de employer branding evitara enfrentarse a grandes problemas como podrían ser la rotación alta de personal, con los costos económicos, de marketing, servicio al cliente, tiempo y administrativos que esto conlleva. Adicionalmente evitara inconvenientes en su clima organizacional o el bajo compromiso de sus ejecutivos en la gestión de su labor profesional.


Pero se preguntarán ustedes ¿dónde se une el employer branding a la marca personal? Y la respuesta es muy fácil, ya que las organizaciones no son tan solo las construcciones de concreto, los bienes o servicios ofertados, la imagen corporativa que las componen, sino que por el contrario lo complementan las personas que les dan un mayor o menor reconocimiento, que les aportan sentimientos, aromas, sabores, vida, valores diferenciales etc.


La primera construcción de marca personal debe generarse desde la gerencia general y la dirección de atracción del talento humano, donde se deben elegir al menos tres marcas personales para desarrollar dentro de la organización. Su trabajo será inicialmente el de la revisión de las políticas corporativas (misión, visión, etc.); buscando su evaluación y actualización, pensando en desarrollar una sinergia entre lo que se plantea y lo que se desarrolla dentro de la compañía. Recuerda por favor, que siempre el beneficio debe estar enfocado en las personas, ya que ellas son las que trabajan con nosotros y son las personas las que adquieren los bienes o servicios que ofertamos al mercado.


En esta etapa, las redes sociales van a jugar un papel fundamental en la construcción de la estrategia de employer branding, ya que con la llegada del reclutamiento 2.0, son el canal requerido para hacer una correcta gestión de la atracción del talento y la comunicación al exterior de lo maravilloso que se vive dentro de la organización, como es el caso de Google, Apple o Facebook, por mencionar tan solo tres ejemplos.


Como segundo paso en la construcción, debería traer referentes de las áreas de marketing, comercial, financiero, servicio al cliente, calidad y logística; para unirse a las personas elegidas en la primera etapa y con base en esto, empezar de lleno a la creación en conjunto de todas las marcas embajador al interior de la organización. Con ellas debe hacer el desarrollo de los tres pasos en la construcción de una marca personal (1, encontrar esencia; 2, creación de estrategia y plan de marketing personal; y 3, venta de la marca personal). Esto le tomara un lapso de doce meses, debe ser medible, generar unas lecciones aprendidas y mejoras a futuro para la ejecución de la etapa tres. Como valor agregado de este desarrollo, se debe potenciar el sentido de liderazgo, trabajo en equipo, conocimiento de las funciones de otras áreas, para su valoración y sentimiento de ayuda en la logística general de los procesos dentro de la organización; en pocas palabras, saber colocarse la camiseta de verdad y no simplemente sacarse los problemas de encima.


En la etapa final, aquellas personas que fueron desarrolladas como marcas personales dentro de la organización, deberán replicar lo aprendido en sus áreas propias de trabajo y lideraran el trabajo interdisciplinario con las marcas personales que, previamente sus compañeros han definido en las otras áreas mencionadas en la etapa dos.


Con la llegada de los millennials al mercado laboral, la marca personal y el employer branding, han de tomar la fuerza más grande jamás vista en el actuar, contratar, dirigir y gerenciar las nuevas organizaciones. Por eso en el corto plazo, esto pasara de ser un valor agregado, a una obligación para las organizaciones. Empiece ahora y no espere a quedarse fuera del mercado laboral o comercial, por querer seguir haciendo las cosas de la manera que hoy lo hace y que aparentemente han convertido en exitosa a su compañía.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes ideas para generar temas de tu interés, por lo que te invito a escribirme, a darme tu punto de vista y a proponerme nuevos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye un nuevo editorial, el cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y acompañarme en este crecimiento mutuo. Se despide tu amigo,



Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR
@sowhatcolombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario