viernes, 4 de noviembre de 2016

Amor y Desamor Para Redes Sociales






Para nadie es un secreto que, el amor es el sentimiento más maravilloso, enriquecedor, sanador y generador de fortaleza que podamos tener. Que existen diversos tipos de amor; tan profundos como diferentes, como podría ser a los padres, hermanos, Dios, pareja, amigos, trabajo, profesión, etc. También es absolutamente claro que, demostrar ese amor es algo que hace crecer este mágico sentimiento, pero como todo en la vida debe ser autentico, constructivo y sublime para que genere ese valor anhelado.


Con base en lo anterior y con lo que me encuentro a diario en las redes sociales, quise de manera respetuosa y ante todo constructiva, escribir este blog, esperando hacer un clic en tu conciencia o en la de alguien cercano a vos, para que no se sigan cometiendo errores que no aportan a la felicidad, enamoramiento, estabilidad, y menos a la salud mental de las personas.


Parece ser que, en el afán de reconocimiento en el que vivimos en nuestros días, le damos más relevancia a intentar engañar a nuestro entorno con una aparente felicidad que, a conseguir el enamoramiento que nos lleve a otro nivel. Pensá por un instante… y decime si no tenés al menos a una persona en tus redes sociales que cuando lees sus actualizaciones, te genera un desconcierto total. Que aunque sabes que su relación de pareja por dar un ejemplo, es un desastre, lees en sus redes sociales que son el “amor perfecto”. En realidad antes que engañar a los demás, terminan engañándose y creyéndose su propia mentira.


Entrando en temas de desamor, el ejemplo también es reiterativo como en el ítem anterior. Donde las personas en sus actualizaciones por millonésima vez escriben “esta es la última vez que me haces sufrir…”. Voy a quedarme solo con ese ejemplo, porque el objetivo de este blog no es criticar y mucho menos discriminar esas personas; simplemente es abordar la situación, crear conciencia y lo más importante ¡brindar soluciones! Por eso te invito a colocar en practica los tres mandamientos del amor propio:



  1. Me quiero para que me quieran.

  1. Me respeto para que me respeten

  1. Me valoro para que me valoren


Finalmente y para cerrar, la invitación es a vivir el amor en un 90-10. 90% en la vida real y 10% en las redes sociales. Esa es mi política de vida y la ejecuto a diario. Por eso hoy al encontrarme lejos de casa por el trabajo que amo y me apasiona, aprovecho el on line, para recordarle a mi esposa que es el angelito de la guarda más lindo que me ha regalado Dios y que espero ser el hombre que ella se merece. Por ahora lo haré por acá, mientras vuelvo y se lo puedo demostrar en el día a día. Y vos ¿Qué estas esperando para demostrar ese amor a los que llevas en el corazón? Hoy es el día perfecto para hacerlo.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes ideas para generar temas de tu interés, por lo que te invito a escribirme, a darme tu punto de vista y a proponerme nuevos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye un nuevo editorial, el cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y acompañarme en este crecimiento mutuo. Se despide tu amigo,



Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR

@sowhatcolombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario