viernes, 9 de diciembre de 2016

¿Tu Marca Personal es de acciones o proyectos?








En estos días que vivimos, donde parece que todo debe ir a mil kilómetros por hora, conseguir los objetivos de la noche a la mañana y que la prioridad es hacer el menor esfuerzo para conseguir lo que anhelamos; situación que está enfermando a nuestra sociedad, aparece la marca personal, como una opción de salvamento, de volver a estructurar vidas y proyectos en la misma dirección.


Con base en lo anterior, si es de tu interés convertirte en una marca personal, te sugiero de manera muy atenta y respetuosa que, lo hagas armando primero un plan estratégico, que no debería tener una duración menor a cinco años, en el cual deberás incluir un plan de marketing personal, año tras año. De no hacerlo de esta manera, correrás el riesgo simplemente de hacer acciones indiscriminadas, sin recordación, medición de resultados, escucha de tu mercado objetivo y obviamente, sin acercamiento a la obtención del objetivo deseado. Lo único que conseguirás será como dice el refrán popular “arar en el mar”.


Algo que me sirvió enormemente a la hora de hacerle seguimiento a mi marca personal, lo aprendí hace poco más de dos años, por uno de esos accidentes afortunados de la vida. Hice una publicación en mi Twitter, donde promocionaba que a mi seguidor 1500, le daría una cortesía de asesoramiento para su marca personal. Resulto ser que Carlos Uriel Ramírez, la persona que se ganó la cortesía, vivía en la misma ciudad donde resido y pues optamos por hacer dicha atención de manera presencial. Aparte de hacer una muy buena conexión con Carlos, sus socios Hernán Ramírez y Carlos Mario Vélez; adicionalmente se abrió la posibilidad de hacer una pequeña alianza con su empresa y fue así como fui invitado a participar de su extraordinario diplomado en gerencia de proyectos con enfoque en el PMI.


En dicho diplomado aprendí que la gerencia de proyectos no solo aplica para los grandes desarrollos de ingeniera civil, informativa, vías, etc. sino que también aplicaba en la vida cotidiana; como podría ser en la organización de mi matrimonio, un viaje de vacaciones, un nuevo emprendimiento, entre otras muchas posibilidades. Quedó muy en claro que cualquier cosa que emprenda debería tener un objetivo o alcance, un inicio, planeación, ejecución, seguimiento y control, como un cierre. De igual forma se deben tener presentes los auspiciantes financieros, tiempos, costos, calidad, las personas involucradas en la operatividad, las comunicaciones para saber transmitir de la mejor manera el mensaje respectivo de difusión, analizar el riesgo, las compras de insumos y finalmente los interesados o beneficiarios del proyecto.


Definitivamente el haber unido el plan estratégico, con un plan de marketing personal on line y off line, con la estructura de la gerencia de proyectos con enfoque PMI; han hecho que sea más asertivo en mis decisiones, estratégico, que pueda definir mucho mejor los KPI’s, las métricas, adicionalmente que pueda optimizar cualquier inversión de tiempo, trabajo o monetaria.


Por eso y para ir cerrando, te invito a hacer lo mismo, obviamente personalizado a tus necesidades y expectativas. A dejar de seguir regando puntos que jamás se van a unir, y que lo único que consiguen es que tu mercado te perciba desorganizado e improvisador. Recuerda que a veces hacer menos es hacer más, si mantienes una sinergia en tus acciones. Estructura, organiza y empieza a gestionar los proyectos que tengas en mente, veras los resultados en corto plazo y la continuidad en el mediano y largo plazo.


Me interesa mucho su opinión y que nos brinde temas de interés, por lo que le invito a escribirnos, a darnos su punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR
@sowhatcolombia

viernes, 2 de diciembre de 2016

Tu mascota habla por tu Marca Personal





Tener una mascota no puede ser un capricho, un impulso o un regalo descartable. Tomar la decisión de tenerle debe ser toda una responsabilidad y un compromiso, debe estar ligada al amor y a la protección constante. Debemos saber que no son un juguete que se prende y se apaga cuando no hay nada más que hacer, o se regala cuando ya paso de moda.


En mi experiencia personal, tener a Mía, una hermosa Bull Terrier, me ha enseñado a ser padre, a aprender de perdón, y no porqué yo haya tenido que perdonarle muchas cosas, por el contrario, porque ella me ha perdonado cuanta equivocación haya podido tener en su educación, porque ella no sabe de rencores, solo sabe de mirarnos con amor, de darnos besos por horas, servirnos de almohada en nuestra cama, menearnos la cola para demostrarnos que pase lo que pase, siempre estará feliz de ser nuestra hija.


Con base en lo anterior, entristezco al ver las cifras de abandono de animales, que se aumentan principalmente al inicio de año, resultado del regalo a los hijos por navidad, que al poco tiempo le pierden el encanto o les ven como una carga, y por ende los abandonan en cualquier lugar dejándolos a su suerte. Otra situación que no puedo entender, es las personas que compran perros principalmente, y les dejan en espacios reducidos por horas, días y hasta más; pasando hambre, estresándose, y por tal motivo, haciendo que sus ladridos molesten a las personas que conviven cerca. El resultado de esta última acción, por el nivel de agresividad en el que vivimos y por las pocas vías legales que hay para combatir a amos irresponsables, hacen que se presente por ejemplo lo que está ocurriendo en Pereira; donde casi 30 mascotas han sido envenenadas. Lo que podrían hacer estos dueños de mascotas sino tienen el tiempo o la disciplina, es el optar por otras opciones como los gatos que, aunque requieren de responsabilidad, su independencia hace que, los tiempos de dedicación a los mismo sea menor. Si aun así, tampoco le da la disciplina, el dinero o los tiempos, entonces haga la fácil ¡No los compre o los adopte! Deje eso para quien lo quiera hacer de corazón y con la responsabilidad que se requiere.


Algo que me hace reír bastante en los medios de comunicación y en el diario vivir, es cuando se mencionan las supuestas “razas violentas” … yo no conozco el primer perro que haya detonado una bomba atómica, se haya inmolado, asesine por robar un celular, que con sus actos tenga en peligro el medio ambiente, haya generado una tragedia por manejar embriagado, investigue para crear armas químicas de destrucción masiva etc. ¿Entonces por qué esa calificación tan injusta? Claro que ha habido excepciones donde mascotas mal educadas por parte de los humanos, han reaccionado de manera incorrecta, pero si miramos los porcentajes; los niveles de estos sucesos son mínimos comparados con la cantidad de perritos que hay por el mundo. Resumiendo, los animales no son lo perritos, son sus amos.


Dedica tiempo y dinero para mantenerlos mimados, darles sus paseos diarios, las salidas a hacer sus necesidades y a recoger las mismas, conservarlos sanos, con sus vacunas, controles médicos, cuidado y amor que requieren. De hacerlo de la manera correcta vas a poder aprender de los seres más inteligentes creados por Dios, es decir los animales.


Para cerrar y con base en el título de mi blog de esta semana, yo diría que Mía, habla y es el espejo de mi marca personal, porqué tiene mucho de mí; ya que es sobre protectora, ansiosa, amistosa, hiperactiva, inteligente, consentida, le gusta llamar la atención, ser líder, hacer muchos amigos sin importar si son perritos de casa o criollitos, gatos, o cualquier otro animal, le encanta el contacto con las personas y mucho más si son niños. Como consejo final le sugiero de manera respetuosa, que haga lo que hicimos en casa con mi esposa, y es el de entender que las mascotas no se compran, se adoptan, y eso fue lo que hicimos exactamente con Mía.
  

Me interesa mucho su opinión y que nos brinde temas de interés, por lo que le invito a escribirnos, a darnos su punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme sus opiniones. Se despide su amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR

@sowhatcolombia