viernes, 24 de febrero de 2017

¡No Tengas Empleados, Ten Embajadores!





Los tiempos han cambiado, las generaciones han cambiado, los negocios han cambiado; por ende, la forma de trabajar y de ver el trabajo, también ha tenido que evolucionar. Si nos damos la oportunidad de hacer memoria, o le pedimos el favor a alguien que lo haga por nosotros, podremos recordar que hace veinte años atrás se hablaba de áreas de recursos humanos; hace diez, de talento humano; y en los dos últimos años, se les conoce como áreas de atracción del talento. Que, para mi manera de pensar, entender el negocio y lograr la conexión que siempre busqué en mi vida, es el nombre correcto y el camino indicado para tener organizaciones realmente innovadoras.


Para llegar a ese destino anhelado por todos, es fundamental recorrer el camino correcto, del cual te daré las coordenadas precisas en los siguientes pasos que deberías seguir para el feliz arribo:


  1. Cambia el concepto del pasado, de pensar que hay millones de personas que, mueren por trabajar en tu empresa o emprendimiento. Aunque, por un lado, las cifras por parte de los entes oficiales indiquen que hay millones de personas sin trabajo, está por el lado opuesto, las cifras de las empresas llamadas caza talentos que, cada vez tienen más requerimientos y por tal motivo su rentabilidad es mayor, como lo exprese hace algún tiempo en un blog que llamé “El Marketing Personal en la Búsqueda Laboral”. Resumiendo, se podría decir que, empleo si hay, lo que es escaso, son las personas capacitadas, comprometidas, apasionadas, innovadoras y que deseen dar ese valor agregado. Con base en lo anterior, si ya los tienes, cuídalos, mímalos, paga con justicia, a tiempo, y lo más importante escúchalos; eso es liderazgo de verdad.

  1. Sin importar si el reclutamiento es gestionado directamente por tu departamento de atracción del talento o por un agente externo, ten un seguimiento riguroso, para que, cuando las personas envíen su hoja de vida o curriculum vitae, se les trate como a vos te gustaría ser tratado. Una relación de trabajo es como una relación de pareja, donde te seduzco, te valoro, te protejo, te enamoro y te cuido; donde la fidelidad y la lealtad son vitales de manera bilateral. Así que, enséñales a respetar los horarios asignados a las entrevistas de trabajo, cambiar las típicas y planas formas de hacerlas, de igual forma, inculca hacer una retroalimentación del estado de los procesos, así sea vía correo electrónico. Recuerda por favor “Tú obligación no es la de darles el empleo, pero si lo es, la de darles el respeto que todos los seres humanos se merecen”.

  1. Que tu director del área de atracción del talento sea una marca personal es otra acción estratégica, en esta construcción de embajadores de tu marca. Dale la visibilidad que se merece, tanto dentro, como fuera de la organización, invítale a generar contenido tanto escrito, como de vídeo; haz que su oficina siempre sea un lugar de puertas abiertas. Como valor agregado, debes estar muy pendiente del indicador de gestión más importante que debe tener, que no es otro que, el que le lleve a ser un humano de primer nivel.

  1. Realiza actividades outdoor, para bajar los niveles de estrés, mejorar las relaciones interpersonales y estrechar los vínculos internos, ya que es una gran alternativa de potenciar a tus embajadores. Es bueno analizar lo que siempre te he dicho, y que radica en entender que, las empresas deben oler, saber y sentir algo; con base en lo anterior crea el idioma del servicio al interior de la organización. Te lo explico mejor con un simple ejemplo; hace algunos años atrás antes de ser emprendedor, trabajé para un gran fondo de inversión y cuando subías a los elevadores del edificio donde estábamos ubicados, sabías que alguien no era de nuestra compañía, no porque no llevase el carnet que lo identificará, sino porque no saludaba. Así de simple y básico como eso.

  1. Aprende a enseñar con el ejemplo, a inspirar y no a motivar, eso permitirá que la cultura del policía a mis espaldas se esfume, y que cada uno asuma responsabilidades, que sienta que, no trabaja para tu organización o emprendimiento, sino que es dueño del mismo, así que dejará todo para que nunca le pase nada malo y por ende para que cada vez sea más grande. El valor agregado es que, eso que vive dentro de la empresa, lo transmitirá en su entorno, generando branding y más atracción del talento, es decir que, trabajar al lado tuyo se convierta en el anhelo de muchos más.

  1. Aunque el dinero es algo bastante importante en nuestros días, son pocos y por fortuna cada vez menos, los que cambian irrespeto por riqueza. Así que no te engañes, aprende a ganarte la confianza, el respeto de tu gente, y no te quedes en el pasado, simplemente exigiéndolo. En un corto plazo, eso se convertirá en un efecto cascada, y terminará haciendo germinar ese idioma que te comentaba en el numeral cuatro.

  1. La familia lo es todo, así que por favor olvídate de las jornadas de doce horas o más; el equilibrio entre la vida y el trabajo son vitales en la salud física y mental de las personas. Consiente a aquellas personas que más aman tus embajadores, que en la mayoría de los casos, son la pareja y los hijos. Ten celebraciones especiales para ellos y verás cómo terminan siendo los mejores consejeros en compromiso y ética de tus funcionarios. La frutilla del postre será el contribuir a acercarnos al mundo que soñamos, donde la familia es el centro del tejido social.

Son muchas acciones adicionales, las que podrías hacer para tener embajadores y no empleados, pero por ahora, estas te van a ir sirviendo en la construcción de este proyecto de cambio. Como consejo final te sugiero de manera respetuosa que, lo hagas de la manera más honesta y autentica, de hacerlo de este modo, obtendrás unos resultados que, ni vos mismo te imaginabas. Te lo digo por experiencia propia con las personas que hacen parte de mi equipo de trabajo, que los amo y que gracias a ellos podemos llegar a vos, seguir creciendo día a día de la mano de nuestros proveedores y los amigos especiales que otras empresas les llaman clientes.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR

@sowhatcolombia

viernes, 17 de febrero de 2017

¡El cliente no siempre tiene la razón!





De los mismos creadores de: “Los niños, los trae la cigüeña de Paris”, se nos vendió la idea de “El cliente siempre tiene la razón”. Hoy en este blog trataré de hacerte ver la realidad de una manera innovadora, coherente, fidelizadora y rentable.


Es innegable que el cliente juega un papel preponderante dentro de la negociación, sería necio no darle la relevancia que merece, pero en este mundo cada vez más cambiante, difícil de encontrar talentos comprometidos, buenos proveedores y de emprendimientos, es bueno que analices los siguientes escenarios y cambies la manera de pensar.


-    Mi cliente no tiene la razón cuando: su beneficio perjudica a otros clientes. Un ejemplo claro de esto podría darse en un restaurante, donde una persona se pasa de copas y en algún momento empieza a incomodar al resto de comensales. Ahí tendrás que hacer algo rápido y de carácter para manejar la situación, sino lo haces, al final, todos se irán inconformes de haber estado allí.


-      Mi cliente no tiene la razón cuando: su decisión le puede afectar a él, o a las personas que les rodea. Piensa por un momento que vendes autos usados, y por esas cosas locas de la vida, a tu cliente le gustó un auto que, esta para un arreglo urgente y prioritario del sistema de frenos; pero él es caprichoso, quiere pagarlo de contado y llevárselo inmediatamente, para pasar las vacaciones con su familia al otro lado del país… y sino es hoy, no será nunca más. ¿Le venderías porqué él siempre tiene la razón?

-    Mi cliente no tiene la razón cuando: nada de lo que hacemos en la compañía le sirve, todo es malo, siempre es una pelea constante. En este ítem viene a mi memoria una consultoría de años atrás, en una cadena de pizzerías a nivel nacional en Colombia. Recuerdo que nuestra promesa de venta en repartos a domicilio era de 50 minutos o gratis, por tal motivo eran muchos los clientes que daban datos errados, cambiaban los productos ordenados simplemente para generar retrasos y así poder recibir el producto, como cortesía. Haciendo el seguimiento encontré como deliberadamente los clientes lo hacían hasta diez veces, así que optamos por darles atención únicamente en nuestros restaurantes.


Para acabar de redondear la historia, tengo que decirte que aparte del cliente, hay muchos otros actores de la operación que también tienen la razón; como lo son los miembros de tu equipo de trabajo, independientemente del área en la que se desarrollen, ellos son piezas claves en el engranaje de tu organización, en la gestión correcta de tu propuesta de valor, en dar un valor agregado a tus clientes, en el trabajo en equipo, cumplimiento de las políticas corporativas de tu organización, por nombrar tan solo algunas de las variables.


De igual forma están tus proveedores, que sin ellos, no podrías producir tu producto terminado, comercializar los bienes o servicios de dicho proveedor o tener la capacidad instalada para atender a tus clientes. Son obsoletas las organizaciones que aún creen que, pueden pasar por encima de sus proveedores, pedir propuestas comerciales simplemente para cumplir un requisito de los procesos, cuando ya tienen asignado a dedo el negocio a otro proveedor; pagar cuando quieren y a conveniencia de influencias poco éticas; hacerlos esperar en las reuniones programadas simplemente por quererse hacer los importantes; no responder a la retroalimentación  requerida por ejemplo de agencias de publicidad, centros de medios, consultorías, etc. Por simple prepotencia, piensa que si ellos se tomaron un tiempo para diseñar algo para tu organización, ¿Por qué no hacer lo mismo y decirles que pasó? Para cerrar quiero que te quedes con este precepto de vida que he aplicado en nuestra compañía, pero antes que nada en mi marca personal: “El proveedor de la mañana, podría ser el cliente de la tarde”. Piénsalo bien y primero por respeto a las personas y después por inteligencia de negocios adóptalo en tu día, te aseguro que no te vas a arrepentir.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR

@sowhatcolombia

viernes, 10 de febrero de 2017

Paso a paso, de cómo crear Marca Personal Corporativa






La evolución del mundo, las nuevas generaciones, la crisis económica mundial, la burocracia empresarial y un mundo globalizado, ha generado que, las grandes organizaciones ya no despierten la admiración y la confianza que generaban en el pasado. Es una situación que se veía venir en realidad y que gurús como Peter Drucker y Tom Peters, predijeron dos décadas atrás. Drucker, en algún momento comentaba que, íbamos a tener que reinventar nuestro puesto de trabajo en los próximos años y que, las grandes organizaciones migrarían a empresas de servicios unipersonales.


Otras señales de cambio se generaron en el pasado con el boom de las normas ISO, que hoy en día, ya no son el gran diferencial de antes. Mismo camino está transitando en la actualidad la responsabilidad social empresarial. Por tal motivo, si quieres ir un paso adelante, ser innovador y no simplemente creativo, te invito a analizar al menos la opción de adoptar políticas de Marca Personal Corporativa, dentro de tu organización o emprendimiento, y de llamarte la atención, por acá te dejo una pequeña guía de cómo lo podrías estructurar de una manera exitosa:


  1. Asigna un gerente o líder de proyecto de implementación de políticas corporativas de marca personal. Mi recomendación es la de contratar alguien externo, conocedor absoluto del tema y con grandes habilidades blandas. Te invito a no verlo como un gasto sino como una inversión, ya que una visión externa siempre viene bien y sus sugerencias tienden a tener más eco, que cuando las genera alguien que está dentro de la organización.

  1. El paso a seguir, será la definición de los embajadores de la organización que, entrarán al programa de marca personal corporativa. Mi sugerencia respetuosa es la de, al menos tener cinco personas en dicho equipo estratégico, preferiblemente uno por área (Marketing, comercial, atracción del talento, logística o tecnología y financiero). Como tip adicional te quiero decir que, dicha elección no debe darse simplemente por ser los gerentes de área, sino mejor aún, basados en el liderazgo, compromiso e inspiración que logre en su entorno laboral.

  1. Empieza la gestión del primero de los tres pasos de la construcción de una marca personal, es decir, el de la búsqueda de la esencia y el sentido de vida, para cada uno de ellos.  Esta etapa es de trabajo exclusivo para los embajadores de marca, ya que el concepto de desarrollo organizacional que descubrí, “A mejores personas, se obtendrán mejores ejecutivos, y no al revés”. Lo que se puede ir aprovechando, desde el punto de vista de las comunicaciones internas, es lo de ir creando una campaña de expectativa. Tiempo estimado de ejecución: dos meses

  1. Al pasar a la segunda etapa de la construcción de la marca personal, es decir la construcción de la estrategia, se genera basada en dos parámetros; el primero, basado en las políticas corporativas de la organización que, sería un momento cúspide para su actualización. El segundo parámetro estará en los resultados de la búsqueda de esencia y sentido de la vida de cada ejecutivo en entrenamiento. El accionar final se desarrollará con base en lo anterior, la unificación de ideas, criterios y sentimientos. El producto final de esta etapa debe ser el plan de marketing de marca personal corporativo on line y off line, con su respectiva estrategia general, plan de comunicaciones interno y externo, canales de difusión para cada uno, como sus respectivas tácticas. Tiempo estimado de ejecución: dos meses

  1. En la última etapa de este proceso, en la de la gestión profesional de las relaciones públicas comerciales, se hará con base en los lineamientos de la estrategia generada en el numeral cuarto. Las primeras acciones a desarrollar serán las de empezar a vender la imagen de su área, su gestión, responsabilidades, importancia de sus compañeros de trabajo, a las otras marcas personales participantes. El objetivo de esta actividad, será el empoderamiento inicialmente y acto seguido el reconocimiento por la labor de los demás, el derribamiento de egos, como la destrucción de las creencias. Muchos de estos ejercicios y resultados deberían estar transmitidos en las comunicaciones internas de la organización que, preparan a el resto de la compañía para las actividades del segundo año. Entre las marcas personales seleccionadas y el líder de proyecto, harán un trabajo conjunto de búsqueda de las historias de vida dentro de la organización, para hacer la respectiva difusión al mundo (Contenido para el área de marketing digital). Queda claro que la búsqueda debe ser en conjunto, pero la decisión de elección de cada historia debe darse y gestionarse por las marcas ajenas al área de la persona perfilada. Tiempo estimado de ejecución: ocho meses

Al final del primer año, se debe repetir la operación, pero la modificación estará en que, las marcas personales, creadas dentro de la organización en este año, serán los líderes de proyecto para el segundo, repitiendo la historia de manera similar. Para que me entiendas más fácil, si iniciaste proceso con cinco ejecutivos, al cierre del segundo año deberían ser 25, y el tercer año 125 marcas personales gestionadas. En este momento, de verdad tendrás una real, estratégica e innovadora cultura organizacional en tu compañía.


Quise darte los pasos y las acciones más básicas para despertar la inquietud tuya y la de tú organización, pero hay muchas más acciones y valores agregados que se pueden generar a los antes descritos; simplemente ve paso a paso y muy ordenadamente; recuerda que todo toma tiempo… primero se gatea, luego se camina y al final se corre; entonces empecemos a dar los primeros pasos ¿Te animas?.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez

Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR
@sowhatcolombia