viernes, 10 de marzo de 2017

Decálogo de Valores del Emprendedor con Marca Personal





Por múltiples factores, el emprendimiento a nivel mundial, cada vez, tiene un papel más preponderante en aspectos económicos, tecnológicos, científicos, tributarios y sociales. Es por eso que, el día de hoy, quiero dejarte el decálogo de los valores fundamentales que, todo emprendedor debe tener para que, el nivel de riesgo aminore de manera sustancial:


  1. Direcciona con liderazgo: tiene claro que debe ser líder y no caudillo, por ende, debe saber delegar, no debe ser el centro de atención de todo cuanto existe o pasa, y aquellos esbozos de arrogancia o necesidad de idolatría, se deberían clausurar. El trabajo principal de un emprendedor con marca personal constituida, es la de saber sacar la mejor versión humana y profesional, de las personas que le acompañan en su proyecto. Como valor agregado sabe brindar el reconocimiento y la valoración a su equipo de trabajo, en la obtención de resultados, tanto dentro como fuera de la empresa.

  1. Cree en sí y su proyecto: el emprendimiento debe partir desde la realización de los sueños y no desde una válvula de escape, con suerte de salida de emergencia. Por eso es vital que el emprendedor crea en él, sus capacidades, sus fortalezas, sus habilidades comerciales, calidad humana, capacidad de negociación, el bien o servicio a comercializar, por nombrar solo unas. Recuerda que, hacer un plan de negocio es muy fácil, lo podés encontrar en internet, un fondo de emprendimientos, cámara de comercio, hasta en la esquina de tu casa; pero encontrar el sentido de vida y la esencia de tu marca personal, para impactar al mundo con tu emprendimiento ¡NO!

  1. Sabe escuchar: oír es muy diferente a escuchar, por tal motivo empieza por conocer la diferencia entre uno y otro, donde el primero es pasivo y se estaciona en la simplicidad de percibir sonidos; mientras que el segundo brinda la capacidad de captar, atender e interpretar la totalidad del mensaje del interlocutor. De ahí en adelante lo hace con sus clientes, miembros de su equipo de trabajo, competencia, mercado, etc. Codificando el mensaje y tomando las acciones necesarias que se requieran, sin dilatar, buscar excusas o beneficiar intereses propios.

  1. Es Coherente: por eso tiene equilibrio dentro y fuera de su emprendimiento en lo que piensa, siente, dice y hace. Lo que le genera poder ser autentico, estar fortalecido en la creación y cumplimiento de las políticas corporativas que se diseñen para su empresa, desde el primer día de existencia.

  1. Tiene disciplina: Por tal motivo es organizado en sus tiempos, estratégico en sus movimientos y constante en la búsqueda del objetivo anhelado. Finalmente, como dije en otro blog, es de proyectos y no de acciones.

  1. Enseña con el ejemplo: el respeto es un sentimiento que, cualquier ser humano debe ganarse con honores y no simplemente por imposición. Así que, el emprendedor es claro en los negocios, en el trato con los miembros de su equipo de trabajo, tiene carácter para asumir los retos que le imponga la vida, con el fin de llevar a buen término su proyecto. Tiene respeto por los miembros de su empresa, por eso paga los salarios justos, valora las personas y su pasión al contratarles, antes que los títulos universitarios; de igual forma toca su vida para inspirarles a diario a dar lo mejor de sí. Lo hace con los proveedores, pagando a tiempo, respetando sus propuestas, dando respuesta a las mismas, no requiriéndolas sin razón de ser o por hacer espionaje a la competencia. Con los clientes lo hace, colocándose en los zapatos de ellos y atendiéndoles, tres veces mejor de lo que, a él le gustaría que lo tratasen. Con el entorno, respetando las normas de las autoridades y preservando el planeta por encima del bien propio.

  1. Maestro en la administración del tiempo: y lo distribuye de tal forma que le permite dedicarle tiempo a su emprendimiento, sus amigos, familia y a él mismo. La puntualidad es una cualidad, y por nada en el mundo, cae en la tonta creencia de pensar que ser impuntual o decir que anda a toda hora ocupado, es sinónimo de ejecutivo importante.

  1. Posee agradecimiento: y por tal motivo nunca olvida a quien le ayuda, sin importar si dicho auxilio fue grande o pequeño. Como pilar de este ítem, debe ser política de vida, la de ser buena persona, ayudar y preocuparse por los demás, porque le nace y no porque le toca; o para que me entiendas más fácilmente, nunca es atento y empático mientras usa a las personas en su provecho, para después desaparecerse, creyéndose el vivo. Ya que sabemos por experiencia que, estos “vivos” tienen más de ingenuos que de inteligentes.

  1. Tiene honestidad: por eso cumple con sus obligaciones tanto con los que intervienen en su diario vivir, como con el estado en temas de impuestos. El que otros den mal manejo a dichos tributos, no le autoriza a caer a niveles tan bajos.

  1. Es resiliente: por eso sabe levantarse con más fuerza después una caída, un negocio perdido, una frustración y hasta la quiebra económica, para poder volver a empezar. Aprende de los errores, y en los tiempos de crisis no se queda llorando como todo el mundo, sino que, empieza a vender pañuelos. En este último numeral, puedo dar fe, después de dos quiebras de empresas hace una década atrás. En el presente, se dio por un proyecto que más que muy buenas ganancias económicas, me representaba utilidad a mí, como persona. Después de muchas idas y vueltas, sin el menor respeto, destrozaron la negociación sin una justa causa, por ende, hoy les digo… “Gracias Por Romperme El Corazón”, que es la nueva conferencia que empiezo a compartir por el mundo y que ellos inspiraron con esta dolorosa situación.

Para cerrar, quiero dedicar este blog, a los amigos de IEBS, en España, de donde soy profesor de marca personal y emprendimiento, por la invitación a la semana del emprendimiento que, se desarrolló a nivel mundial, y donde como mentor de proyectos con TEEM PLAYER, aplicación para deportes, quedamos en primer lugar, y con BE AMBASSADOR, desarrollo tecnológico pensado en la personalización de los viajes, ocupamos la tercera posición. Gracias chicos por darme la oportunidad de acompañarles, aprender tanto de ustedes, emocionarme, estresarme y disfrutar de ver los resultados; cuentan conmigo para seguir adelante y por el momento, este decálogo para colocarlo en práctica desde ya.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez.
Te invito a seguirme en Twitter:
@MarcaHectorJR

@sowhatcolombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario