viernes, 15 de septiembre de 2017

Los 10 Mandamientos Éticos Del Consultor De Marca Personal



Para nadie es un secreto, la pasión y respeto que tengo por esta profesión de la Marca Personal. Con base en lo anterior, deseo el día de hoy, intentar hacer un aporte a la misma, a mis colegas; con el fin de hacer cada vez más grande esta revolución de la humanidad y que el mundo esperaba ansiosamente. Entonces, entremos en materia:


Primer mandamiento - Amaras a la Marca Personal, sobre todas las profesiones: deberás entender que esto no es un trabajo, un negocio, una moneda al aire; sino que por el contrario, es toda una elección y un estilo de vida, donde la coherencia en lo que pienso, siento, digo y hago, son fundamentales. Adicionalmente y en sinergia con lo antes expuesto, es fundamental que, antes de querer ser consultores de marca personal, nosotros seamos una marca personal establecida al 100% ¿O irías a tu esteticista oral, si al personaje le faltan tres piezas dentales?


Segundo mandamiento – Humildad y arrogancia no existen en nuestro diccionario: ya que, al ser posiciones extremas, no aportan nada a nuestra profesión y menos a la de las personas que asesoramos. Estas serán reemplazadas de manera estratégica por la sencillez y la seguridad en sí mismo, que terminar siendo avaladas en el día a día por nuestros actos. Por tal motivo, apreciamos el trabajo de los demás y ayudamos a su difusión tanto en el día a día, como en el área de marketing digital.


Tercer mandamiento – No poseemos títulos nobiliarios: con base en esto, no nos importará ser llamados “doctores” “expertos” “gurus”; o lo que se le parezca. Entonces nuestro valor no será dado por la cantidad de libros escritos, títulos universitarios obtenidos, cargos directivos desempeñados, sino por la cantidad de vidas, que podamos llegar a impactar en nuestro paso por este mundo. De ser así, lograremos trascender y dejar un legado a las futuras generaciones.


Cuarto mandamiento – No somos Marcas Personales, para ser famosos: lo hacemos para ser reconocidos, respetados, y como resultado de esta actividad, conseguir que nuestro trabajo sea admirado y valorado. Esto te ayudará a entender que, a quien asesoras, deberías darle ese papel protagónico, para que en el diario vivir, no se choquen y se afecte la imagen y el buen funcionamiento del proyecto.


Quinto mandamiento – Lo que ven nuestros ojos o escuchan nuestros oídos, nunca lo llega a saber nuestra boca: debemos trabajar, basados en altísimos estándares de privacidad, debido a que, en esa primera etapa de encontrar la esencia y sentido de vida de la persona en asesoramiento, de hacer muy bien nuestra gestión, llegaremos a tener acceso a datos e información que, capaz casi nadie debe conocer, y que, por nada del mundo, podrías traicionar esa confianza de abrir el corazón con vos.


Sexto mandamiento – Asesoramos seres humanos, no figuras de arcilla: o para que me entiendas más fácilmente, te lo diré con ejemplos; lo hacemos con políticos, más no con politiqueros. En temas de modelos o reinas de belleza, tenemos un cuidado y filtro especial, para no hacerlo con alguien que aporte directa o indirectamente, a falsos estereotipos de belleza que tanto daño le han hecho a nuestras nuevas generaciones, y que han desencadenado en casos de bulimia, anorexia, depresión, suicidio, entre otros.


Séptimo mandamiento – Asesoramos porque podemos aportar, aprender y no solo por un redito económico: el asesor de marca personal no consigue clientes, adopta hijos, a los que acompañará en el proceso de construcción y obtención de los sueños en común. Entonces el dinero será un medio y no tan solo un fin, lo que permitirá que nuestros clientes se sientan cuidados, valorados, mimados, entendidos, confiados del camino que están trasegando al lado nuestro, y no simplemente usados. Con base en lo anterior y sabiendo que, en este mundo innovador, el cliente no siempre tiene la razón, podremos saber para que personas podremos aportar y cuáles de ellos pueden aportar a nuestra carrera de consultores, y no simplemente recibir cualquier individuo que se nos cruce por el camino. Lejos de filantropía populista, el realizar correctamente este mandamiento, nos dará clientes más exitosos y satisfechos, fidelizados, embajadores de nuestra marca y gestores de nuevos prospectos, que al final redundará en la rentabilidad que nos merecemos, y la inmaculada imagen de nuestra amada profesión. Como valor agregado a este mandamiento, deberíamos incluir el trabajo social que nos hace millonarios en emociones, satisfacción personal y nos permite hacerle abonos a la vida de todo lo que le debemos, por habernos dado este don especial de ser consultores de marca personal.


Con base en esto, no solo pensamos en el hoy, lo hacemos también pensando en el mañana, así que, por ejemplo, entendemos que la mayoría de las universidades no son nuestro mercado objetivo, pero si sus estudiantes. Las primeras no lo son, porque su letargo y afán de cifras, no les permite que vean, como está cambiando el mundo y como están cada vez más, en vía de extinción; pero los chicos que estudian en ellas, serán nuestros clientes y vecinos del mundo en el futuro, por eso vale la pena no regalar, sino sembrar la semilla de la inspiración en ellos.


Octavo mandamiento – Debemos ser asesores holísticos e integrales: entonces es bueno saber que debes trabajar en la formación y fortalecimiento del ser, conocer de marketing, planeación estratégica, social media, procesos, gerencia de proyectos, asesoramiento de imagen (personal shopper), manejar una excelente administración de las relaciones públicas comerciales y de alianzas estratégicas, por mencionar algunas de las áreas que deberíamos dominar. Recuerda que no basta con saberse la fábula de la hormiguita… decirte que ropa esta en tendencia, o abrir una red social; va mucho más allá. Para hacértela más corta, es no pretender creerte que, por tener simplemente arroz, ya tenés la mejor paella española; sabiendo que faltan muchos más ingredientes y la preparación estratégica de los mismos.


Noveno mandamiento – La competencia no es mi enemigo y, por el contrario, podría terminar siendo mi aliado estratégico: Por eso no entro en el juego infantil de pelear o desvirtuarles, sin antes tomarme el tiempo de analizarles, conocerles, tratarles y que ellos hagan lo mismo conmigo. Recordemos que nadie tiene la verdad absoluta y que la única forma de acercarnos, será haciendo trabajo colaborativo y halando todos para el mismo lado. Cuando encuentro competencia que no está haciendo las cosas de la manera correcta, lo invito a la reflexión respetuosa, para poder hacer la corrección respectiva, y de ser posible, le acompaño en el camino; ya que seguro habrá alguien más delante de nosotros que algún día, nos prestará la misma ayuda. Adicionalmente, sí lo vemos desde el punto de apoyarnos mutuamente, será estratégico en el proceso de poder pasar de ser locales a globales y de allí a internacionales.


Decimo mandamiento – Nunca desearemos el cliente ajeno: Así que, nunca entraremos en la guerra de los centavos, que desvirtuaría nuestra profesión y que permitiría que no se valore lo que en realidad cuesta nuestra labor estratégica. Situación que ha ocurrido con otras profesiones con unos resultados funestos.


Con base en lo anterior, me comprometo a cumplirlo completamente, a seguir amando esta profesión por sobre todas las profesiones, a seguir decantando la posibilidad de saber a quién asesoro, a abrir las puertas a programas de nuevos semilleros, a compartir mi conocimiento con lo desee, como darle una mano a quien lo requiera. Esto es de nosotros y entre todos lo sacamos adelante, dejaremos una marca indeleble y haremos historia.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia


No hay comentarios:

Publicar un comentario