viernes, 27 de abril de 2018

La Marca Personal Es Para Humanos Valiosos, No Importantes






Creo que nadie en el mundo ha estado exento que en algún momento de la vida le digan que estudie, trabaje o haga cualquier cosa, para que “sea alguien”, como sino entendieras que, con el simple hecho de haber sido fecundados, ya somos una obra preciosa y mágica de innovación, tecnología y evolución. Con base en lo anterior, nos hemos creado unos estereotipos de todos los colores y sabores, tanto en la belleza, como en el estudio, el trabajo, por mencionar solo algunos. El resultado de lo anterior, nos ha traído grandes depresiones, tasas de suicidio en aumento, insatisfacciones, personas que van como muertas por la vida, dioses de barro y gurús de vivir la vida de los demás o los lamentos.


Por eso es bueno entender que personas como Nicolás Maduro, que podrían ser consideradas “importantes”, por ser el presidente de una nación, no llegan a ser ni valiosas y mucho menos marcas personales. Con esto no quiero entrar en detalles porque perderíamos el tiempo en lo evidente, solo lo hago para poder brindarte un paralelo y que me entiendas con una mayor facilidad el mensaje que te deseo transmitir en estas líneas.


Casos totalmente opuestos me encuentro día a día y en realidad que por eso no paro de agradecer a Dios a cada instante, porque eso me da la fuerza para seguir, para dar un paso más, para saber que no todo está perdido y que por el contrario hay una luz al final del túnel, que nos conducirá a ese lugar en el que anhelamos realmente vivir.


Prueba de lo anterior lo he podido corroborar con el último grupo de estudiantes de posgrado que tuve el honor de tener en mi aula de clase, y que si los miras desde la banalidad, todos eran importantes por los cargos que ocupan en los entes públicos y privados, pero adicionalmente a ello, son extremadamente valiosos por el amor que le colocan a todo lo que hacen en el diario vivir. Ser médico es un cargo importante, pero lo realmente valioso es que una de mis estudiantes que trabaja en un área complicada de la ciudad, reciba a niños de familias con una pobreza evidente; con un abrazo cálido y de corazón, con la frase “Bienvenido a la vida”. A una maestra de pre escolar que no tiene alumnos en su clase, sino hijos adoptivos, por eso los mima, cuida y llena de sabios consejos. A un héroe que sacó a más de 300 personas de su corregimiento arriesgando su vida, para salvar la de ellos, y que hoy es el líder, el ejemplo a seguir en la vida y que, a la distancia, de donde pasaron todas estas cosas, aún les sigue inspirando. Se sumaban un par de mujeres que, desde el deporte ayudan al desarrollo del departamento y al mejoramiento de la imagen del mismo. De igual forma una mujer preocupada por los niveles de adicción de alucinógenos y que callada trabaja a diario por alejar o recuperar chicos de este flagelo. Cómo olvidar a ese padre de familia primerizo que llegaba con los ojos en la nuca por no dormir, cuidando, alimentando y llenando de amor a su hijo recién nacido. Las personas que trabajan en el bienestar de las organizaciones para que la felicidad sea una realidad y no una utopía. En realidad, podría escribir líneas y líneas contando todo lo que hacen esos 26 seres humanos extraordinarios, pero por ahora lo dejaré acá, con un cierre perfecto de tres familias, que tomaron el camino de la adopción y que, en mi ciclo de manera casi milagrosa después de muchos intentos, por fin le pudieron regalar un hogar a un par de angelitos que acababa de llegar a este mundo y a una niña de 12 años abandonada.


Estas son personas valiosas realmente, ejemplos a seguir, líderes que suman y multiplican, porque quien no lo hace, resta y divide. Entonces el mensaje que nos debe quedar el día de hoy es que, más allá de los títulos, los cargos distinguidos, los apellidos, la supuesta fama, o lo que se le parezca, están esos héroes anónimos como vos, que, de manera callada, pero entregada, construyen hogares con valores, equidad, trabajo en equipo, enseñan con el ejemplo, respetan a los demás y se respetan a sí mismos, eso es generar valor, eso es innovación y esas son las bases reales de marcas personales auténticas. Con base en lo anterior ¿Te consideras importante o valioso?



Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia

viernes, 20 de abril de 2018

¿Qué Te Hace Diferente?






En un mundo que quiere parecer tan innovador y evolucionado, me encuentro con la sorpresa que, cada vez con una frecuencia mayor, tengo que preguntarles a las personas cuando me consultan ¿Qué te hace diferente? Es decir ¿Qué valor aportas con tu marca personal? ¿Por qué contratarte a vos y no a un millón de personas que hacen u ofrecen lo mismo que vos haces? Y la situación puede ser básica de entender si haces un poco de memoria y traes el presente el día de tu graduación como profesional de pre grado, recuerda por favor ese documento que avalaba la obtención de tu título profesional, el famoso diploma, recuerda que al igual que vos, tu compañeros tenían el mismo papel, en el mismo material, color y textura, con los mismos logos de la universidad, la misma fecha y la misma resolución del ente nacional de vigilancia y control; lo único que cambiaba en todos y cada uno de estos diplomas era el nombre del propietario de dicho símbolo, entonces ahí, es donde tenés el camino a seguir, en pos de encontrar la respuesta que nos hemos planteado el día de hoy.


Lo primero que deberías empezar a hacer para ir marcando la diferencia, sería el iniciar a pensar en 10 años, no en hoy o mañana, siendo innovador y no simplemente creativo, gestionando proyectos y no simplemente realizando acciones, y cómo te decía al inicio de mi blog, aportando valor. En mi caso cuando empecé este camino de la marca personal hace más de una década atrás, hubiera sido muy fácil dedicarme a hacer consultoría en algo que era referente por mis años de experiencia en el área comercial y de marketing, en un mercado que siempre va a requerir personas que les enseñen a otras cómo vender, porque en cierto punto parece que esa es la única razón para algunas compañías; pero eso hubiera hecho que fuera uno más. El haber tomado esa dura, pero muy inteligente decisión, permitió que fuera pionero a nivel mundial de esta bella profesión, hacerme referente y también tener la responsabilidad de ser guía de otras personas que quieren recorrer este mismo camino. Pero siendo diferente, hay un momento donde tenés que reinventarte, y fue así cuando en la construcción de este proceso, también quise pensar diferente a los que habían pensado diferente cómo yo, y le di un valor agregado a mi trabajo con la creación de la tendencia de entrenamiento para mejoramiento del ser que llamé MarketCoach y que cómo valor agregado le sumé el apalancarse en un ciencia como es la psicología humanista en la línea de la Logoterapia de Viktor Frankl, para hacerme distinto a las técnicas del mercado que partían simplemente de las palabras poderosas que sonaban lindo.


Adicionalmente a lo antes expuesto te invito a sumar tres componentes únicos y fundamentales que, sin la menor duda a estar errado, te aseguro que te van hacer ser muy disímil a tu entorno y que, como resultado, harán que seas la primera opción en lo que hagas, vendas, escribas o lo que se le parezca:


1.   Disciplina: Tener talento no basta, el mundo está lleno de millones de personas con grandes talentos, pero que por no tener claro para donde van, cómo van o cuando creen que van a llegar, pues andan sin rumbo. Es como tener una Ferrari para ir al quiosco de la esquina, entonces empieza por administrar tus tiempos, definir tus prioridades, ejecutar diligentemente las mismas, y sumar constancia y actitud.


2.   Pasión con amor: Definitivamente el amor, es el sentimiento más puro, sanador y diferencial que existe; de igual forma es el combustible primordial de la pasión y semilla infaltable para cada cosa que emprendas en tu vida personal, profesional o de emprendimiento. Así que entiende que pasión es más que una palabra de seis letras o una campaña que sueña llamativa. Dimensiona su grandeza y comprende que la misma es entrega, dar la vida por lo que se hace, vibrar cada instante, es reír y llorar sin temor alguno por el qué dirán, es convicción, es aprender a oír o escuchar cuando el momento lo requiere, y a levantarte el doble de veces que te caes. El plus que encontraras de este ítem, será la fidelidad y la lealtad a vos mismo, a lo que haces y a los que te rodean ayudándote a crecer.


3.   Fe inquebrantable: En tus capacidades, en tu propósito de vida, en el legado que vas a dejar, que te permitirán estratégicamente ver más allá del pobre dinero. En esta área, si te decides a colocarle un poco de terquedad, no estará para nada errado, creo que hace falta en los momentos donde parece que el panorama es más oscuro y con incertidumbre.



Tan simple como lo que antes acabo de escribir es la vida, empieza a ejecutarlo de la manera que te digo o como se acomode mejor a vos, lo importante es que lo disfrutes, te brinde plenitud y dé los resultados anhelados.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia



viernes, 13 de abril de 2018

¡No Te Metas Con Tus Metas!






Tengo la plena seguridad que, alguna vez en la vida nos hemos preguntado ¿Por qué no consigo lo que quiero? Y la respuesta te lo aseguro que no estará en la boca de alguien más, en el poder de un mágico talismán, en algún rito ancestral sagrado, ni nada que se le parezca; sino en nosotros mismos, en entender la vida, comprender las situaciones, aprender de las vivencias, de las buenas y de las no tan buenas, en definir un norte y tomar acciones que me acerquen cada vez más al mismo. No con esto quiero desconocer que alguien nos pueda servir de guía, pero en realidad, el único conductor por el camino de la vida, somos cada uno de nosotros. Con base en lo anterior, quiero el día de hoy intentar transmitirte un mensaje que te inspire y ojalá organice las ideas para que consigas todo aquello que merece tu marca personal.


Podemos empezar por entender que las metas son diferentes a los objetivos, y que la obtención de muchas metas alineadas, nos hará por fin ser propietarios del objetivo de vida. Entonces, para llegar allí es bueno entender perfectamente que, todo empieza encontrando nuestra propia esencia, sabiendo de que estamos hechos, sabremos donde están nuestras mayores fortalezas y habilidades, lo que nos permitirá visualizar cuál es nuestro propósito de vida, que una vez definido, nos colocará en la mira, el objetivo de nuestro paso por este mundo. Como valor agregado al proceso logístico anterior de tu marca personal, habrás obtenido esa felicidad tan anhelada y la realización como seres humanos, porque sin lugar a dudas, vas a dejar un legado y una marca al partir. En esta etapa de tu vida, la matriz de 6 campos, de la técnica de potencialización del ser que he desarrollada y que llamé MarketCoach, será ese GPS, que necesitas para ir por el camino correcto.


Una vez culminado el proceso antes mencionado, será estratégico entender que no puedes parar allí, que debes continuar, que va a ser un proceso largo (que no bastan 21 días), y que requiere de una férrea disciplina. Así que, por favor, aleja lo más que puedas los siguientes factores que pueden ser distractores homicidas a tu realización personal:


-      El miedo: Debido a tantas tendencias, corrientes, falsos gurús y hasta la religión; hemos sido reprogramados para tener miedo a vernos en el espejo, a equivocarnos, al qué dirán, a fallar, y hasta a vivir, porque algún día vamos a morir. Ha sido tan extremo el bombardeo de cosas que terminamos viviendo nuestra vida, como diría magistralmente en su libro “Psicoterapia y Humanismo”, Viktor Frankl; teniendo miedo de sentir miedo. Para desactivar este manipulador y cancerígeno enemigo, te invito a enfrentarlo y verás cómo va a salir corriendo, a darte la posibilidad de equivocarte y aprender de tus errores, a dejar de escuchar el ruido del mundo y empezar a escuchar a tu voz interior, a dejar de emular la vida de los demás y empezar a vivir tu propia vida y a convertirte en el fan número uno de tu súper héroe que, en el algún momento de tu vida, vas a encontrar frente a tu espejo.


-      Administra el tiempo: Deja de parecerte un malabarista chino que corre detrás de 20 platos para que no se caiga ninguno y enfoca en lo realmente importante y estratégico de tu plan de marketing personal. Recuerda que a veces estamos tan ocupados que no tenemos tiempo para hacer lo que realmente necesitamos y disfrutamos. Entonces define prioridades, asigna tiempos y concéntrate en la actividad que estás haciendo, entiende de una buena vez por todas que, no vas a poder silbar y cantar al mismo tiempo. Deja de correr contra el reloj que el siempre tendrá la misma velocidad; entiende que como consecuencia de tu desorden, no es que el corra más rápido, sino lo que pasa es que vos vas más lento y por eso no te alcanza para casi nada.


-            Gerencia tus recursos: Deja de pensar en lo que te falta y céntrate en lo que tienes, en lo que eres realmente bueno y en lo que te hace diferente. Revisa aquellas cosas que han cambiado el mundo y te darás cuenta que nunca contaron con grandes presupuestos, lo que sí tuvieron fue una fe a prueba de todo y una disciplina inquebrantable. Ten presente que la falta de tiempo y dinero son las dos excusas predilectas para aplazar la consecución de tus sueños.


-           Deja de oír y empieza a escuchar: Ya que el oír es la percepción de sonidos, pero el escuchar es el procesamiento del mensaje y la generación de un buen feedback, escucha para entender y no para responder. Cuando aprendemos a hacerlo, podremos empezar a construir la sabiduría, ya que la vida nos regala todos los días un nuevo mensaje en los lugares menos pensados y de las formas menos ortodoxas.


-        Ve, mira y luego observa: La primera la podría definir como una reacción a un estímulo de luz, sin mayor percepción, ni ganancia; la segunda tiene un acercamiento y cierta dirección, pero al enfocarnos, llegamos a observar, que nos permitirá encontrar hasta el más mínimo detalle y que aplicado a la vida, te hará reconocer esas pequeñas cosas, que en realidad terminan siendo las más grandes cosas.


-        Formatea tu cerebro: Haz una analogía entre tu cerebro y tu computadora y analiza que tu equipo electrónico cuando se llena de virus, se arregla formateando el disco duro y reinstalando el software, nunca pasando un pañito húmedo por encima de la pantalla; entonces debes hacer lo mismo con tu mente, y debe ser algo radical, interno y tuyo, jamás generado por una psíquica que entra en tu mente y quita las creencias limitantes, la carta astral o el horóscopo, las constelaciones, por “decretar” cosas o por las famosas palabras poderosas.


Finalmente recuerda que todos aquellos que cambiaron el mundo y dejaron un legado tuvieron un camino difícil, nadie les regalo nada, cayeron y se levantaron innumerables veces, fueron hasta tercos ante la adversidad y se repusieron a las burlas, los incrédulos y las frustraciones, sencillamente se llenaron de resiliencia y siguieron para adelante, entonces piensa que nada en la vida ocurre porque si y capaz que hoy fui inspirado para transmitir el mensaje que vos necesitabas y que no te dejará abandonar lo que sueñas ¿Quién dice que no seas esa nueva persona que vino para cambiar una vez más este mundo?


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia