viernes, 13 de abril de 2018

¡No Te Metas Con Tus Metas!






Tengo la plena seguridad que, alguna vez en la vida nos hemos preguntado ¿Por qué no consigo lo que quiero? Y la respuesta te lo aseguro que no estará en la boca de alguien más, en el poder de un mágico talismán, en algún rito ancestral sagrado, ni nada que se le parezca; sino en nosotros mismos, en entender la vida, comprender las situaciones, aprender de las vivencias, de las buenas y de las no tan buenas, en definir un norte y tomar acciones que me acerquen cada vez más al mismo. No con esto quiero desconocer que alguien nos pueda servir de guía, pero en realidad, el único conductor por el camino de la vida, somos cada uno de nosotros. Con base en lo anterior, quiero el día de hoy intentar transmitirte un mensaje que te inspire y ojalá organice las ideas para que consigas todo aquello que merece tu marca personal.


Podemos empezar por entender que las metas son diferentes a los objetivos, y que la obtención de muchas metas alineadas, nos hará por fin ser propietarios del objetivo de vida. Entonces, para llegar allí es bueno entender perfectamente que, todo empieza encontrando nuestra propia esencia, sabiendo de que estamos hechos, sabremos donde están nuestras mayores fortalezas y habilidades, lo que nos permitirá visualizar cuál es nuestro propósito de vida, que una vez definido, nos colocará en la mira, el objetivo de nuestro paso por este mundo. Como valor agregado al proceso logístico anterior de tu marca personal, habrás obtenido esa felicidad tan anhelada y la realización como seres humanos, porque sin lugar a dudas, vas a dejar un legado y una marca al partir. En esta etapa de tu vida, la matriz de 6 campos, de la técnica de potencialización del ser que he desarrollada y que llamé MarketCoach, será ese GPS, que necesitas para ir por el camino correcto.


Una vez culminado el proceso antes mencionado, será estratégico entender que no puedes parar allí, que debes continuar, que va a ser un proceso largo (que no bastan 21 días), y que requiere de una férrea disciplina. Así que, por favor, aleja lo más que puedas los siguientes factores que pueden ser distractores homicidas a tu realización personal:


-      El miedo: Debido a tantas tendencias, corrientes, falsos gurús y hasta la religión; hemos sido reprogramados para tener miedo a vernos en el espejo, a equivocarnos, al qué dirán, a fallar, y hasta a vivir, porque algún día vamos a morir. Ha sido tan extremo el bombardeo de cosas que terminamos viviendo nuestra vida, como diría magistralmente en su libro “Psicoterapia y Humanismo”, Viktor Frankl; teniendo miedo de sentir miedo. Para desactivar este manipulador y cancerígeno enemigo, te invito a enfrentarlo y verás cómo va a salir corriendo, a darte la posibilidad de equivocarte y aprender de tus errores, a dejar de escuchar el ruido del mundo y empezar a escuchar a tu voz interior, a dejar de emular la vida de los demás y empezar a vivir tu propia vida y a convertirte en el fan número uno de tu súper héroe que, en el algún momento de tu vida, vas a encontrar frente a tu espejo.


-      Administra el tiempo: Deja de parecerte un malabarista chino que corre detrás de 20 platos para que no se caiga ninguno y enfoca en lo realmente importante y estratégico de tu plan de marketing personal. Recuerda que a veces estamos tan ocupados que no tenemos tiempo para hacer lo que realmente necesitamos y disfrutamos. Entonces define prioridades, asigna tiempos y concéntrate en la actividad que estás haciendo, entiende de una buena vez por todas que, no vas a poder silbar y cantar al mismo tiempo. Deja de correr contra el reloj que el siempre tendrá la misma velocidad; entiende que como consecuencia de tu desorden, no es que el corra más rápido, sino lo que pasa es que vos vas más lento y por eso no te alcanza para casi nada.


-            Gerencia tus recursos: Deja de pensar en lo que te falta y céntrate en lo que tienes, en lo que eres realmente bueno y en lo que te hace diferente. Revisa aquellas cosas que han cambiado el mundo y te darás cuenta que nunca contaron con grandes presupuestos, lo que sí tuvieron fue una fe a prueba de todo y una disciplina inquebrantable. Ten presente que la falta de tiempo y dinero son las dos excusas predilectas para aplazar la consecución de tus sueños.


-           Deja de oír y empieza a escuchar: Ya que el oír es la percepción de sonidos, pero el escuchar es el procesamiento del mensaje y la generación de un buen feedback, escucha para entender y no para responder. Cuando aprendemos a hacerlo, podremos empezar a construir la sabiduría, ya que la vida nos regala todos los días un nuevo mensaje en los lugares menos pensados y de las formas menos ortodoxas.


-        Ve, mira y luego observa: La primera la podría definir como una reacción a un estímulo de luz, sin mayor percepción, ni ganancia; la segunda tiene un acercamiento y cierta dirección, pero al enfocarnos, llegamos a observar, que nos permitirá encontrar hasta el más mínimo detalle y que aplicado a la vida, te hará reconocer esas pequeñas cosas, que en realidad terminan siendo las más grandes cosas.


-        Formatea tu cerebro: Haz una analogía entre tu cerebro y tu computadora y analiza que tu equipo electrónico cuando se llena de virus, se arregla formateando el disco duro y reinstalando el software, nunca pasando un pañito húmedo por encima de la pantalla; entonces debes hacer lo mismo con tu mente, y debe ser algo radical, interno y tuyo, jamás generado por una psíquica que entra en tu mente y quita las creencias limitantes, la carta astral o el horóscopo, las constelaciones, por “decretar” cosas o por las famosas palabras poderosas.


Finalmente recuerda que todos aquellos que cambiaron el mundo y dejaron un legado tuvieron un camino difícil, nadie les regalo nada, cayeron y se levantaron innumerables veces, fueron hasta tercos ante la adversidad y se repusieron a las burlas, los incrédulos y las frustraciones, sencillamente se llenaron de resiliencia y siguieron para adelante, entonces piensa que nada en la vida ocurre porque si y capaz que hoy fui inspirado para transmitir el mensaje que vos necesitabas y que no te dejará abandonar lo que sueñas ¿Quién dice que no seas esa nueva persona que vino para cambiar una vez más este mundo?


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario