jueves, 24 de mayo de 2018

¿Cómo Divisas El Mundo en 10 Años?





En estos deseos incontenibles que tenemos los seres humanos de saberlo todo, tanto en el presente y hasta en el futuro, buscamos cuanta cosa rara y utópica que nos pueda generar respuestas, perdiéndonos la oportunidad de vivir en el día a día, para poder construir el futuro que anhelamos. Por eso partiendo de mi premisa de enseñar con el ejemplo, hoy quiero dejarte 4 tópicos que, según mis investigaciones, experticia profesional y visión empresarial, podrían llegar a dominar el mundo en la próxima década, para que empieces a escribir tu propia historia desde este preciso instante y no te quedes simplemente esperando algo con las constelaciones:


  1. Innovación: pilar fundamental de la competitividad y el progreso. El gran reto de las organizaciones y los gobiernos estará en democratizarla y entender que va más allá de la tecnología, que debe partir desde la educación para no permitir perder el tiempo y los recursos, manteniéndonos en la producción en línea de diplomas andantes y no profesionales apasionados, comprometidos y con sentido social. Debemos interiorizar que, sin cultura de innovación creada, interiorizada, empoderada y desarrollada en el trabajo en equipo, vamos a seguir teniendo los resultados que hasta ahora hemos visto. El valor agregado de esta correcta ejecución nos permitirá ir más allá del prototípado o de las patentes que nadie conoce y por ende nadie usa.

  1. Equidad de género: que debe entenderse desde el respeto, la unidad y valoración de los seres humanos, sin importar condición sexual. Acá se debe partir desde el entender que somos complemento y no competencia, que las diferencias son las que nos deben unir y que debemos alejarnos absolutamente de cualquier postura que no esté en el centro de la balanza. No podemos permitirnos seguir siendo manipulados por políticos populistas, organizaciones con poca ética o escasa visión de la vida. Los hombres estaremos en la obligación de seguir cuidando de las mujeres, aun sabiendo que ellas son capaces de cuidarse y sobrevivir totalmente solas, de igual forma a reconocer sus capacidades, valorar su trabajo en reconocimiento y económicamente. En las mujeres estará entender que es la hora del empoderamiento no del histeriqueo, que todas las posturas extremas no suman y lo más importante, el interiorizar que el cometer las equivocaciones o los excesos de los hombres, simplemente agrandan el problema y las alejan de esa esencia que Dios o la vida les regalo.

  1. Emprendimiento: la fortuna para el mundo de la llegada de los Millennials, ha hecho que más que nunca, el emprendimiento sea actor principal de nuestra habitualidad. Lo anterior se ha generado por su manera tan diferente de ver la vida a generaciones anteriores, por no querer pasar toda una vida, esperando para que en la vejez se le asigne una paupérrima pensión, sino por ser ellos los generadores de proyectos que promuevan la generación de empleo y la equidad social. Acá van a tener que tener una visión enorme las grandes organizaciones, porque en 10 años su reto no va a ser solamente vender, sino que la gran apuesta será el poder hacer la atracción del talento que pueda generar de la manera óptima, esos bienes o servicios que ofertan a sus clientes, mismos que cada vez serán más exigentes y con valores.

  1. Marca personal: Millennials y Centennials, cada vez van a creer menos en las grandes organizaciones, cada vez menos van a desear dar toda una vida para ser llamados CEO del negocio de un tercero, así que la marca personal va tomar la verdadera dimensión de su aparición en el mundo. Desde el punto de vista de marca personal, las personas seguirán en la búsqueda de la recuperación de los valores, es así que, van a velar por generar trabajo o actividades que más que fama o solo dinero, les permitan ser eternos como dirían los griegos y eso se obtiene dejando un legado, estas marcas deben ser cada vez más coherentes y apasionadas en lo que desarrollan,  deben centrar su vida en el liderazgo, olvidando los egos, afanes de protagonismo y dejando atrás las inservibles debilidades, esto les permitirá inspirar a muchas otras personas y empezar a centrase en lo que se tiene y no solo en lo que les hace falta. Desde la parte de la marca personal corporativa, el ser employer branding, ya no será un valor agregado, sino un tema implícito y obligatorio en las organizaciones, sus logos planos y brief pasaran al libro del archivo muerto, al igual que los copys que simplemente suenan lindo pero que no se respiran y menos se transpiran, dentro de la organización, resumiendo y como lo dije en otro blog, se volverán como clubes deportivos profesionales, que van a tener que pagar, consentir y darle la visibilidad absoluta a esas estrellas que tienen jugando para su equipo.

Aunque tengo claro que no soy y menos quiero ser un Nostradamus, el indio amazónico, Walter Mercado o cualquiera que se le parezca, simplemente soy un apasionado de mi trabajo y un enamorado por potenciar las capacidades de las personas, ayudándoles a encontrar su mejor versión, entonces puedo estar en lo correcto o tener alguna falla. Esperemos 10 años a ver qué pasa, de todos modos, no esperes ese tiempo para despertarte, te aseguro que si me haces caso, en 10 años le llevaras una ventaja enorme a tu competencia, eso mismo me pasó a mí, una década atrás, cuando empecé este camino y que hoy me hace referente mundial, gracias a personas como vos que me leen y me dan la oportunidad de tocar sus vidas.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario