viernes, 11 de mayo de 2018

El Poder Del Amor De Una Marca Personal






Hablar de amor puede hacerse desde lo más frívolo y efímero, o desde lo más sublime y sanador; eso está en tus manos, y para empezar este maravilloso tema quiero decirte que, al hablar de amor desde la visión de tu marca personal, deberías verlo desde dos perspectivas diferentes; la primera, desde el poder de dar y recibir amor; y la segunda, desde el entendimiento del poder que tiene el amor.


Yendo a la primera opción, la del poder de dar y recibir amor, debemos empezar por entender que debe ser obligatoriamente bidireccional, porque de ser en un solo sentido, puede ser egocéntrico si nuestro anhelo es solo el de recibir; pero también puede peligroso, si lo único que deseo es brindarlo. Entonces, partiendo de este parámetro fundamental de la bidireccionalidad, te invito a recargarte a diario de amor y salir a entregarlo por el mundo, ya que el amor no existe tan solo en el mundo de las parejas, existe también en el mundo de los enamorados… de los enamorados de la vida, la familia, de lo que hacemos en nuestro trabajo, de lo que nos rodea y de nuestros sueños que algún día se harán realidad, al mezclar talento, pasión, constancia y disciplina. Con base en lo anterior, no dejes de brindar o recibir un caluroso abrazo, un beso, o una palabra de afecto, no importa si alguien que no tiene tu grandeza y carácter te llama “cursi”; porqué que lindo serlo, ya que eso nos demuestra que estamos vivos y no simplemente que vamos por la vida como muertos que respiran. Así que, sal a enamorar a la vida, regálale coquetería a cada instante, por qué no, abriendo la puerta a quien viene detrás de vos, cediendo el paso a una persona que lleva prisa, o a esa dama que deber pasar antes que el verdadero caballero que sos. Ayuda en el anonimato a quien lo necesita, brindando una palabra a quien lo requiere o asignando un espacio para escuchar atentamente a quien quiere desahogarse para liberar el alma de las presiones. Finalmente quiero dejarte un arma muy poderosa para vivir en un mundo tan peligroso como el que habitamos, para que te proteja de muchos males, y es - una sonrisa -, sal con ella a la calle y muchos de los riesgos que corres en el día a día se van a esfumar.


Es prioritario entender que, para poder hacer lo anterior, debes conocer primero el poder del amor, creer en él y tener sobredosis de amor propio, que debe ser tu primer y más fiel amor, porque al aprender a saber amarnos, estaremos listos para poder salir a amar a los demás. Yo sé que cuesta mucho hacer el proceso de curar heridas basadas en la medicina del amor, ya que uno erróneamente cree en muchas etapas de la vida, que la venganza es la solución, y eso es tan inteligente y efectivo como tratar de apagar un incendio con combustible. Sé que en algún momento de esta lectura me podrías decir que estoy pasado de idílico, o hasta utópico, no te culpo, capaz que yo también lo hice alguna vez en la vida, con alguien que me vino a transmitir este mismo mensaje, o cuando me lo encontré en las líneas de algún buen libro que llegó a mis manos, pero te invito a hacer lo mismo que yo hice, y fue darle una oportunidad, dejando de lado tantos prejuiciosos y afanes de revancha, cambiándolos por resiliencia, eso me ha permitido, tener una vida mucho mejor, más feliz, armoniosa y placentera; jamás perfecta, para eso falta mucho tiempo, porque aún hay muchas cosas por cambiar y sanar, pero al menos estamos en el camino.


¿Qué me decís? ¿Te animas a hacerlo? No tenés nada que perder, y quien te dice que estos consejos terminen cambiando tu existencia, como ha pasado con la mía. Así que saca tanto peso que tenés en la mochila que cargas en tu vida, y deja espacio para recordarle a quien amas lo que sentís por esa persona, una y mil veces, no te canses de decírselo y mejor aún de demostrárselo, nunca estará de sobra. Anímate a decirle a ese amor oculto lo que sentís, o a esa persona que te gusta, confiesa su atracción por ella; al final el no, ya lo tenemos asegurado, pero y si nos llegan a decir que si, mira la alegría que te causaría y lo que podrías agregar a tu vida, y a la de esa persona. Finalmente, haz esa llamada, que hace mucho querés hacer, para saludar, para pedir perdón, para lo que sea, sin importar lo que pase, el resultado será sin lugar a dudas un crecimiento como persona, así que espero que me cuentes cómo te fue, ya que recuerda que estamos a un blog de distancia siempre.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,



Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia




No hay comentarios:

Publicar un comentario