viernes, 27 de julio de 2018

Lo Que No Dicen Tus Palabras






Si los seres humanos pudiéramos entender que, abrir la boca y emitir sonidos no es comunicarnos, mejoraríamos enormemente el intercambio de ideas e información con los demás, haríamos énfasis para hacerlo de manera adecuada y en el momento oportuno, pero adicionalmente a esto, sumaríamos otros elementos fundamentales para transmitir lo que realmente deseamos comunicar. Para hacerlo más fácil de entender, te lo explicaré con el ejemplo de mi perrita llamada Mía, y que es una bella Bullterrier de 4 años, que por obvias razones no puede hablar, pero se comunica conmigo al menar la cola para demostrarme que está feliz, me mueve las manos con su trompita para que la consienta, me manifiesta su amor con sus besos inacabables o me demuestra la ternura cuando me mira fijamente.


Con base en lo anterior, recuerda que no solo te comunicas con lenguaje verbal, y que dicha comunicación no es unidireccional, por eso aprende el primero de los parámetros para saber hablar, y es el saber escuchar. Entonces necesitas entender que, para hacerlo de la manera adecuada, su lineamiento debería estar trazado en entender y no solo para responder, que hay una diferencia gigante entre el debate y la pelea, que pensar distinto no te hace ni más listo o más tonto, que tu interlocutor, simplemente porque vos u otra persona lo dice.


Después de interiorizar completamente el anterior mandamiento a tu día a día, el paso estratégico, maravilloso e infaltable a seguir, será el de la incorporación de la coherencia, con eso podrás entre muchas cosas, enseñar con el ejemplo, tener una equidad y tranquilidad en tu vida, sumar liderazgo a la percepción que tiene el entorno de vos, así mismo, anexar credibilidad y autenticidad a todo lo que hagas.


Bien manejados los dos ítems anteriores, podrás empezar a desarrollar las bases sólidas para tener una comunicación no verbal, es decir la que brindas con tus gestos, posturas, tics nerviosos, miradas, movimiento de las manos, entre muchos otros. ¿Cuántas veces no te pasó que llegas a un sitio y te dicen buenos días con una cara de amargura absoluta? Te hablan si mirarte a los ojos, o peor aún, las personas que hablan con los demás, pero no despegan su mirada de la pantalla de su teléfono móvil, ¿Bastantes cierto? Bueno, afortunadamente este lenguaje no verbal es en la mayoría de los casos es positivo, por eso nos seduce una mirada tierna o la extensión de una mano en referencia a poder contar con la ayuda de alguien, la postura del cuerpo indicando que estamos contando con la total atención, un abrazo de verdad, de esos que sentimos que nos recargan hasta el alma o un saludo fraterno que nos hace sentir demasiado confortables y seguros. No podríamos por nada del mundo dejar por fuera la sonrisa, esa que es pilar fundamental de la empatía de los seres humanos y que es la llave maestra para ingresar en la mayoría de los sitios que anhelamos acceder. Debes tener claro que dicha sonrisa no nace en los 12 músculos faciales que permiten su operatividad, sino que debe tener su origen en el alma, debe ser noble, pura, integra, honesta y en conexión con el brillo de tus ojos.


Dale buen uso a tus manos al hablar, ellas son aliadas estratégicas para enfatizar en el momento justo cuando querés darle más relevancia a los que comunicas en ese preciso instante, no importa si tenés un solo interlocutor al frente, o estas arriba de un escenario con ciento de miles de espectadores aprendiendo de vos.


Para ir cerrando, recuerda hablar de manera positiva, no por el cosmos, los chacras, las declaraciones de poder, ni nada que se le parezca, sino porque esto aporta también a la empatía. Las únicas personas que les gustan las personas negativas o corrosivas, son las que se asemejan a ellas y por suerte son muy pocos. Eso no quiere decir que no seas crítico, lo que te invito a hacer es que afrontes situaciones de la vida, de una manera respetuosa y diferente, a veces no es lo que se dice, sino como se dice. Entonces habla de ¿Y si lo intentamos de otra manera? En lugar decir, eso no sirve; ¡podría ser más lindo! En lugar de usar una expresión que suene peyorativa, por solo mencionar dos ejemplos. Recuerda que para ser crítico, debes ser proveedor de soluciones, sino no sirve para nada, y terminarías en el grupo que mencioné en el inicio de este párrafo y que adicional a lo antes expresado, se caracterizan por tener un problema a cada solución.


Finalmente, habla con el corazón y partiendo desde el amor, tomándote ese espacio o ese aire en momentos de furia o descontrol. Recuerda que ser perfectos, no depende de nosotros, lo que si depende, es poder ir día a día encontrando nuestra mejor versión, en el bien propio y el de las personas que nos rodean. De hacerlo así, terminaras siendo un referente, una persona que inspira y una marca personal que habla con sus palabras, sus actos y dejando ese legado soñado.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia



viernes, 13 de julio de 2018

Employee Advocacy: Los Rockstar De La Organización





Si te hablo de Employee Advocacy, capaz que te va a sonar medio enredado y siempre he sido muy amigo de ser claro y fácil de entender. Por tal motivo, quiero contarte eso mismo, pero en palabras más simples, y te lo resumiría como la posibilidad que tiene tu organización de convertir a tus funcionarios en estrellas y contarle a todo el mundo del maravilloso momento que están viviendo, con el fin de generar branding, contenidos, coherencia con las políticas corporativas, pero lo más importante, para atraer talento y empoderar al que ya tienes dentro de tu organización, gracias a las redes sociales. Esto te permitirá ser innovador realmente, estar en conexión con las nuevas generaciones y lo más importante, alejarte del pasado y ser diferente a la competencia, humanizando tu marca.


Es bueno entender que cuando un miembro de tu organización genera contenido, tiene una interacción mayor del 800% y un 600% más del alcance con respecto a contenido que pudiesen generar terceros, como la agencia de medios que pudieras contratar. Entender esta situación en realidad es algo muy fácil de hacer, y radica principalmente en dos aspectos. El primero, es que no existe mejor general que el que está en el campo de batalla y sabe cómo se mueve su tropa y los adversarios. Segundo, debido al deseo de reconocimiento que tenemos todos los seres humanos, es lógico que vamos publicarlo y republicarlo en nuestros medios sociales, obteniendo la interacción de nuestros familiares y amigos que, hará que se llegué a más personas, mismas que de no saber que este tema lo desarrolló dicha persona, no se tomarían ni un minuto para conocer de qué se trataba. Como valor agregado a este ejercicio, tendremos recordación y valoración de marca.


Según Nielsen, la gigante en medición y estudio de mercados a nivel mundial, el 90% de las personas confía más en recomendaciones de gente que ellos conocen. De hecho, los leads que se generan a través de las redes sociales tienen una conversión mayor de siete veces versus otros leads generados.


Esta comunicación de primer nivel, también debe aportar para el interior de la organización, la cual debe evolucionar de simples comunicados planos en carteleras o mailing que nadie lee, a una estrategia de involucramiento y empoderamiento real. Quiero decirte que eso del empleado del mes ¡Ya no funciona! Bueno, no al menos como se ha hecho hasta este momento, donde no pasa del título y la foto del acreedor a esta mención, en una de las paredes frías de la compañía.  Cómo crees que le aportaría hacer lo mismo a tu organización, si a lo antes mencionado, le sumas una estrategia de marketing interno con vídeos de reconocimiento de compañeros de trabajo, de su propia familia, de amigos, en fin, de muchos más actores de esa película del día a día de ese funcionario. Te lo aseguro que el producto final, tendrá más impacto y una mayor recordación, y en pocas palabras, esta persona y su entorno se convertirán en embajadores de tu marca.


Para poder desarrollar una estrategia de Employee Advocacy, te sugiero seguir estos pasos básicos, dejándote en claro que deben ser el complemento a toda una política de construcción de marca personal corporativa:


Primero, crea un ambiente confianza y libertad: recuerda que las certificaciones hoy sirven para poco o nada, un sello “Better Place To Work”, no será diferencial, si tus miembros dicen en redes o en la comunicación verbal, que trabajar allí es un desastre, si las personas del entorno perciben tu estrés o sienten que ir a trabajar para ti, no es la mayor fuente de inspiración, sino un castigo atroz. Con base en lo anterior, no prohíbas el uso de las redes sociales en tu organización, ya que por ahí y de manera atrevida, podrías hacerlo en su PC de escritorio, pero no en su Smartphone personal. Mejor incentiva su uso correcto, en los espacios correctos y en los tiempos indicados, eso sí, aportando en la mayoría de los casos a la construcción del objetivo de la organización.


Segundo, establece objetivos claros: mismos que deben estar alineados a los planes de marketing personal corporativos, desarrollados en etapas previas. Adicionalmente deben tenerse muy presente cuáles serán los objetivos a conseguir y como se hará la medición de la mano de KPI’s concretos.


Tercero, define las reglas del juego: por más que esto debe ser un concepto de confianza y libertad como lo hablaba en el primer paso, es bueno definir el idioma de comunicación, para tener claro el manejo de crisis, la respuesta a acciones que se puedan suscitar o cualquier variable que el camino nos presente. Muy importante que acá debes orientarles y acompañarles, no imponerles, ya que así no funciona, porque debe escribir el corazón y no la presión del “jefe”.


Cuarto, invierte en herramientas que te ayuden a la gestión: Hootsuite, que es la herramienta que nosotros manejamos es una muy buena opción, pero también te podrían servir otras cómo, por ejemplo: Social Chorus, Smarp, Net&Market y Socialreacher que tiene su versión en español.


Quinto, Crea programas de incentivos: que no siempre deben estar ligadas al dinero, y que mejor aún podrían estar dirigidas a bancos de horas para poder hacer actividades que apasionan, deportes, construcción de relaciones sociales, entre muchas otras posibilidades.


Desarrollar copy que suenen lindo cómo, por ejemplo, que hablan mirándote a los ojos, somos su amigo, creemos en ti, usted y nosotros del mismo lado, la nueva raza o decir que le están poniendo el alma, es muy fácil, lo realmente interesante y el reto a conseguir será, hacer que tus funcionarios vibren y se identifiquen con ellos, permitiendo que extiendan esta emocionalidad y profesionalismo a tus clientes en el diario vivir.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar. 


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia

viernes, 6 de julio de 2018

Argentina: Un Mal Ejemplo Empresarial






Ya que estamos en el año del mundial y esto genera que potenciemos nuestra pasión futbolera al 1000 por ciento, creo que es el momento perfecto para hacer una analogía y explicarte con base en este amado deporte, lo que sucede cuando no se hacen las cosas bien dentro de las organizaciones, cómo fue el caso del seleccionado argentino de fútbol, que se convirtió en una de las grandes decepciones del mundial de Rusia 2018.


Por tal motivo quiero empezar a hacer un comparativo de roles, obligaciones morales y profesionales, de las organizaciones, versus el papel de cada uno de los actores; que juegan una misión relevante en la conducción, gerenciamiento, selección, imagen y demás ítem que atañen a la selección albiceleste.


Para adentrarnos bien en materia, quiero que empecemos con lo que en este caso sería la junta directiva de una organización, que para poder realizar el comparativo, vendría siendo la dirigencia de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino), que nos enseña de gran manera que, cuando tu cúpula no tiene claros los valores morales y éticos, va a ser muy complejo que el resto de la organización lo haga. Acá no hay misión, visión, políticas corporativas que valgan, porque la percepción del día a día y el aire que se respirará dentro de ella, la gente lo percibirá como contaminado, poco inspirador y sin sentido de pertenencia. Lo anterior va a generar que se den una gran variedad de volantazos sobre la marcha, que reducirán la estabilidad en la movilidad de la compañía, no dará un norte claro en los proyectos, y el resquebrajamiento de la entidad, cada vez será más notorio y evidente.


Producto de lo anterior y para seguir la línea del caudillismo y no la del liderazgo, entonces se conseguirá un gerente general, que para el caso de la selección sería el técnico, que debe tener la habilidad de ser una buena marioneta y, por ende, saber hacer caso sin preguntar más de la cuenta. Entonces no debería pensar mucho y menos aún ser innovador; trabajar bajo presión sería otra de sus cualidades. Así mismo, será un gran receptor de agresiones o humillaciones, las cuales no procesará con resiliencia, sino que, por el contrario, terminan siendo un caldo de cultivo, cuyo fruto será el transferir dicho maltrato a su equipo de trabajo, a la competencia, o lo que se le atraviese por delante, dentro y fuera de la organización. A este tipo de personas les quedará casi imposible generar respeto, reconocimiento y legado, porque jamás podrán enseñar con el ejemplo.


Una de las cosas más graves que sucedió en la selección y que se repite constantemente en las organizaciones, es el desaprovechamiento del talento, entonces traen personas a cubrir posiciones que, en muchos de los casos, no son en las que mejor se podrían desempeñar o donde brillarían de la mejor manera, ya sea por la incompetencia profesional del gerente, o por esa fascinación a hacer que nadie pueda brillar más que quien está a cargo de la dirección. Es genial ver cómo según ellos, nunca se equivocan, es culpa del mercado, de los rivales, del clima, las condiciones sobrenaturales, el equipo a su mando o lo que tengan más a la mano. Como valor agregado a esta conducción, son semilla perfecta para la gestación de enormes síndromes de Burnout, evidente absolutamente en los gestos de Lio Messi, dentro y fuera de la cancha.


Al no tener la idoneidad necesaria, la dirigencia recurrirá a conductas y acciones poco ortodoxas, y es así, como terminan creyendo más en brujos, hilos rojos, motivadores, acciones sin sentido, que en proyectos innovadores que generen resultados palpables, crecimiento, empoderamiento y el reconocimiento general.


En temas de contratación se abre otro talón de Aquiles, ya que no se contratará por idoneidad, ética y capacidad profesional, sino por intereses propios, favores en deuda, por ser el hijo, amigo, contacto, aventura de… y no por lo que en realidad debería realizarse. Prueba de lo anterior lo podemos corroborar con la selección, al haber contratado la misma compañía aérea y el mismo avión, para llevar al equipo de Buenos Aires a Belo Horizonte, en Brasil, y que un mes después, serían los causantes de la tragedia de los jugadores de Chapecoense en Medellín. La excusa brindada en su momento, fue la de la ingenua reducción de costos, y que hubiera podido generar que la perdida no hubiese sido solo dentro de la cancha, sino fuera de ella también. Es evidente que no podemos recibir acero puro, si tan solo pagamos por chatarra.


No cabe duda que mi amada selección era una crónica de una muerte anunciada, como bien lo expresé previo al mundial en muchos medios de comunicación, y que hoy pueden comprobar que mis palabras tenían fundamento. Por eso te invito a analizar cómo se está direccionando tu emprendimiento, compañía o gran organización, ya que no basta con tener el mejor talento, sino que hay que saberlo liderar, organizar, inspirar y llevar a los más alto, que jamás nadie más, los pueda llevar, así no solo dejaras huella en sus vidas, sino en las de sus familias, el país y el mundo en general.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,



Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia