viernes, 24 de agosto de 2018

Felicidad Laboral ¿Cómo Llevarlos Al Clímax?






El concepto de felicidad cada vez más, se labra un camino con identidad propia, debido a la necesidad del mundo en general por vivir una vida de manera diferente. Se han hecho muchos estudios desde diversos enfoques, de los cuales, el más destacado podría ser el realizado por la Universidad de Harvard, con una inversión de más de U$20 millones de dólares, por un espacio de 75 años, y cuyos resultados fueron publicados en el 2012, por parte del psiquiatra George Vaillant, quien había dirigido dicha investigación entre 1972 hasta 2004.


Resumiendo enormemente, los resultados del estudio antes mencionado puedo decirte que, está bastante alejado de lo que a veces nos quieren hacer creer en algunos ámbitos sociales, al ligarlo al poder, riqueza, excesos, o vidas perfectas, las cuales aprovecho para decirte que no existen. Lo que si demostró el informe de Vaillant, es que la felicidad está ligada al amor, ya que recomienda que se coloque por encima de todo, para permitir su preservación y valoración. Con base en lo anterior, se podría decir que se desprende una nueva arista y está enfocada en la familia y la amistad, demostrando que son mucho más valiosas que el dinero, logrando un equilibrio y permitiendo ser más optimistas, resilientes y abiertos a aprender con todo lo que nos pasa. Lo anterior permitirá que nos alejemos de cualquier adicción que nos pueda afectar y que es absolutamente nociva para nuestro objetivo de vida.


Visualizando lo anterior, pero dentro de las organizaciones, es la oportunidad más enorme e innovadora de llevar a dicho ente a otro nivel, de la mano de sus miembros, con coherencia, branding, cultura corporativa, inspiración, lealtad, admiración interna y externa, que redundará en mejores resultados desde la parte económica, ventas, confianza del consumidor y fidelización de los clientes internos y externos. Es así como te voy a dar 5 puntos de atención, para que tu área de un vuelco a la realidad y comprendas, de una buena vez por todas que, no estamos en una era de cambios, sino en un cambio de era:


  1. Desarrolla una gerencia de la felicidad:

Pero real, no solo de palabras, liderada por una marca personal corporativa, llena de empatía, carisma, pasión por su trabajo, que inspire, que aleje a los motivadores a 500 kilómetros de distancia, que dejen de hacer acciones para convertirlas en proyectos, que dejen de hacer reclutamiento, para empezar a invitar a amigos que tienen un pensamiento afín, a ayudar a crecer la organización, tocar la vida de otras personas y a crear impacto social. En este sentido las compañías deben empezar a variar sus actividades de final de año o convenciones, hacer algo de mayor impacto, que de verdad deje marcas, y que cambie el concepto que, la felicidad es directamente proporcional a las cajas de alcohol que hayan comprado.


  1. Crea tu equipo de investigación:

Pero no para cosas banales, por el contrario, para saber que les gusta a tus funcionarios, que los apasiona, que soñaron ser cuando niños, que los transporta a otra galaxia, y lo más importante, toma acciones que se alineen entre el objetivo de la compañía y lo antes mencionado; los resultados, no los vas a poder creer. Es la mejor manera de lograr que tus empleados vean el trabajo como una gloriosa oportunidad y no un castigo divino.


  1. Olvídate de los horarios:

Estar más horas en la organización no es sinónimo de mayor competitividad o mayor compromiso, por el contrario, puede ser algo totalmente contraproducente, generador de accidentes laborales, como efecto del cada vez más habitual Burnout. Así mismo, bajos rendimientos por problemas en la familia, debido al alejamiento del ejecutivo de sus prioridades verdaderas, por mencionar tan solo un par. Mejor haz planes que permitan el descanso, la interacción para desarrollo de mejores ideas de producción, logística, comercialización, felicidad laboral, clubes familiares etc. Básate en indicadores y no en máquinas de registro, notaras el cambio y veras, como menos es mucho más.


  1. Ten la puerta siempre abierta:

Los ejecutivos de puerta cerrada son tan eficientes, como sus computadoras apagadas; entonces abre las puertas de tu oficina, liquida de una vez por todas al prefijo “doctor”; nocivo, enfermizo y con sentido de inferioridad, que no le aporta nada a tu vida y por ende a la organización. Hazte un genio de la administración del tiempo, en la transmisión de conocimiento, sentido de ayuda a los demás, inspira a tu equipo y ellos ayudaran a replicar lo bello que haces, y así, no tendrás que cargarte a caballito a toda la organización.


  1. Invita a la familia a ser tu aliada estratégica:

No existe aliado estratégico, más grande en el 95% de los casos que la familia. Por eso invítalos a ser parte de esta gerencia de la felicidad, que se inscriban en programas de integración, celebraciones, trabajo colaborativo externo, etc. Construye actividades que permitan el conocimiento de la actividad tan importante y valorada que desarrollan sus padres o parejas en la organización. Complementa un poco este consejo con el numeral 3 y permite alguna salida más temprana para que puedan ir a una cena, un cine, un cumpleaños o grado educativo. Porque no hacerles seguimiento a estas maravillosas celebraciones y armar impactantes e inspiradoras historias que, pueden ser contadas en tus redes sociales.


Finalmente quiero que entiendas que, si deseas los mejores clientes del mundo, deberás primero tener los mejores empleados de dicho planeta, valorar y pagar lo que realmente se merecen, darles el trato que ellos desean tener, de esta forma tendrás un marketing social empresarial autentico y arrasador, y como resultado final, les habrás llevado al clímax de la mano de la felicidad laboral.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario