En un mundo cada vez más exigente con las organizaciones, es el momento de hacer cambios reales y radicales para entrar a las grandes ligas y no simplemente seguir haciendo pequeñas acciones que, en realidad nunca traen retorno de inversión, no generan branding y lo más importante pensando a 10 años, no te atraerán talento realmente de nivel para hacer de tu organización, una entidad diferente y que tus clientes amen. Por eso el día de hoy, voy a darte cinco principios que deberías tener en cuenta a la hora de empezar un plan de distinción para tu organización y tu equipo de trabajo.
1.   Diversifica la psicología: no te quedes con el simple requisito de tener una psicóloga organizacional, y mejor agrega algunas personas más en esta línea de las áreas clínicas y por qué no, de social comunitaria. La primera para la disminución del estrés y el riesgo psicosocial, que ningún ente oficial habla, pero que está dejando una mancha enorme en nuestros países. De igual forma el manejo de patologías como la depresión, adicciones y similares, no solo para tu equipo de trabajo, sino también para los miembros de las familias de dichas personas. La segunda, es decir la social comunitaria, para que aporte y dejen huella desde la parte de marketing social empresarial, con el fin de crear estrategias de alto impacto social y que dejaran como resultado, reconocimiento, respeto, recordación y posicionamiento de tu marca empresarial. Recuerda que ya el mundo no le cree a una fundación de papel y menos a un mensaje pagado en un medio de comunicación.
2.  Cambia el reclutamiento por la atracción: esto lo podrás conseguir modificando en primer lugar el paradigma tonto, donde piensas que si maltratas y desperdicias el talento que hay dentro de tu organización, habrá una fuente mágica e inagotable para seguir suministrando las veces que sean necesarias. Segundo, deja de cautivar con anuncios que se leen muy bien, pero que al estar desarrollando la actividad para la que fue contratada dicha persona, se lleva la desilusión del engaño, al encontrarse con un panorama y una realidad totalmente opuesta a la que le fue ofertada; mejor dedica ese esfuerzo en seducir y enseñar con el ejemplo, lo que permitirá construir en equipo cambios fundamentales en la vida de esa personas y acto seguido en la organización.
3.   Cambia las coordenadas de tu radar de búsqueda de los diplomas, por las de la pasión: recuerda que los diplomas son papeles, pero la pasión es fuego sagrado, así que ya verás que les pasará a los primeros, cuando la pasión está cerca de ellos. Ten presente que en la universidad todos los presupuestos se cumplen, pero en la vida real no pasa lo mismo. Entonces, rompe esquemas y contrata a aquellas personas que quieran traer ideas, competitividad, crecimiento, por qué no, un poco de locura, innovación, que contagien a los demás con la pasión con la que desarrollan cada cosa que hacen, por pequeña o desapercibida que esta pueda ser; ahí tendrás un diferencial enorme y jamás lo habrías encontrado si solamente te hubieras dedicado a explorarlo dentro del promedio de notas de su estudio o su tesis laureada.
4.   Cambia el clima organizacional por un plan estratégico de marca personal corporativa: como todo en la vida, tiene su momento, da un beneficio, pero después de cierto tiempo, requiere una actualización y en alguna ocasiones hasta un cambio, y este es el caso de las organizaciones que hablan de clima laboral y lo siguen fundamento en las acciones y no en los proyectos, en la idea de crear mejores momentos, simplemente por brindar una catarata de alcohol en la fiesta de fin de año o en la convención de ventas, por dar un ejemplo de tantas situaciones erradas que se siguen presentando en las compañías. Por eso la invitación estará en desarrollar todo un plan de marca personal corporativa, desarrollar sus siete etapas y mantenerlas, año tras año, darles toda la importancia, amor, cuidado, protección, bienestar a sus colaboradores, convertirles en rock star y contar esto al interior de la organización y al mundo, ya sea por las redes sociales o por la publicidad convencional.
5.   Cambia tus gerentes por líderes: una de mis primeras enseñanzas para ver las organizaciones de una manera innovadora, me la brindo el presidente de Coca Cola para Colombia, hace muchos años atrás, cuando al saludarle, le agregue al mismo la palabra “doctor”; su respuesta inmediata, fuerte, elocuente y jamás podré olvidar, me respondió “mira, el médico que nos atiende está en el primer piso en salud ocupacional, el si es doctor… mi nombre es Carlos ¿En qué te puedo servir?”. Más claro e inspirador imposible y de allí empecé el pulir lo que sueño y creo que conviene a las organizaciones modernas y competitivas; así que, deja de vivir de la doctoritís, que es la hija de la tontitís, recuerda que las arrogancias del presente, son las frustraciones del pasado y serán el caos del futuro. Entonces tumba los muros que dividen a las personas en tu entidad, quita las puertas de esos gerentes o presidentes inalcanzables, y veras que, las cosas serán espectacularmente diferentes, tendrás una organización en armonía y coherencia, pero lo mejor de todo y sin darte cuenta, te habrás convertido en un employer branding o marca empleador, donde todos quieran llevar su talento para potenciarlo y dejar lo mejor de sí.
Si en algún momento deseas crear o aplicar estos principios a tu organización, pero se te generan dudas de cómo hacerlo, no dejes de contactarme y con gusto algún consejo que aporte valor podrá ser construido entre vos y yo.
Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.
De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,
Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *