jueves, 25 de abril de 2019

¡No Basta Con Tener Talento!






Muchas veces vemos a las grandes figuras rutilantes de la música, la actuación, el deporte, los negocios, entre otros, y pensamos que vinieron con un don especial, que han sido tocados con una varita mágica, y por eso todo les sale tan espectacularmente bien. Capaz que llegamos a imaginar que tienen vidas perfectas, que nada les afecta, que son una suerte de súper héroes con poderes especiales y definitivamente yo estoy convencido que las cosas no son así en lo más mínimo, que, ese tipo de personas no existen en el mundo real, solo en las películas y que, aunque hay que reconocer que muchos tienen unos dones especiales, lo que en realidad les hace diferentes a la media de los mortales, es la vocación, disciplina, integridad, enfoque, constancia y pasión por llegar donde alguna vez habrán soñado llegar.


Entonces ¿Qué debemos hacer para no desaprovechar nuestro talento? Pues muy fácil mi querido lector, empieza por descubrir qué es aquello que haces mejor que la mayoría de las personas, o qué es eso que la gente te dice que se destaca mucho de vos, investiga, indaga, haz pruebas, por qué no, consultar un terapeuta que te ayude a hacer dicha introspección, y una vez identificado coloca toda tu inteligencia para sacar el mayor provecho del mismo. Pero cuidado, no te vayas a equivocar porque este mayor rédito no solo debe ser económico, lo debe ser también emocional y profesional, ya que en algunas ocasiones la ganancia menos valiosa de dichos intercambios es el dinero.


Debes saber que para llegar a la cima el terreno que te espera no debería ser plano y menos en descenso para hacértela fácil, no tendría sentido y menos explicación lógica; capaz que habrá momentos de disminución de la exigencia, para que tomes un respiro, ya que la vida suele ser ecuánime en la mayoría de los casos; pero de no ser así, estas obligado como lo hice yo, a ser más fuerte y guerrero, con el fin de ser más competitivo, de tomar nuevas habilidades que potencien el don que Dios o la vida te han asignado, para que avances más rápido que antes y lo más importante en nuestros tiempos, para que sea cada día, más integral y eso te permita de la misma forma, ser a cada instante una mejor persona.


Algo fundamental que debes saber el día de hoy es que, debes enfocarte absolutamente en el objetivo planteado, ya que de no hacerlo, no habrá talento que valga o aguante, y serás una más, de las millones de personas que van por el mundo frustradas contándole a su entorno, lo que pudieron ser y que nunca se llegó a cristalizarse por negligencia, por desorden, por indisciplina, pero eso si ante todo, asignándole la culpa a Dios, a su familia, a la vida, al destino, la suerte, o lo primero que se les cruce por la mente. Lo anterior será consecuencia de la falta de carácter que tuvieron para triunfar y que tampoco les permitirá asumir la culpa y menos verse al espejo para recriminarse por haber desperdiciado tantas bendiciones juntas. Para que me entiendas más fácil como siempre lo digo, te lo explicaré con un ejemplo, entonces imagínate que alguien intenta conquistarte, seducirte y enamorarte, para estar con vos y vivir los mejores momentos de su vida, pero, al igual que lo hace con vos, lo hace con varias personas más, usando las mismas palabras, el mismo poco compromiso, y aparte de todo, con una asignación de tiempos compartidos no prioritarios y diferenciales… ¿Te animarías a esa relación para el resto de tu vida? Seguro que tú respuesta seria un tajante y contundente ¡No! Entonces porque la vida debería hacer lo contrario con vos. ¿Buena reflexión no te parece?


Acto seguido vendrá la aplicación de la estratégica e infaltable disciplina, que va de la mano de la buena administración de los tiempos, la definición de las prioridades y la diferenciación de lo urgente con lo prioritario. No es simplemente de pasar horas y horas haciendo lo mismo de manera plana, sino haciéndolo de manera innovadora y apasionada, entendiendo que antes que competir con los demás, deberíamos competir con nosotros mismos, para ser más asertivos, más resiliente, más fuertes y más convencidos del camino que estamos recorriendo. Si llegas a hacerlo de la manera correcta, tendrás como valor agregado no solo ser más competitivo, sino que adicionalmente habrás fortalecido tu carácter, tu fe en vos mismo y por ende el amor propio, la convicción y el poder de aceptar, entender, comprender, aprender y crecer de la mano de las adversidades, en pocas palabras, que si te cierran una puerta, vos estés dispuesto a tocar diez más, de esa forma te lo aseguro que se va a cansar primero tu antagonista de impedirte el acceso a donde mereces estar, que vos de seguirlo intentando.


Así que, para cerrar, a definir en realidad cuáles son tus fortalezas, a dejar de lado las debilidades y a empoderarte del destino que quieres construir, dejemos de buscar excusas y mejor busquemos soluciones, dejemos de escuchar lo que nos susurran al oído con el cancerígeno qué dirán, y mejor colócale atención a lo que grita tu voz interior. Finalmente, deja de admirar tanto a los demás y deja ese hermoso sentimiento para dárselo a quien realmente se lo merece, y que hoy te daré el secreto de donde lo vas a encontrar, que no será en otro lugar diferente a tu espejo, ¡Créeme! Yo lo hice y me sirvió o por qué crees que hoy te escribo de esta forma y por qué uso la foto que destine para este blog. Anímate a arrancar y a ser parte de esta nueva liga de súper héroes que recién esta haciendo, y de la que merecemos ser voy y yo parte esencial.


Me interesa mucho tu opinión y que me brindes temas de tú interés; por lo que te invito a escribirnos, a darnos tu punto de vista y a proponernos tópicos para que sean desarrollados por el equipo creativo y de investigación de nuestra organización, al correo mercadeo@sowhat.com.ar.


De esta manera concluye nuestra editorial, la cual no podría cerrarse sin reiterar mi agradecimiento por leerme y darme tus opiniones. Se despide tu amigo,


Héctor Jiménez Rodríguez
@MarcaHectorJR
Facebook: /HectorJimenez.net
Youtube: MarcaHectorJimenez
@sowhatcolombia

No hay comentarios:

Publicar un comentario